Opinión y blogs

eldiario.es

Tortas como goles

Dos padres se liaron a tortas el fin de semana en Telde por un quítame de aquí estas pajas. Al parecer discutían por el lance de un partido de juveniles entre el Telde y el Guía. Ambos son progenitores de jugadores de uno y otro equipo, y mientras sus hijos jugaban dentro del campo, ellos protagonizaron el incidente extradeportivo más penoso de la jornada. Lo único que les une a los dos contendientes es que tienen un hijo futbolista y que ambos se llaman Mauricio.

Quizá debieron creer que junto al campo de fútbol había un gimnasio de boxeo y por eso los púgiles iniciaron su singular pelea a la vista de todos: futbolistas y público en general. El público en general que suele acudir a estos partidos de juveniles está formado por los propios familiares de los jugadores, por lo que todo queda en casa.

No es este el primer episodio violento en torno a un campo de fútbol. Recientemente pudimos ver también las lamentables imágenes de una pelea colectiva entre jugadoras en mitad de un partido femenino jugado en Gran Canaria entre Las Coloradas y Las Majoreras, que representan a barrios igual que podrían representar a una comparsa o una murga, dicho con todos los respetos para que no se me enfade mi hija carnavalera.

Seguir leyendo »

Turismo con esencial factor humano

Toda experiencia alejada de nuestro cercano y seguro ámbito existencial y vivencial requiere, para alcanzar un nivel confortable de seguridad y comodidad, de nuestro encaje en el nuevo entorno y, sobre todo, de la calidez que comporta un reconocible y esencial factor humano con el que valorar las posibilidades de querer buscar la repetición de esas sensaciones iniciales. En esta sencilla premisa descansa el éxito de toda empresa turística encaminada a convertir el destino del que forma parte en un foco de atracción para quienes se aventuran a conocer nuestro ámbito territorial, atraídos desde la lejanía que han de vencer para lograr, aun más, la plena identificación con lo que se les ha sugerido previamente.

Por ello, a pesar de las mieles que en Canarias desbordan las estadísticas oficiales de los últimos tiempos sobre la arribada de visitantes foráneos, de turistas, hay que reforzar la necesaria conciencia empresarial y política sobre ese carácter distinguible que marca el primer contacto con los distintos profesionales del sector, así como su sostenimiento durante toda la estancia, como primer elemento conquistador que puede, casi con seguridad, garantizar una repetición de la visita. En demasiadas ocasiones nos esmeramos en tratar de buscar nuevos ángulos a una pretendida diversificación turística, más allá de la fórmula que nos ha hecho sobradamente conocidos, cuando quizás descuidamos, por considerarla hasta cierto punto irrelevante, la verdadera piedra angular que permitiría dejar de pensar en riesgos asociados a otros destinos que compiten con el nuestro: profesionales alejados de tipo alguno de precariedad laboral.

Así pues, el regalo que supone para el turista medio en Canarias el disfrute de los motivos que le han llevado a desplazarse hasta las islas debe ser completado con el bonito envoltorio de un excelente trato humano que, en realidad, es el que se produce cotidianamente, aun cuando quien debe esmerarse lo necesario en cuidar con delicadeza dicho broche lo descuida. El personal que, en sus distintas escalas, ofrece su mejor cara al cliente con una profesionalidad exquisita, debe ser mimado con los honores que merece, desde el respeto exigible a sus innegables derechos laborales hasta la necesaria dispensación de todos los tramos formativos que requiere para actualizar y reciclar sus amplios conocimientos en el desempeño de una labor ardua.

Seguir leyendo »

Recuperar la convivencia, el primer reto del PSOE

Acaba de despejarse la incógnita temporal de los procesos orgánicos del PSOE y con ello se ha abierto un largo periodo de cinco meses para elegir a la nueva dirección federal y luego a las de los territorios, Canarias incluida. Y ello abre también la caja de la reflexión de cuáles deben ser los pasos que los socialistas debemos dar para volver a ganar a la derecha. Y en ese conjunto de retos que el PSOE deberá resolver en mi opinión el principal al que se enfrenta no es sólo de modelo de partido, o de definir mejor sus contornos ideológicos en un escenario político cambiante y con nuevos actores que obligan a los socialistas a repensarse para los próximos años. Todo ello en un escenario en el que la socialdemocracia europea busca su lugar y los nacionalismos y populismos, cocinados a fuego lento en el caldero de la desconfianza, ganan espacio electoral. El principal reto del PSOE es el de recuperar su propia convivencia. El de volver a crear el clima necesario para ser motor de ideas y liderar desde posiciones de progreso el debate social. Un clima de confort en el que todas las ideas sean bienvenidas, respetadas y debatidas. Difícilmente podremos ser atractivos de puertas para fuera si de puertas para dentro practicamos una especie de guerra civil permanente en el que ya no nos escuchamos. La ciudadanía quiere hoy partidos abiertos que sepan escucharles, si no lo hacemos entre nosotros difícilmente seremos creíbles cuando digamos que lo hacemos con los ciudadanos. Por tanto, recuperar esa normalidad del debate sin que el 50% de la militancia deteste al otro 50% solamente por opinar distinto o plantear soluciones diferentes a los problemas actuales es vital para volver a ser fiables para la ciudadanía.

El PSOE siempre fue en toda esta larga etapa democrática un almirez, una coctelera, una mestura como dirían los portugueses, en el que se daban cita ideas distintas, espectros políticos progresistas amplios, donde todo el mundo se podía sentir identificado al menos con una idea. Jóvenes, pensionistas, amas de casa, profesionales liberales, funcionarios públicos, emprendedores, el mundo universitario, las vanguardias culturales. En el PSOE siempre ha habido una idea con la que la mayoría social se sentía identificada. Cuando lo hemos hecho así, cuando todas las ideas eran respetadas y debatidas, éramos lo que siempre hemos sido, el partido que más se parece a España. Un país de diversidades y de contrastes, pero con un clima enrarecido eso no es posible. Debemos partir de la premisa de que no hay socialistas buenos ni malos, solo ideas distintas, diferentes propuestas de por donde debe ir la socialdemocracia española, y posiblemente ninguna de esas propuestas será del todo correcta ni del todo desacertada. Aceptemos en los otros que seguramente igual que nosotros sus propuestas están pensadas en lo que ellos consideran más acertado. Sólo de ese debate respetuoso saldrá el mejor de los proyectos.

La ciudadanía exige nuevas formas de hacer política, y una nueva relación más directa , fresca e inmediata con sus representantes, propia de la era de las nuevas comunicaciones y de las redes sociales. Las nuevas formas colaborativas también se han impuesto en el mundo de la emprendeduría, de la cultura, en las relaciones entre profesionales, científicos etc. Han empapado a una buena parte de la creatividad de esta sociedad del siglo XXI. En el mundo exterior a los partidos, en el que ahora cambia las cosas, nadie se guarda ya una idea o detesta la de otro por no estar de acuerdo con su enfoque. Esto es algo que debemos tener en cuenta. Decía Meryl Streep, en su discurso de los Globo de Oro en el que alertaba sobre los riesgos que supone para la calidad democrática de USA pero también del mundo la llegada de Donald Trump, que cuando este ridiculizó a un periodista discapacitado lo peor había sido que gente rio y fue condescendiente con esa actitud, que la falta de respeto incita a la falta de respeto, y que la violencia invita a la violencia. Mucho más grave cuando lo practican quienes defienden modelos de sociedad. Por eso, que el PSOE recupere su propia convivencia es además una obligación moral para poder ser un referente social digno. Ese será el inicio del cambio.

Seguir leyendo »

El caos del kaos exige dimisiones

El ayuntamiento de Telde en enero, y el de Las Palmas en septiembre de 2016, aprobaron mociones, sin votos negativos, contra los “circos con animales”. Se hacían así eco de los nuevos tiempos que exigen respeto para la naturaleza, animales y plantas.

Sorprendió por ello que Cirkus Kaos trajera a escondidas a tres tigres, un león y una pantera. Al principio lo negó, llegando a afirmar que eran “de peluche”. Cuando se descubrió la mentira, Inma Medina, concejala concernida y responsable de adaptar la Ordenanza Municipal a la moción votada por unanimidad, reconoció que al no haberse aprobado aún, no podía impedirse la instalación en el municipio del circo con animales, a pesar de prohibirlo expresamente la moción votada el 30S.

A muchos nos pareció una muestra de desidia o ineptitud, e incluso corrieron sospechas de que se había actuado, a sabiendas, para permitir la venida del circo representado por el conocido militante del PSOE Sergio Peñate. Este socialista siempre ha estado detrás del veto del PSOE a legislar conforme a lo que se está haciendo en todo el mundo civilizado. Sorprende también el empeño de Augusto Hidalgo en considerar que un zoo marino pueda ser la “joya de la corona” que abra la ciudad al siglo XXI… cuando occidente está cerrando acuarios y circos por principios éticos y porque ya no son rentables. Aquí los consideramos el colmo de la modernidad. ¡El colmo!

Seguir leyendo »

Un urbanismo para todos y todas

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad extensa y desestructurada, donde existe una clara división entre Ciudad Alta y Ciudad Baja, que nos ha marcado históricamente. Esta última concentra la mayor parte de los servicios. Los barrios sufren desde hace años carencia de servicios, problemas de transporte y orografía, algo que nos obliga a tener una visión de integración de la ciudad, tratando de acercar los barrios, mejorando infraestructuras, haciendo rutas peatonales o de bici y mejorando el transporte público, eso si, siempre desde una visión de la ciudad transversal.

Por eso estamos elaborando un Plan de Los Riscos, como barrios populares que deben ser rehabilitados, tenemos la estrategia EDUSI (Proyecto de Desarrollo Sostenible de la Unión Europea) para el Cono Sur, actuamos en Divina Pastora y en el resto de barrios.

Estamos haciendo el Corredor Verde de Tamaraceite y proyectamos edificios de uso cultural en Tamaraceite, Guanarteme y el Cono Sur con el objetivo de acercar las infraestructuras culturales a los barrios.

Seguir leyendo »

A la inteligencia crítica de Bauman

Siempre he tenido una especial querencia por el filósofo polaco Zygmunt Bauman. Hace año y medio tuve el inmenso placer de saludarle y escucharle en Agüimes, dentro de las Jornadas de Familia y Comunidad. Me pareció una persona entrañable, sencilla, cálida, de una rigurosidad intelectual aplastante. Contactamos con él y desde el primer momento aceptó venir a Gran Canaria a participar en el proceso sociocomunitario que se vive en esta Villa desde hace ya quince años. Vino y llenó el Auditorio municipal. Y nos dejó el regusto amargo de la verdad que no queremos reconocer. El lunes pasado, lamentablemente, se ha apagado su voz porque falleció en el Reino Unido. Nos quedan sus palabras. Dedico mi reflexión de esta semana a homenajear a un referente intelectual y moral de los últimos sesenta años y acepto, expresamente, su sentencia de que no podemos ser personas realmente libres, en la sociedad globalizada y capitalista que domina la estructura mundial, sin desarrollar un pensamiento crítico que descubra las servidumbres y ataduras que nos deshumanizan.

En medio de la presión de la tarea diaria en el Cabildo de Gran Canaria, dudaba entre varias cuestiones de máxima actualidad para compartir con ustedes. Al final decidí aprovechar esta oportunidad para reflexionar sobre nuestras contradicciones cotidianas, a la luz que Bauman nos ofreció y que mantiene viva en todas sus publicaciones y, de paso, valorar la importancia de los intelectuales, de los pensadores que describen la situación real que padece una buena parte de la población y las causas, la mayoría invisibles, que condicionan la evolución económica, social, ideológica y política de todos nosotros.

No está de moda pensar y menos hurgar sobre lo que nos está pasando. Y esto no es bueno, porque si hay algo que nos debilita como sociedad es la falta de un pensamiento colectivo. Nos hemos encerrado en un individualismo feroz y solo llegamos a proyectar lo que nos interesa de manera personal o, como mucho, familiarmente. Nos han arrinconado en un individualismo que nos fuerza a estar a la defensiva, rompiendo todos los vínculos y las identidades comunes. En las sociedades postmodernas que describe Bauman, la presión del consumismo y del pensamiento globalizado, bloquea y destruye la identidad colectiva. Las sociedades se hacen “líquidas” en la medida en que las convicciones, los valores, las seguridades, las ideologías… se fracturan y se derriten, generando una enorme incertidumbre en todos nosotros. Por eso algunos caracterizan las sociedades en las que vivimos como sociedades del riesgo o del desconcierto.

En su encuentro con las personas que acudieron a las jornadas de Agüimes, Bauman insistió en profundizar en los temas en los que había venido trabajando en los últimos tiempos, fundamentalmente en la precariedad y la incertidumbre que conforman la esencia de la sociedad líquida moderna, en contraposición a los estados-nación que debían su existencia a garantizar la seguridad de sus habitantes.

Para este pensador polaco hoy todo gira alrededor de una inseguridad que nos aboca a un individualismo que bascula entre la ansiedad y el hedonismo. La precariedad y la falta de trabajo condicionan el desarrollo de la persona, quiebran su dignidad y la somete al miedo a la exclusión: nada es para siempre; todo es caos; la flexibilidad y la inestabilidad laboral permean todas las áreas de la vida; las frustraciones se hacen patentes en todas las facetas humanas; tenemos que recrear nuestra identidad cada día; los jóvenes se tienen que enfrentar a un mundo distinto al de sus padres y apenas pueden aspirar a conseguir su nivel de vida…

Esta situación de interinidad permanente contribuye entonces a quebrar la respuesta y el amparo de la familia, que deja de ser una referencia para muchos. Aumenta el miedo a comprometerse, se establecen marcos de relaciones más frágiles…Y en el momento en que los hijos están adquiriendo su bagaje ante la vida pierden los asideros y pasan a depender de su capacidad innata para sobrevivir. Se favorece también así la rivalidad y la competencia y no la solidaridad, hasta consolidar una época en la que prima una ética de bajo compromiso.

Aparece y se potencia entonces el concepto de la felicidad ligado al consumo como un deber moral. La publicidad invade nuestro entorno y nos reafirma en que tener más nos hace estar por encima de los que nos rodean, de que tenemos que ser individuos irrepetibles. Y nos topamos de bruces con la desigualdad. Se hace más visible la realidad de que la gente vive en condiciones muy diferentes. La capacidad de cooperar con los demás se desvanece. Los centros comerciales son como farmacias y ofrecen soluciones hasta para problemas psicológicos y sociales. El camino hacia el reconocimiento social se traza a través de las tiendas. Consumir se convierte en un tranquilizante moral que ayuda a acallar las conciencias, a justificar la competitividad sin tino que termina justificando la desigualdad que se potencia con la incertidumbre y la competencia incontrolada, el poder y el dinero. A medida que la negligencia moral crece en alcance e intensidad, la exigencia de analgésicos asciende imparable, y el consumo de tranquilizantes morales pasa a ser una adicción. Y alcanza a las clases medias, suspendidas en el aire, que se asimilan al precariado y que ya no es un reducto de la sociedad, un trastorno de la normalidad, sino de un fenómeno cada vez más en auge…

En aquella charla, Bauman fue contundente al afirmar que la política y el poder se han disociado, que la política ha dejado de tener autonomía para cumplir sus promesas y que si no nos gusta el destino de las cosas debemos hacer por cambiarlo. Aunque era un socialdemócrata convencido, considera que la política de los partidos socialdemócratas se ha articulado a partir del principio de que aquello que vosotros (el centro derecha) hacéis, nosotros (el centro-izquierda) podemos hacerlo mejor; se olvidan de que la gravedad de la crisis tal vez sea el resultado de la intensidad de la desregulación, pero la dureza y la acritud de sus efectos humanos continúan estando firme y tenazmente controladas por el factor de clase.  Ya no está para contárnoslo, pero nos queda una obra ingente para no renunciar a aprender, a ser críticos, a luchar por cambiar las cosas.

De su trayectoria científica y personal yo destacaría dos conclusiones prácticas. La primera es que la reflexión supone un arma indispensable para recuperar nuestra capacidad de ser personas, en el enorme ruido mediático, informativo, virtual, al que estamos sometidos. Tenemos más información que nunca y estamos más perdidos que nunca. No basta con saber mucho de casi todo si no ordenamos, priorizamos y analizamos esa información. Y sobre todo, si no buscamos los contextos, los intereses, los poderes que explican los hechos, las contradicciones que sufrimos. Bauman nos ayuda a confirmar que no hay información neutral y que en la aldea global asistimos a un enfrentamiento brutal entre una minoría con poder mundial y una inmensa mayoría a merced de ese poder.

La segunda conclusión que nos vale para la tarea colectiva en la que estamos comprometidos, es que ante el vendaval globalizador, es urgente anclarnos y echar raíces generando una complicidad con quienes vivimos y compartimos condiciones de vida, identidad cultural, valores y necesidades. Tenemos que ser de alguna parte para tener una voz original, humana, significativa y que no sea mera repetición o eco de lo que desean las terminales del poder económico, mediático o político. Por eso, estamos muy comprometidos en afianzar el sentido de pertenencia a una sociedad insular como es Gran Canaria y a una nacionalidad con señas propias como es Canarias. Lejos de encerrarnos en nuestra realidad, es la plataforma que nos permite construir respuestas adecuadas a los problemas graves que padecemos.

Seguir leyendo »

¿Justicia?... ¿Qué justicia?

Hay momentos en los que me planteo qué ocurre en nuestro país. Las reacciones, las noticias, lo que uno ve, escucha, lee o soporta nada más poner un pie en la calle suele rozar el más absoluto de los esperpentos, y parece que a nadie le importa lo más mínimo. Da la sensación de que, con tal de lograr una aparente y efímera estabilidad -situación que está condicionada por quienes manejan nuestra sociedad de forma torticera e insultante- el ciudadano medio hace de “tripas corazón” y mira para otro lado con tal de evitar conflictos innecesarios. Ya se sabe que la táctica del avestruz lleva siglos funcionando a las mil maravillas dentro de las fronteras patrias y, gracias a ello, no han parado de brotar déspotas, dictadores y mandarines desalmados que se entretienen arruinándole la vida a todo aquel que se pone por delante.

¿Y qué me dicen de la justicia?... Pues que menos ciega y sorda es uno de los pilares sobre los que se sustenta el régimen orquestado por una élite que hace uso y abuso de ella cuando le viene en gana, por mucho que las personas honradas que forman parte de dicho estamento se empeñen en que eso mismo no suceda.

Desgraciadamente para quienes aprendieron ética y deontología profesional, no corren buenos tiempo para ser justo, cabal y sensato, y de ahí que, un día sí y otro también, salten a los medios de comunicación de masas -con permiso, eso sí de las “redes sociales” o, si me permiten la licencia, “rebaños sociales”- noticias que demuestran mis anteriores aseveraciones.

Seguir leyendo »

La segunda pista de Tenerife Sur: una molesta cantinela

Extraña reivindicación político-empresarial que periódicamente reaparece con indicios más que sospechosos, para intentar influir en la opinión pública con absurdos argumentos en defensa de ciertos intereses camuflados que nada tienen que ver con los de la ciudadanía normal; y sí mucho, en apariencia, con presuntas especulaciones privadas.

Me inicié casualmente en esta actividad mediática, como articulista de opinión, precisamente con este tema. Hace algo más de una década se me publicó una “carta al director” en la desaparecida Gaceta, en la que rebatí por primera vez todos los puntos que promocionaban tan disparatado proyecto. Me habían sorprendido los llamativos titulares en la prensa local que, con ostentoso acompañamiento de percusión y viento, anunciaban la inminente construcción de una segunda pista en el aeropuerto Reina Sofía. No me cuadraban las cuentas, y así lo expuse en el escrito tras confirmar mi apreciación con datos concretos y números exactos. Demostré la inconveniencia de semejante despilfarro en una obra tan ilógica como innecesaria, con un criterio meramente técnico sin implicaciones ideológicas ni mucho menos políticas.

La repercusión del contenido fue impactante; lo suficiente para ser requerido por otros medios donde exponer mis conclusiones ampliadas y documentalmente contrastadas. De hecho, se cortó en seco aquella iniciativa de la que fueron apareciendo aspectos colaterales que, aparte de confirmar mi análisis, aclararon  segundas intenciones que se escondían tras la propaganda oficial desplegada al respecto. Por ejemplo,  que el desmonte que suponía la ubicación de la nueva pista produciría los áridos suficientes para ser utilizados en diques y muelles de la muy contestada obra del puerto de Granadilla. Nada que ver con cualquier tipo de necesidad operativa del aeropuerto; que no existía entonces, no se da en la actualidad ni se la espera en el futuro.

Seguir leyendo »

Participación activa de la COPREPA

La Conferencia de los Presidentes y Presidentas de los Parlamentos Autonómicos de España (COPREPA), a cuya asamblea plenaria de Valencia hemos tenido oportunidad de asistir, ha incluido en su declaración institucional su firme voluntad de participación activa en el mundo, después de constatar la cada vez más complicada situación del proyecto europeo que, desde luego, no está dando las respuestas que podrían esperarse a problemas latentes que afectan a miles de ciudadanos.

La COPREPA sintoniza así con otro reciente pronunciamiento de la Conferencia de Asambleas Legislativas de las regiones europeas (CALRE) en el que se insta a fortalecer el objetivo común, esto es, “trabajar en colaboración y mostrar un liderazgo europeo fuerte en todos los niveles de gobierno”. Y se alude en dicha declaración al sexagésimo aniversario del Tratado de Roma que, en teoría, debe representar una excelente oportunidad “de abordar seriamente la cuestión del regionalismo europeo como factor estratégico desde el que reactivar la reconstrucción de una perspectiva europea”.

Seguir leyendo »

¿Qué participación ciudadana es esta?

El pasado octubre asistí al Consejo de Participación Ciudadana del Distrito Centro de nuestra ciudad, celebrado en el Risco de San Nicolás. Entre concejales (2), técnicos de participación (2) y ciudadanos, éramos 21 personas en el local. Según la web del Ayuntamiento, el distrito centro tiene 87.190 habitantes. La participación no llego al 0,02% del número de habitantes.

En la fase final de la reunión resumí lo que había sido la Participación Ciudadana como concejalía, desde que en 2007 la creó la concejala del PSOE Magüi Blanco, y su fracaso – desde el punto de vista de la participación de la ciudadanía – consecuencia de la no puesta en marcha de los presupuestos participativos en la ciudad. Eso sí, por motivos ajenos a la voluntad de la concejala Blanco.

Seguir leyendo »