eldiario.es

Menú

Arcadi Espada: "En el PP se impondrá el sentido del Estado respecto a la propiedad intelectual si gana las elecciones"

MADRID

Arcadi Espada, director del Instituto Ibercrea, se ha mostrado convencido de que en el PP "se impondrá el sentido del Estado respecto a la propiedad intelectual si gana las elecciones". Asimismo, ha adelantado que la institución que representa pondrá sobre la mesa del futuro Gobierno un Código de Buenas Prácticas para las entidades y un "documento de principios" sobre cuál debería ser la Ley de Propiedad Intelectual.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Arcadi Espada, Director De Ibercrea

Arcadi Espada, Director De Ibercrea

Arcadi Espada, director del Instituto Ibercrea, se ha mostrado convencido de que en el PP "se impondrá el sentido del Estado respecto a la propiedad intelectual si gana las elecciones". Asimismo, ha adelantado que la institución que representa pondrá sobre la mesa del futuro Gobierno un Código de Buenas Prácticas para las entidades y un "documento de principios" sobre cuál debería ser la Ley de Propiedad Intelectual.

Así lo ha explicado Espada en declaraciones a Europa Press en el día en que también ha presentado las conclusiones de Ibercrea sobre los debates 'Que ley de Propiedad Intelectual necesita España', desarrollados esta semana en el marco de las jornadas 'La creación del mundo'. Ibercrea representa a las entidades de gestión AGEDI (Asociación de gestión de Derechos Intelectuales), AIE (Artistas, Intérpretes o Ejecutantes), CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) y SGAE (Sociedad General de Autores y Editores).

Para Espada, es especialmente significativo, después de lo ocurrido con la SGAE, que se haya diseñado un Código de Buenas Prácticas que es "pionero" y que ha firmado esta entidad de gestión. "España vive en relación a la cultura en general una suerte de anomalía, pues las entidades del resto del mundo, además de defender los derechos de sus autores, son portadoras de buenas noticias", señala.

Este Código se fundamenta en la necesidad de actualizar las normas de la gestión colectiva, sintonizar con la opinión del legislador español, fortalecer los consensos políticos así como hacer más eficiente dicha gestión y potenciar la industria cultural y la relación con todos los que utilizan las obras de creación.

Los principios de los que parte el Código son el "derecho de autores, artistas, editores y productores a vivir de su trabajo; que las entidades de gestión sean instrumentales; transparencia en su funcionamiento; organización democrática sobre la base de la participación de los socios a partir de las obras y derechos gestionados; potenciar la participación de los socios en el funcionamiento ordinario de las entidades; y equidad en la determinación de los derechos.

REDUCCIÓN DEL IVA

Las conclusiones de Ibercrea sobre la más adecuada Ley de Propiedad Intelectual se basan en el consenso político. "La propiedad intelectual es una cuestión de Estado y por eso debe poder contar con que el Estado defienda a los creadores y a la industria cultural de la competencia ilegal e ilegítima", dice Arcadi Espada.

"Debe ser una ley que equilibre los intereses de la convivencia de los titulares de derechos y los del servicio de redes, para lo cual es imprescindible establecer sistemas de pago fáciles de gestionar y sistemas de protección que permitan al autor decidir sobre el destino de sus obras", añade.

El director de Ibercrea apunta que lo que se plantea es que "España se sume a las iniciativas legislativas y también morales que desde la UE se están adoptando". Así desde el punto de vista fiscal "cabría adoptar medidas concretas como la reducción del IVA para los productos culturales", adelanta.

GESTIÓN COLECTIVA NECESARIA

En su opinión, esa Ley "no puede prescindir de la gestión colectiva, que es una herramienta utilizada por todos los países de nuestro radio político". "Se debe robustecer el derecho de los miembros de las entidades de gestión a participar democráticamente en su actividad y a actuar de forma asociativa en la gestión de sus obras" explica.

Asimismo, Ibercrea apuesta por una Ley de Propiedad Intelectual "que tenga en cuenta el arbitraje y que vele para que las competencias que se atribuye a las CCAA en esta materia se ejerzan con respeto a la unidad de mercado y sin que se dificulte la explotación de las obras protegidas en toda España".

La "lucha contra la impunidad", el reconocimiento de que "los grandes perjudicados de la novedad digital son los creadores" y la "revisión" del compromiso de los operadores digitales con el contenido que circula por sus redes, son otros aspectos esenciales. "Ese 'a mí me da igual o no sé si es legal lo que se baje la gente', se ha acabado", asevera.

La Ley de Propiedad Intelectual debe tener incorporada también una "pedagogía". "Hay que contradecir la idea de que Internet es un territorio al margen del Estado de Derecho. No puede ser que hayamos creado una ley de la selva. Todos somos internautas. Tiene que haber unos mecanismos de sanción para quienes contravengan esa idea", insiste Espada.

"Al Estado le pedimos que se comprometa en esta tarea de difusión pedagógica porque si la industria cultural de este país se acaba la debacle económica será brutal", asegura.

LEY SINDE, UN "PUNTO DE INFLEXIÓN"

El director de Ibercrea se ha mostrado también "esperanzado" en que los elevadísimos niveles de piratería que tiene España vayan suavizándose. "La conciencia social aumenta día a día pero esto nos pilla en un momento de crisis y la tentación de eludir responsabilidades es mucho mayor", afirma.

Respecto a la Ley Sinde, tiene claro que ahora cuando muchos, "incluso yo", dice, "tienen la tentación de hablar mal de ella, supuso un cambio de tendencia". "Hubo un error estratégico de todos los partidos, excepto del PSOE, que fue permitir aquella votación en el Congreso en que salió derrotada. A partir de ahí hubo una concienciación de los creadores y parte de la sociedad de que esto no podía ser. Si una ley tímida de control relativo y de gran paciencia legislativa y moral ante el usuario defraudador no salía, ¿qué iba a pasar?", argumenta.

"Lo más importante fue que la Ley Sinde permitió un punto de inflexión en el debate en España. Hasta entonces los llamados internautas eran los amos del terreno de juego, a partir de aquel momento eso se acabó. Y eso hay que reconocérselo también a la ministra", agrega.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha