eldiario.es

Menú

Consumir “lo nuestro durante 15 años”

- PUBLICIDAD -

Para entender lo que pasa cuando se ve tanta tierra abandonada, un ganadero tirando la leche que produce por un sumidero, o lo más lamentable, ver a un político hablar de consumir “ lo nuestro” y luego una hora más tarde, y sin fotos, pagar un producto “de fuera” (suministros a colegios u hospitales por ejemplo) ……..sería necesario ver qué ACTUACIÓN POLÍTICA hemos tenido en los últimos 15 años.

Cuando, por ejemplo, un importador tarda unos tres meses en cobrar unas ayudas a la importación por ciertos productos (REA) y luego, por producir aquí lo mismo, un ganadero o agricultor tarda un año o más (a veces se tienen que poner en huelga de hambre para poder cobrar varios años más tarde) no es muy difícil adivinar a quién se está favoreciendo en los últimos 15 años.

Cuando, por ejemplo, un agricultor del plátano se le paga dos veces al año y el 100% de las ayudas, y luego el resto del mundo agrícola se le paga una vez al año y nunca el 100%, tampoco es muy difícil saber quién se sienta más cerca del poder político durante los últimos 15 años. O mejor dicho, quién faltó sentarse con el poder político a falta de tanta ceguera política cuando somos todos iguales.

Cuando un empresario compra leche en polvo para hacer queso aquí, y esa leche en polvo tiene ayudas a la producción, otra a la exportación, a la transformación, y como aquí en Canarias no somos menos, le damos una ayuda a la importación que se le paga a ese empresario que por cierto, no es poco….(que vaya un ganadero de aquí a competir con eso, aunque eso sí, te dirán que tienes que modernizarte y profesionalizarte porque parece que aquí, el sector primario anda en pieles y garrote). Las ayudas a esta importación de leche en polvo, ni se toca.

Cuando en Canarias entran ayudas anuales que bien pueden ser 400.000.000€ (solo de POSEI son 282.000.000 € ) con tres centros de formación importantísimos….A pesar de la millonada que entra, no somos capaces de reconocer que algo pasa que no genera empleo de calidad en el campo, ni evidentemente, se consigue más soberanía alimentaria. 15 años viéndolas venir.

Cuando se reúnen nuestros queridos representantes políticos para solicitar al sector privado hotelero que apuesten por “lo nuestro” y son incapaces de entender que son ellos mismos, esos representantes políticos, los principales compradores de “lo nuestro” (solo en hospitales más de 6.000.000€). Es decir, buscan fuera, lo que son incapaces de coger dentro, y así, 15 años.

Cuando desde Europa se quiere incentivar y hacer fuerte a las distintas OPFH con el objetivo de concentrar la oferta, y luego van, y dejan fuera de negociación a esas OPFH (no había ninguno por ejemplo con el sector hotelero) o anuncian a bombo y platillo que los suministros han de tener una cantidad mínima de productos locales, pero se olvidan de contar con esos productores (OPFH) que a buen seguro suministrarán de cajón productos locales. Es decir, como siempre la casa por el techo (tejado para los de fuera). Y aquí están metidos no solo el gobierno de canarias, también Cabildos y Ayuntamientos. No entienden que primando a esas OPFH, priman colateralmente el asociacionismo frente al atomismo, verdadero virus de canarias, y como consecuencia, el producto local. No es menos cierto, que estas OPFH tienen que estar a la altura en profesionalidad y capacidad de suministro, pero sin posibilidades, no existen hechos.

Cuando nos venden por último un borrador de Ley del Suelo prometiendo el oro y el moro como una de las soluciones al campo canario en puestos de trabajo (15.000 puestos, casi nada, aunque se olvidan de decir los 90.000 puestos que has destrozados por sus políticas erráticas durante 15 años) o en agilizar los trámites burocráticos, cuando en realidad esa agilización es un derecho para cualquier ciudadano y una obligación para la Administración (y menos consistencia tiene, cuando ellos mismos los han esxtraburocratizado, durante 15 años). Es decir, para defender los intereses de unos pocos, con unos 30.000 millones de la RIC que no se sabe dónde invertirlos, son capaces de destrozar lo más grande. Se concentran en el valor de la tierra, pero no en el valor de “lo que da la tierra”, como generador de empleo. Esto no quiere decir que no haga falta esta Ley, evidentemente, pero de aquí, a hacer una ley de lo que no se puede, donde no se puede y para los que siempre pueden, va un trecho largo.

Con todo esto, es totalmente comprensible el por qué ese ganadero tira la leche por el sumidero. En vez de tantos cursos formativos de elaboración de queso, tendríamos que plantearnos hacer esos mismos cursos formativos de elaboración de queso con leche en polvo, e ir eliminando poco a poco cabañas ganaderas, al fin y al cabo, las políticas que se defiende son esas y mejor nadar a favor de la corriente y no en contra. Por cierto, este planteamiento, en la práctica, no ha sido su traducción en los últimos 15 años en Canarias?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha