eldiario.es

Menú

Gargallo, el inventor del espacio

ZARAGOZA EXPONE UNA ANTOLÓGICA SOBRE EL MÁS IMPORTANTE ESCULTOR FIGURATIVO

- PUBLICIDAD -

Quizá Gargallo sea el más importante escultor figurativo de todos los tiempos, por haber llevado hasta sus límites esenciales los valores plásticos y significativos de la figura tradicional -despojándola de elementos de volumen, de forma y de materia que consideraba innecesarios para representarla y comprenderla-, hasta prácticamente transformarla en un dibujo creador de espacio. La mayor antológica que se ha organizado nunca sobre sus obras, se expone hasta el 23 de abril, en La Lonja de Zaragoza.

Esta exposición, que cuenta con 103 obras, es una de la más extensas y significativas de cuantas se han realizado sobre la figura de Gargallo. Son muchas las colecciones públicas y privadas de Francia, Bélgica, Suiza, EEUU y España que han colaborado en la propuesta, destacando las obras pertenecientes al Centre Georges Pompidou de París, Musée des Beaux-Arts de Dijon, Musée de Grenoble, Musée Cantini de Marsella, Wilhelm Lehmbruck Museum de Duisburgo, Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique, Middelheim Open-Air Statuary Museum de Amberers, MoMA de Nueva York, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Museu Nacional d'Art de Catalunya y Museo Pablo Gargallo del Ayuntamiento de Zaragoza. La muestra no habría sido posible sin el apoyo incondicional de Pierrette Gargallo de Anguera, hija del artista, que ha contribuido a su realización.

Pablo Gargallo nace en 1881 en Maella, y a edad muy temprana, en 1888, se traslada con su familia a Barcelona, donde se forma en el taller de Eusebi. Hacia el año 1900 frecuenta las tertulias del café Els Quatre Gats, donde conoce a Picasso, Nonell y Manolo Hugué, entre otros.

En 1903, gracias a una beca, amplía su formación en París, donde estudia la obra de Rodin y conoce a Max Jacob. Ya de regreso a Barcelona, en 1906 celebra su primera exposición individual en la Sala Parés. En 1912 se establece por tres años en París. Allí se reencuentra con Picasso, Juan Gris y Manolo Hugué, y traba amistad con Modigliani, entre otros muchos artistas. El descubrimiento del arte primitivo y del cubismo analítico de Picasso y Braque supone para él una revelación. En esta época su obra emprende el giro decisivo hacia la vanguardia, aunque profundiza simultáneamente en su faceta clasicista, con obras próximas a los postulados del noucentisme.

En el verano de 1915 regresa a Barcelona, donde una crisis de salud le obliga a trabajar en piezas de dimensiones más manejables, realizando máscaras metálicas y piezas de joyería.

Establecido definitivamente en París, comienza a utilizar el cobre en máscaras metálicas cóncavas y en figuras de cuerpo entero. Más tarde, perfeccionada su técnica, empieza a tratar el vacío como un nuevo y elocuente elemento escultórico y, a partir de 1929, realiza la mayor parte de sus esculturas en chapa metálica utilizando gruesas planchas de hierro. En sus últimas piezas resume los éxitos expresivos logrados durante toda su fructífera trayectoria artística, que le llevó del aprendizaje tradicional a las innovaciones más avanzadas, situándolo en la primera línea de la vanguardia escultórica del siglo XX.

El artista falleció prematuramente en 1934, en Reus, adonde se había desplazado para inaugurar la exposición con que se le rendía homenaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha