eldiario.es

Menú

La Roja

- PUBLICIDAD -

Pero volviendo a la futbolería, ahora La Roja es otra cosa, y además hace otro fútbol, que no voy a decir en plan demagogo y tal que es más democrático, pero sí mucho más moderno, incisivo, creativo y dominante del balón. La revolución del fútbol de la selección nacional, y si quieren más moderadamente, la evolución, comenzó con Luis Aragonés, y ha seguido con Vicente del Bosque, pero con el sello y las ideas de Pep Guardiola, con el dominio absoluto del esférico y el toca/toca hasta encontrar el hueco donde poder hacerle un gol al rival. Les confieso que a mi vuelta de Morro Jable, uno de los tantos lugares paradisiacos de Canarias, me he refugiado un poco en la Eurocopa, porque las mentiras de Rajoy, Guindos y Montoro acerca del rescate de España por parte de la Unión Europea me ponen a mal traer. Ahora resulta que el rescate ha estado mal hecho, pero es un rescate. En la Eurocopa también han surgido sorpresas, como la clasificación de Grecia para los cuartos de final, en plena crisis del país, por lo que se demuestra una vez más que el fútbol no va parejo con la política, al menos en el capítulo del resultadismo.

Para terminar y siguiendo con el fútbol, les diré que cada vez que veo a David Silva hacer diabluras en La Roja me viene a la memoria su salida del fútbol canario al nacional. Silva salió de Arguineguín para Valencia sin pasar siquiera por los filiales amarillos, y eso demostró las lagunas que tiene la Unión Deportiva Las Palmas con la cantera. Sería interesante que Tony Cruz invitara al nuevo secretario técnico amarillo, el serbio Branko Milovanovic, a comer unos longorones y una vieja de ración con papas arrugadas en Arguineguín. A lo mejor descubren un Valerón o un Silva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha