eldiario.es

Menú

Un voto útil, canario y de progreso

- PUBLICIDAD -

Concurrimos a estas elecciones del próximo 20 de diciembre en la coalición PSOE-Nueva Canarias (NC). Lo hacemos convencidos de que, en estos momentos, es imprescindible aunar fuerzas entre dos organizaciones que representan el sentir de una buena parte de las personas progresistas de las islas. También con la finalidad de lograr un triunfo en Canarias que contribuya a establecer, en el Congreso y en el Senado, una mayoría transformadora que ponga fin a esta etapa de recortes, desprecio de lo público, empobrecimiento, retroceso en derechos y libertades; y, asimismo, permanente maltrato a las Islas.

Las políticas del Gobierno central han hecho mucho daño a Canarias en estos últimos cuatro años. La comunidad más alejada, con graves problemas de desempleo y pobreza, ha recibido un trato injusto que ha ahondado su alejamiento de la convergencia con el Estado en más de siete puntos del Producto Interior Bruto (PIB).

El mantenimiento de una financiación autonómica que nos coloca más de 600 millones de euros por debajo de la media estatal –condicionando gravemente al funcionamiento de los servicios públicos-, el incumplimiento del Régimen Económico y Fiscal (REF) en los presupuestos generales del Estado y la eliminación de los planes de empleo y de infraestructuras educativas, así como la drástica reducción del de carreteras (perdiendo 775 millones de euros en la legislatura), han dañado a nuestra economía y a nuestro empleo, deteriorando la calidad de vida en las Islas.

Agenda canaria

Por eso, defendemos un programa que da respuesta a las necesidades de Canarias y a las obligaciones que el Estado tiene con nuestra comunidad. Para ello, los socialistas y los nacionalistas de Nueva Canarias nos comprometemos a comenzar a revertir lo padecido estos cuatro años, con la puesta en marcha de múltiples actuaciones. En primer lugar, en el nuevo modelo de financiación autonómica, logrando que nuestra comunidad se sitúe en la media para poder garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios públicos.

Otro tanto sucede con los presupuestos generales del Estado. Exigimos que se cumpla con los preceptos del REF -contenidos en los artículos 95 y 96 de la Ley20/1991-, para que las inversiones estatales en Canarias estén, como mínimo, en la media del conjunto de las comunidades autónomas, excluidas las que compensan el hecho insular.

Además, se precisa garantizar las subvenciones al transporte aéreo y marítimo de personas y mercancías así como reducir las tarifas de servicios en puertos y aeropuertos, para mejorar la conectividad del Archipiélago y establecer una tarifa plana al transporte aéreo interinsular.

Planteamos la revisión de la política energética con el objetivo de tender a la máxima soberanía energética a través de energías limpias, para las que Canarias tiene tan excelentes condiciones.

Pretendemos recuperar el cumplimiento del convenio de carreteras, por sus efectos en la mejora de la conectividad y movilidad, así como en la economía y el empleo y volver a poner en marcha el de infraestructuras turísticas, para actuar en los espacios públicos que han quedado obsoletos.

Igualmente, con el 28,6% de desempleo según la Encuesta de Población Activa (EPA), siete puntos más que la media estatal, es necesario trabajar en la formulación de un plan por el empleo y contra la pobreza en Canarias, que debe estar vigente hasta que nuestros parámetros se sitúen en la media estatal.

Cambio progresista

Pero nuestros compromisos van también dirigidos al imprescindible cambio en las políticas estatales que permitan cerrar este cuatrienio de retrocesos sociales, de empobrecimiento de la mayoría, paralelo enriquecimiento de unos pocos y de sustancial pérdida de derechos. Derogando la reforma laboral que sólo ha disminuido los derechos de los trabajadores y aumentado la precariedad del empleo. Persiguiendo el fraude fiscal y laboral e instaurando un  modelo fiscal progresivo que haga que paguen más quienes más tienen.

Defendiendo la sanidad pública que han salvado sus profesionales en estos años de grandes recortes. Afrontando integralmente la violencia de género con un pacto de Estado que ponga todos los medios para luchar contra esta lacra.

Procediendo a la reactivación y adecuada financiación de la ley de la Dependencia. Derogando la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) e impulsando un gran pacto por la educación, debatido y consensuado. Apostando por una educación inclusiva, de calidad y que forme futuros profesionales sin olvidar los valores democráticos. Dignificando la labor docente.

Acabando con las legislaciones que, como la denominada ley mordaza, restringen las libertades. Impulsando la transparencia en las administraciones públicas y persiguiendo denodadamente la corrupción. Reconociendo la autonomía municipal. Impulsando la modificación del sistema electoral.

Promoviendo una reforma que actualice la Constitución, desde un modelo federal y la inclusión en la Carta Magna de la garantía de los servicios públicos esenciales. Incorporando a su articulado la definición de nuestro territorio archipielágico, el respeto al REF y el reconocimiento de la condición ultraperiférica de Canarias, en iguales términos que establece el tratado de funcionamiento de la Unión Europea. Y elaborando, en el marco de esa reforma constitucional, un nuevo estatuto político para Canarias.

Estoy convencido de la utilidad del voto a las candidaturas de PSOE-NC y que su programa canario y de progreso responde a los intereses de la mayoría social de las islas. Que tendrá el apoyo de cientos de miles de canarios que quieren una Canarias más justa, con más riqueza y empleo, con mayor equidad y que sea tratada con justicia por el Gobierno central. El apoyo de ciudadanos y ciudadanas de Canarias que, también, quieren contribuir con su voto a la recuperación de los derechos económicos y sociales en el conjunto del Estado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha