eldiario.es

Menú

Sin novedad en el frente

- PUBLICIDAD -

He elegido el título de este artículo “Sin novedad en el frente”, rememorando y releyendo la novela de Erich María Remarqué, que relata y describe los horrores de la guerra, de cualquier guerra, desde el punto de vista de un joven soldado. Pensé también en titular “Salvar al soldado Pedro Sánchez”, pero me pareció incluso injusto, que se salve Sánchez él solito si puede. En las elecciones generales segunda edición estamos también “sin novedad en el frente”, porque todo indica cómo sucedió el pasado 20 de Diciembre que no habrá ningún ganador por mayoría absoluta, y por tanto tendrán que recurrir a la cultura de los pactos, y en eso nuestros políticos están un poco atrasados. La cultura parlamentaria y la de pactos es algo que en España se ha practicado muy poco después de cuarenta años de dictadura y otros tantos de bipartidismo, y en eso estamos sin novedad en el frente.

No me parece nada novedoso las cosas que están pasando en plena campaña electoral, que el subcomisario de policía de Santa Cruz de Tenerife, Blas Hernández, en una reunión con sus subordinados aprovechó para advertirles a los policías locales chicharreros que votar a Unidos Podemos es un peligro, y que una victoria electoral “ del de la coleta es un gran riesgo para España”. Digo que no me parece nada novedoso porque unos amigos de Santa Cruz me informan que la ATI chicharrera se ha preocupado de que los policías locales, y especialmente los mandos, sean muy de derechas, incluso de extrema derecha, y no hay que extrañarse que Blas Hernández hable de Unidos Podemos como de un peligro para España, teniendo en cuenta además que Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, anda diciendo lo mismo y peor de Pablo Iglesias y demás dirigentes de Unidos Podemos, y si el tal Fernández Díaz ha condecorado a vírgenes y les ha rezado para que no ganen  “los rojos”, me dicen que Blas Hernández le ha pedido a la Virgen de la Candelaria más o menos lo mismo tales y cuáles.  Ahora mismo en Tenerife hay mucha preocupación además por si Anita Oramas se queda fuera del Congreso de los Diputados, y nada digamos de José Manuel Bermudez, segundo de la lista ática a la Carrera de San Jerónimo que no tiene ninguna posibilidad de irse a Madrid, y seguirá siendo jefe del tal Blas Hernández.

No están las cosas muy favorables para Coalición Canaria, que podría quedarse sin representación parlamentaria, y en una situación de Fernando Clavijo como presidente de Canarias muy en entredicho. En realidad los dos partidos del pacto de gobierno canario, CC y PSOE, tienen unas perspectivas bastante preocupantes, porque el PSOE con Hernández Spínola muy “tocado” desde hace tiempo, y ahora más con su deplorable actuación junto a Aaron Alonso con los trabajadores temporales de la Comunidad Autónoma, más el tremendo lio que han creado en La Laguna, la supeditación total a CC en todas las iniciativas de gobierno incluida la Ley del Suelo, la flojedad y poca capacidad de Patricia Hernández, pone al PSOE canario a los pies de los caballos, porque en la circunscripción de Las Palmas las cosas están igual o peor, con un Chano Franquis muy desdibujado. Además el acertado posicionamiento crítico de Juan Fernando López Aguilar contra la Ley del Suelo de Clavijo pone todavía en más dificultades a las huestes del todavía secretario general José Miguel Pérez. Lo que parece claro es que todos los muestreos indican que la gran batalla en Canarias se va a centrar entre Unidos Podemos y el Partido Popular, con ventaja para Meri Pita en todas las encuestas.

Por su parte el Partido Popular no acaba de asimilar la muerte política de José Manuel Soria López. El palmero Asier Antona tiene que estar mirando a sus espaldas constantemente, porque hay un numeroso grupo de grancanarios y también de tinerfeños que no están en absoluto de acuerdo que Antona se confirme como presidente del PP en Canarias. Si Unidos Podemos le supera aunque sea sólo en votos, será una derrota histórica para los conservadores, y nada digamos si también los morados superan a la gaviota en diputados. En todo este frente hay que señalar la posición conjunta de Juan Fernando López Aguilar y Paulino Rivero en el manifiesto “Canarias no es un solar”, y parece claro que con la Ley del Suelo los que están tocando suelo son Coalición Canaria y el PSOE canario. En donde no hay novedades en el frente es en el PSOE a nivel nacional, con la maniobra descarada de Jordi Sevilla Segura, responsable de Economía del equipo de Pedro Sánchez, de pedir que tras las elecciones gobierne quién sume más apoyos parlamentarios. Esto es una sutileza de Jordi Sevilla realmente envenenada para luego jugar con la más que posible mayoría parlamentaria del Partido Popular, por encima de PSOE y Unidos Podemos, y como luego explicará Sevilla tras el 26J, habrá que dejar gobernar otros cuatro años a Rajoy.

Como el PSOE no quiere saber nada de Unidos Podemos, pues entonces por el “bien de España y para que no haya otras elecciones” se abstendrán, para que gobierne Mariano Rajoy en minoría o con el apoyo de Ciudadanos. Será la muerte política del PSOE, pero la derecha socioliberal representada por González, Guerra, Susana Díaz, Jordi Sevilla, etc, etc, incluso la extrema derecha socialfascista, dirán “a mi plim, de momento hasta el 2020 frenamos a Unidos Podemos”. Les importa un pimiento cargarse al partido que fundó Pablo Iglesias Posse en Casa Labra a finales del siglo XIX, pero lo más importante para los ppsocialistas es que sigan habiendo mamandurrias y puertas giratorias, y a vivir que son dos días. Los aparatchi, los que han vivido de un sueldo del PSOE desde su juventud, caso Chano Franquis entre otros, van a ser unos fanáticos enemigos de un pacto con Unidos Podemos. Pero teóricamente los resultados podrían variar ligeramente el 26J en relación a las anteriores elecciones, en beneficio de Unidos Podemos. Así las cosas, como ya hemos apuntado el escaño de Ana Oramas está en el aire, y Coalición Canaria podría tener un batacazo histórico al quedarse fuera del Congreso de los Diputados. El Partido Popular tiene bailando el tercer diputado que consiguió en Las Palmas, y de cinco que consiguió el 20-D, podría bajar a cuatro. Y el PSOE que está a la baja en Tenerife gracias a las barrabasadas de Spínola, podría perder el segundo diputado, y quedarse en sólo tres en Canarias. En cuanto a Unidos Podemos, la confluencia con Izquierda Unida le hace aumentar sus posibilidades, por la Ley D´Hont en cuanto a las matemáticas, y por el entusiasmo y la ilusión despertado en la izquierda canaria, de ahí que no sería de extrañar que consiguiese un diputado más por Las Palmas, y otro más por Tenerife, con lo cual de tres diputados podría pasar a cinco. Claro que todo está por ver y contar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha