La Gomera a fondo: propuestas para descubrir todos los secretos de la isla

Arroyo del Bosque del Cedro, una de las postales más recurrentes de la isla de La Gomera. VIAJAR AHORA

Una de las ventajas de vivir entre gigantes es que uno aprende a dimensionarse y a saber quién es. Apenas a 30 kilómetros de las costas del Sur de Tenerife, la rada de San Sebastián de La Gomera sirve de principal puerta de entrada a una isla completamente diferente. Hay aeropuerto ( con conexiones directas con Tenerife ) pero llegar en barco tiene un algo especial. Dicen que la rada de la Villa (como llaman aquí a la capital gomera) fue durante siglos el mejor puerto del lado oriental del charco y que por eso Colón la uso de última escala en tres de sus cuatro viajes a tierras americanas. Otros dicen que fue por los amoríos de la señora de la isla, esa Beatriz de Bobadilla expulsada de la corte por la mismísima Isabel la Católica para alejarla de Fernando; la señora de La Gomera, viuda y refugiada en la Torre del Conde rodeada de vasallos díscolos amantes de su libertad y propensos al tumulto…

La isla de las montañas sagradas: Gran Canaria a través de la huella de los antiguos

La isla de las montañas sagradas: Gran Canaria a través de la huella de los antiguos

La Gomera es una isla especial. Y lo es por decisión propia. Apostó por seguir siendo fiel a si misma y eso cristalizó en un modelo de desarrollo económico que compatibiliza una modesta y cuidada oferta turística (centrada en la Naturaleza y la cultura popular) con la tierra, con el mar. Y eso da como resultado un lugar único y, sobre todo, auténtico. Un lugar que atesora parajes tan intensos como Garajonay, un lugar cubierto por bosques tupidos de frondas y musgos siempre verdes en el que el sol apenas llega al suelo; una pequeña ciudad llena de edificios coloniales... Un poco de todo en un espacio pequeño; concentrado casi. Te vamos a mostrar nuestros imprescindibles gomeros. Como puedes ver, la mayor parte de las propuestas vienen acompañadas por enlaces a guías exhaustivas que hemos ido publicando en los últimos años sobre este destino. En ellas encontrarás mapas, horarios, direcciones, teléfonos y buen material gráfico.

VISITAR LA VILLA

Apenas medio día a paso suave dan para pasar por todas las calles de San Sebastián de La Gomera dos o, incluso, tres veces. El casco histórico abarca el entorno de la Calle Real que, desde el mar, recorre longitudinalmente toda la ciudad. Aquí se concentran gran parte de los ‘grandes edificios’ de este bonito conjunto colonial. La Iglesia de la Asunción; la Casa Bencomo; la Casa de Colón… Desde aquí, llegar a cualquier punto de la ‘Villa’ supone apenas unos minutos a pie. Nosotros te recomendamos cinco visitas imprescindibles:

Torre del Conde (Dirección: Parque de la Torre sn; Horario: LV 10.00 – 18.00). Es uno de los edificios más antiguos de Canarias. Torre defensiva tardo medieval de mediados del siglo XV que sirvió más para evitar problemas con los isleños que para defender el puerto de ataques exteriores. Hoy alberga un curioso museo de cartografía. Es uno de los edificios históricos más importantes de Canarias.

Iglesia de la Asunción (Calle Real, 24; Tel: (+34) 922 870 303) Una verdadera joyita. Gótica manuelina (fue construida por maestros portugueses), sencilla y recogida. Bonita por fuera y aún más por dentro, dónde guarda algunas obras de arte de interés. Pero lo más interesante es ver cómo se inauguran los esquemas de la arquitectura religiosa canaria donde se suple con madera la falta de piedra creando techumbres únicas.

Museo Arqueológico de La Gomera (Dirección: C/ Torres Padilla, 8; Tel: (+34) 922 141 586; Horario: LV 9:00 - 14:00 y 15:00 - 17:00; E-mail: mag@lagomera.es) Pequeño pero riguroso y muy interesante. Ideal para empezar a conocer cómo vivían los hombres y mujeres que se encontraron los europeos a principios del siglo XV.

Otras visitas : Casa de Colón ((Dirección: C/ Real, 56; Horario: LV 9:30 - 13:30 y 15:30 - 17:30.), un caserón colonial que, según la tradición, alojó al almirante durante sus estancias en la isla y que hoy expone una pequeña colección de arqueología americana prehispánica; Ermita de San Sebastián (Dirección: C/ Real 62); Mirador de la Hila (Acceso Calle La Hila), con vistas sobre la bahía de San Sebastián, la playa, el puerto y la vecina Tenerife.

EL PARQUE NACIONAL DE GARAJONAY

El bosque de Laurisilva mejor conservado de Canarias ocupa la práctica totalidad de la meseta que ocupa todo el centro de la isla y es algo así como una gran esponja viviente; este ecosistema es el protagonista principal del Parque Nacional de Garajonay, Patrimonio Mundial de la UNESCO. En estas alturas (que van desde los 800 hasta los casi 1.500 metros) la humedad que llega desde el centro del océano queda atrapada dejando el agua gota a gota en las montañas. Y de ahí bebe el Monteverde, que es como los canarios llaman a su bosque de laureles, tilos, viñátigos, paloblancos y otras muchas especies vegetales que crean un verdadero techo verde que no deja que los rayos de sol lleguen al suelo. Un verdadero paraíso cruzado por senderos como el que conduce al Bosque del Cedro (acceso desde CV-14 –ver mapa-), uno de los lugares más bonitos de la isla, o los que rodean a la Laguna Grande, uno de los pocos espacios abiertos en la fronda ( Ver Información sobre el Parque Nacional de Garajonay ).

La carretera GM-2 atraviesa el parque de Este a Oeste y es una de las vías de comunicación más importantes de la isla. Si te quedas varios días pasarás por aquí cuatro o cinco veces. En torno a la carretera hay dos hitos fundamentales: El Mirador de Los Roques con una de las vistas paisajísticas más impresionantes y fotogénicas de Canarias (en una sola foto entran los tres grandes roquedos gomeros (Agando, La Zarcita y Ojila) y la posibilidad de subir al Alto del Garajonay (Acceso desde GM-2 –ver mapa-) y ver un curioso yacimiento arqueológico que, según los expertos, era una adoratorio de los antiguos pobladores de la isla. Y no es de extrañar que ese lugar haya sido sagrado ya que es un sitio mágico. La mejor hora para subir aquí es al atardecer. Si hace bueno veras como el sol tiñe de naranjas y rojos el Teide que se ve allá sobre la alfombra verde del Garajonay aunque esté más allá del trozo de mar que separa a las dos islas.

Otras visitas : Centro de Interpretación del Juego de Bolas (Acceso: Carretera La Palmita - Agulo GM-1; Tel: (+34) 922 800 993; Horario: LD 9.30 -16.30; E-mail: cvgarajonay@oapn.es). Queda un poco bastante a trasmano del Parque, pero es una buena manera de aprender los mecanismos naturales que gobiernan este ecosistema único. Hay maquetas muy chulas para que los niños comprendan el espacio y muy buenos recursos audiovisuales.

LOS VALLES DEL NORTE DE LA ISLA

Hermigua, Agulo y Vallehermoso conforman la comarca del norte de la isla. Las tres poblaciones están conectadas por la GM-1. Desde San Sebastián hasta Alojera median 60 kilómetros por buenas carreteras que conectan los principales atractivos turísticos de la zona (a excepción del Mirador de Abrantes). En el mapa te mostramos todo lo que, a nuestro juicio tienes que ver. La excursión puede ocupar toda una jornada si te la tomas con calma y te paras a mirar, que es mejor que simplemente ver. Para nosotros, los imprescindibles de esta zona son los siguientes:

Convento de San Pedro Apóstol (Dirección: C/ Convento, 9; Horario: L-S 9.00 – 14.00 y 16.00 – 20.00). Espectacular edificio religioso del siglo XVII. De los más importantes de la isla en su especie. Destaca su iglesia mudéjar, con uno de los mejores artesonados (techos de madera) de la isla. También destaca su entorno: una compleja red de terrazas de cultivo siempre verdes junto al cauce del barranco de Hermigua.

