eldiario.es

Menú

Mamandurria TV

- PUBLICIDAD -

Poco a poco se van conociendo episodios golfos relacionados con la contratación de programas a productoras amigas, de modo que el dinero se quede por los alrededores o contribuya a tener en sintonía a aquellas empresas periodísticas que pudieran tener algún día la tentación de entregarse en brazos de otros partidos políticos en momentos tan cruciales como éstos.

Paulino Rivero y José Manuel Soria ejercen en estos momentos más como agentes artísticos que como presidente y vicepresidente del Gobierno de Canarias. Saber que el primero se ocupó personalmente de poner de acuerdo a una cadena de televisión nacional con tres cabeceras de periódicos canarios para que presentaran oferta al concurso de informativos de la Televisión Canaria es altamente preocupante.

Como lo es la confirmación de que el vicepresidente ejerza de intermediario entre una productora peninsular y el ente público Radiotelevisión Canaria para que se le contraten millonarios programas a través del nuevo director de cadena, propuesto por esa productora.

Pero el mayor contrato de la historia de la televisión pública no ha ido a parar a manos de una productora afín al PP, sino a una vinculada directamente con ATI, en cuyos alrededores está detectada la presencia de la ex viceconsejera de Cultura, Dulce Xerach Pérez, y de los hermanos periodistas más afortunados de Canarias, Carmelo y Martín Rivero.

Tras el concurso de informativos de la televisión, que todo el mundo da por adjudicado antes de que se reuna la mesa de contratación, vendrá el del reparto de frecuencias radiofónicas, donde volverá a evidenciarse el escasísimo respeto de este Gobierno por la legalidad vigente.

Dice el fiscal superior de Canarias que ya se acabó la impunidad. Sí, sí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha