Montañeros canarios piden la reapertura del Refugio de Altavista en el Teide, cerrado por la pandemia

Refugio de Altavista en el Parque Nacional del Teide

La Federación Insular de Montañismo de Tenerife ha solicitado esta semana, en una carta abierta dirigida al Cabildo de Tenerife, la reapertura del Refugio de Altavista en el Parque Nacional del Teide. "Solicitamos que, en cuanto sea posible, se reabra de nuevo el refugio para que pueda ser utilizado por toda la sociedad tinerfeña y canaria en la ascensión al Pico Teide, así como para que se retome su función de punto de descanso, socorro y auxilio a todas aquellas personas que se aventuran en la alta montaña de nuestra isla", apuntan. 

La federación que representa a cerca de 7.000 federados de la isla recuerda que el colectivo montañero desarrolla una parte importante de sus actividades deportivas en el Parque Nacional, especialmente los deportistas de alto nivel. "Manifestamos la enorme preocupación de los montañeros tinerfeños y canarios por el cierre temporal de Altavista y su futuro, ya que entendemos que compromete la seguridad de nuestros deportistas, así como la de los que nos visitan, confiando en poder hacer la cima de esta montaña emblemática".

Son innumerables las ocasiones, a lo largo de los más de cien años de vida del Refugio, en que ha servido de auxilio a personas en problemas, desde grandes alpinistas a turistas sin el equipamiento adecuado. No se trata de una instalación cualquiera, continúan en el escrito, "sino de una muy valiosa" por su longevidad y relevancia social. "Entendemos lógico y coherente la reapertura con el protocolo COVID-19 necesario. Tenemos ejemplos similares significativos en los refugios de parques nacionales como los de Ordesa, Sierra Nevada o Picos de Europa, que se encuentran en funcionamiento con sus protocolos".

Los montañeros apuntan la alta demanda por parte de la comunidad isleña, además de los federados de otras comunidades y países, que vienen expresamente de la península y el extranjero para hacer cumbre en el Pico más alto de España, "nos sigue resultando incomprensible su inhabilitación actual".

165 años de historia

Los refugios de montaña tienen una larga tradición en los parques nacionales españoles. Altavista, en el Pico Teide, a 3.270 metros de altitud, es el refugio a mayor altitud de España, en la montaña más alta del país.

Su historia comienza en 1856 con el famoso astrónomo escocés Charles Piazzi Smyth, que erige una pequeña construcción para facilitar sus observaciones. En 1892 se amplía y mejora por la iniciativa del británico -afincado en La Orotava- George Graham-Toler, con el objetivo de “fomentar el turismo en la isla” y al que se considera el verdadero fundador del Refugio de Altavista.

A lo largo de las décadas siguientes, por el refugio pasarían cientos de distinguidos viajeros, naturalistas y montañeros de toda Europa, atraídos por la leyenda del mítico volcán. Al final de su vida, Graham Toler cedió al Ayuntamiento de La Orotava la propiedad del refugio, a través de un patronato presidido por el alcalde, en 1927.

Unos años más tarde, en 1934, el Ayuntamiento lo cedería al Cabildo Insular de Tenerife para su explotación y, finalmente, en 1948, adquiere la Corporación Insular la propiedad de forma definitiva.

A lo largo de todo este tiempo el Refugio sufrirá sucesivas reformas para ofrecer unas mejores condiciones a las personas que pasan por él camino de la cumbre, así como un impacto ambiental menor. La última remodelación se acomete en el 2007 y es el refugio que se puede disfrutar en la actualidad, el que registra una alta ocupación (54 plazas) a lo largo de todo el año, tanto de tinerfeños como de turistas de todo el mundo. 

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2021 - 13:05 h

Descubre nuestras apps

stats