eldiario.es

Menú

La calle es nuestra

- PUBLICIDAD -

La calle para Canariasahora el pasado viernes fue un canto de libertad. Me acordé de Agustín Millares Sall, compañero de mi padre en la compañía Transmediterránea, y su poema "De la ventana a la calle", y de las Planas de Poesía, que fue perseguida por la censura franquista, y que mi padre conserva su colección con orgullo. Me acordé del poema de Blas de Otero "Pido la paz y la palabra", y también evoqué a Gabriel Celaya, a Pedro Lezcano, a tantos poetas comprometidos con la palabra. No sé en realidad porque me acordé de tantos poetas, quizá porque oí un comentario de una señora que veía el programa y que dijo "Para Fraga la calle era para dar palos". Con la paz y la palabra, con las ideas estuvo Canariasahora inmersa en la calle, o como se dice ahora, con la imagen y la comunicación. La calle Mayor de Triana fue todo un exponente de periodismo entroncado con la verdad informativa y la libertad de opinión. Libertad de opinión que me permite ahora felicitar a mi compañero Juan García Luján, a Thalía Rodríguez de Canariasahora radio, y a todos los demás que intervinieron en un programa de radio inolvidable. Sé porque cada vez le conozco más que a mi director, Carlos Sosa, no le gustan estos artículos laudatorios hacia nosotros mismos. Pero también sé que Carlos respeta la palabra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha