La portada de mañana
Acceder
El incremento de la transmisión asoma a España a una segunda ola
Las 'amistades peligrosas' de Juan Carlos I
Análisis - ¿Un buque de carga abandonado en Beirut? Más frecuente de lo que parece

Socavones, cortes de tráfico y riesgo para operarios por el atasco de toallitas en Guía de Isora

Imagen de archivo de un atasco de toallitas.

0

Arrojar toallitas y otros residuos por el inodoro y no a la papelera tiene consecuencias, como el atasco de aguas fecales ocurrido la semana pasada en una tubería en el sur de Tenerife, cuya reparación requirió cortar el tráfico en la carretera, hacer un gran socavón y que los operarios arriesgaran su integridad física. Según ha informado la empresa Entemanser, del grupo FCC, encargada del abastecimiento y depuración del agua en Guía de Isora, en este caso el atasco se produjo en la tubería de impulsión de la red de saneamiento que conecta las estaciones de bombeo de agua residual de Alcalá y Playa San Juan.

El origen del problema, según la compañía, pudo ser "un atasco masivo de toallitas y otros residuos sólidos que acaban en la red de saneamiento producto de acciones irresponsables". Se detectó porque el 1 de julio comenzaron a manar aguas fecales a lo largo de la carretera general hacia Alcalá.

La empresa desplazó a sus operarios y vehículos, entre ellos una pala excavadora, y fue necesario cortar el tráfico durante todo el día por uno de los carriles, mientras se procedía a realizar un socavón de varios metros de profundidad. La localización del atasco fue trabajoso y arriesgado, no solo por las altas temperaturas, sino también porque la tubería se encontraba debajo de varias conducciones eléctrica de media tensión que hubo que apartar. Finalmente el trozo de tubería en mal estado, de unos 80 centímetros, fue cortado y sustituido por uno nuevo el 2 de julio.

Tanto la empresa como el Ayuntamiento de Guía de Isora han hecho un llamamiento a los vecinos para que las toallitas y los residuos sólidos los tiren a la papelera y no por el inodoro. Solo con eso, "mejoraría el funcionamiento de las infraestructuras hidráulicas de la ciudad así como el de las instalaciones particulares de los vecinos, y se reducirían considerablemente las retenciones de las redes, malos olores y salideros de aguas fecales a la vía pública".

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2020 - 14:11 h

Descubre nuestras apps

stats