Casco de Agulo . Uno de los conjuntos de arquitectura tradicional más importantes de la isla. Las casas más antiguas datan del siglo XVII y se concentran en torno a la Plaza Leoncio Bento (junto a la Iglesia de san Marcos). Pero más allá del ‘centro’ hay muchísimas casas bonitas, muchas de ellas con sus propias terrazas de cultivo y huertos. PARA COMER recomendamos La Vieja Escuela (Poeta Trujillo, 2; Tel: (+34) 922 146 004) con una carta centrada en la gastronomía tradicional de la isla –regia la carne de cabra-.

Mirador de Abrante (Dirección: C/ Carretera del Mirador sn –Acceso desde Las Rosas-; Tel: (+34) 638 661 490; E-mail: mirador.abrante@fredolsen.es ). Colgado del risco justo sobre Agulo este mirador ofrece una vista impresionante sobre gran parte de la costa norte de la isla y la vecina Tenerife –la visión sobre Los Gigantes y el Teide es imponente-.

Entre Agulo y Vallehermoso se suceden los bosques de sabinas y los lugares mágicos, como el Roque Cano, donde la tradición asegura que habita el Hirguán, una especie de perro demoníaco que es recurrente en las leyendas y mitos de la isla. En vallehermoso hay un pequeño casco urbano interesante, con buenas casonas canarias y edificios notables como la Iglesia de San Juan Bautista, de exterior neogótico pero trazas de su primitiva fábrica del XVII. La ruta propuesta hace una parada en Los Chorros de Epina, una fuente sitiada entre árboles a la que se atribuyen poderes casi mágicos y un descenso entre palmeras y terrazas de cultivo hasta Alojera, a dos pasos del mar.

VALLE GRAN REY Y EL SUR DE LA ISLA

Es, sencillamente, otro mundo. Valle Gran Rey ocupa el sector suroccidental de la isla. Un tajo brutal que desciende desde las alturas de Garajonay hasta el mar en uno de los barrancos más impresionantes de Canarias. Un tajo lleno de palmeras en el que se suceden los pequeños pueblecitos hasta llegar a la playa. Aún arriba, uno puede asomarse al abismo desde el Mirador del Palmarejo balcón colgado del desfiladero del que se puede ver el barranco en toda su magnitud. Aquí oímos por primera vez el silbo gomero, ese lenguaje silbado reliquia de otros tiempos que sirve para comunicarse de montaña en montaña y que es Patrimonio de la Humanidad.

Ir a la playa : El barranco se encuentra con el mar en una gran explanada en la que los huertos e invernaderos alternan con los únicos complejos de hoteles de la isla. Hay varias playas interesantes. El Charco del Conde es ideal para ir nos niños, ya que es un piscinón enorme de aguas tranquilas y poco profundas en el que los enanos pueden ir sin miedo tras los cangrejos y los pececillos de marea. Las otras playas del lugar son la propia Playa de Valle Gran Rey y Playa del Inglés, de las mejores de la isla.

Hay que volver a desandar lo andado para seguir ruta. El Cercado es tierra de ceramistas famosas y en Temocodá hay una pequeña iglesia interesante y buenas vistas sobre la Fortaleza, una imponente mesa de piedra que fue sagrada para los gomeros y gomeras de antaño y que hoy es símbolo de lo más auténtico de la isla. Estas son las tierras de Chipude; tierras de viñedos, corazón de la Denominación de Origen Vinos de La Gomera . Estas tierras del sur son más duras que las del norte. La falta de vegetación deja al descubierto los muros de piedra de las antiguas terrazas de cultivo que casi lo ocupan todo y que nos hablan de un tiempo no muy lejano en el que se aprovechaba casi cualquier espacio disponible para cosechar. De esta parte de la isla destacamos los pequeños pueblos como Imada o Alajeró mientras bajamos por la lomada de Tecina hasta Playa Santiago, otro de los lugares donde uno puede relajarse en la playa.

CUATRO SECRETOS GOMEROS

1.- Los pucheros de Efigenia : La gastronomía gomera bebe de las mismas tradiciones que la del resto de las islas. Una gastronomía que supo hacer de la escasez virtud y de la sencillez su más potente seña de identidad. El aislamiento te pone a prueba desde el minuto uno y también te hace agudizar el ingenio. La tierra es fértil, el mar es fecundo y las gentes laboriosas: esto se traduce en unas materias primas excepcionales. Casa Efigenia -La Montaña- (Carretera de Las Hayas-Arure -Las Hayas-; Tel: (+34) 922 804 248) es uno de esos lugares dónde la gastronomía local alcanza niveles más que importantes. Los pucheros de Casa Efigenia son míticos ya no sólo en La Gomera. Tienen buena fama ganada en todo el Archipiélago situándose a la altura de otros mitos como Casa Tomás, en Tenerife o Mariquita Hierro en Fuerteventura. Carta centrada en el puchero, gofio escaldado y el famoso almogrote gomero, un delicioso paté de queso que es la bomba.

2.- La cerámica de María del Mar, en El Cercado .- Nieta e hija de alfareras famosas. Es una de las artesanas del pueblo de El Cercado, en Chipude y sus manos conservan esa sabiduría de siglos que se traduce en cacharros que repiten formas ancestrales que se han transmitido de generación en generación durante siglos. El Cercado es pueblo de loceras; aquí se encuentran las mejores de la isla y de las más afamadas de toda Canarias. Y los cacharros que hacen, oscuros, son idénticos a los que se hacían antes de la llegada de los españoles allá a principios del XV. Llevarse cerámica tradicional es mucho más que comprar un souvenir; es llevarte a casa un poco de la auténtica cultura de la isla; esa que le es propia a ella y a nadie más. En El Cercado se encuentra El Museo de Las Loceras (Carretera Chipude-El Cercado sn; Tel: (+34) 922 804 104; Horario: M-V 10.00 – 18.00 S y D 10.00 – 14.00; mail: lasloceras@aidergomera.com). María del Mar Santana: Dirección: Carretera Chipude – El Cercado, sn; Tel: (+34) 922 804 279).

3.- Los mejores dulces gomeros .- La repostería gomera también tiene muy buena fama entre todos los canarios. El uso de miel de palma es uno de los secretos que hacen a los dulces y galletas de la isla un tesoro muy apreciado en el resto del Archipiélago y suvenir habitual de los que visitan la isla. La Dulcería Isabel (Calle del Medio, 85 –San Sebastián de La Gomera-; Tel: (+34) 922 141 718) lleva ya más de 50 años haciendo dulces gomeros y es una de las instituciones de la isla. Otro lugar de referencia El Masapé (CV-16, sn –Alojera-; Tel:

(+34) 922 800 969), dónde además de dulces se ofrecen otras delicias de la gastronomía local.

4.- Navegar hasta Los Órganos .- Desde Valle Gran Rey y Playa Santiago salen los pequeños barcos que recorren la costa oeste de la isla para llegarse hasta ‘Los Órganos’, un imponente monumento geológico formado por miles de columnas de basalto que emergen del mar creando un paisaje surrealista. Estas columnas de forma exagonal se formaron al enfriarse muy rápido una gran masa de magma volcánico. La erosión las dejó al descubierto creando este verdadero espectáculo natural. En la travesía es habitual toparse con delfines y ballenas.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2018 - 00:55 h

Descubre nuestras apps