eldiario.es

Menú

Llega al Teatro Cuyás el primer musical interactivo

YLLANA E IMPREBÍS PRESENTAN 'MUSICALL'

- PUBLICIDAD -

El primer musical interactivo de la historia llega al Teatro Cuyás de la mano de Yllana e Imprebís, que vuelven al primer recinto escénico de Canarias con una propuesta novedosa que promete atraer a los curiosos del mundo de la improvisación y el humor. MusiCall es la primera comedia musical en la que el público decide lo que va a ocurrir. El francés Michel López es el encargado de dirigir a un grupo de siete cantantes-actores-músicos que deben enfrentarse cada noche al problema de contentar a un público que decidirá no sólo la trama, sino el desarrollo de la función.

Cada noche los espectadores propondrán el argumento que hará de cada representación un espectáculo único e irrepetible. Imprebís e Yllana vuelven al Teatro Cuyás después de desparramar risas con su genial Los mejores sketches de Monty Pyton. En aquella ocasión, el tándem de compañías recuperó el humor absurdo y genial del grupo cómico británico y llenó la sala de esa acidez que ha caracterizado a los chicos de Michael Palin.

El sistema de elección de títulos de este Musicall es, cuanto menos, muy original. Sólo hay que mandar un SMS al teléfono propuesto por la compañía y los temas aparecerán en una pantalla en pleno escenario. El sistema informático elegirá aleatoriamente uno de los títulos y los actores y músicos dispondrán de unos segundos para preparar la función. "Sin trampa ni cartón, pero con mucho oficio", asegura el director del montaje.

Esta arriesgada apuesta a la par fresca y divertida estará en cartel entre los días 26 de febrero y el 1 de marzo. Las entradas ya están a la venta en las taquillas del Teatro Cuyás, en la página web del recinto escénico de la capital ( www.teatrocuyas.com) y en el teléfono 902 405 504.

Así que acudir a esta propuesta, cuanto menos original, supone todo un reto para el espectador que, con móvil en mano, podrá o construir un argumento clásico o desvariar con arrebatos de creatividad que pongan a la compañía en apuros. Todo un reclamo para los que gustan de poner las cosas difíciles. Los chicos de López deberán ir del Jazz al Rock; de la ópera al Hip Hop con la celeridad del rayo. Si les sale bien, es para no perdérselo. Y la crítica los avala.

Santiago Sánchez, productor de Imprebís, explica con qué desafíos se pueden encontrar sus chicos en lo alto del escenario al evocar algunos de los temas que han salido a la palestra durante la gira de la compañía: La historia de amor entre un taxista y un mejillón o Un jamón que se transforma en sillón, han sido, entre otros muchos, los títulos de disparatadas comedias musicales que han logrado arrancar carcajadas y admiración por gran parte de la geografía española.

Sánchez asegura que la gente joven no se acerca a las salas de teatro porque encuentra "una oferta anticuada y exenta de riesgos". "La improvisación es tan antigua como el teatro y desde siempre se ha utilizado como una herramienta de entrenamiento para los actores. Para lograr que la improvisación se convierta en un espectáculo por sí mismo hay que tener una formación actoral fuerte, una voluntad firme de hacer volar la imaginación y, sobre todo, una confianza ciega en el equipo", señala. El resultado es una obra nueva cada día.

Así que uno de los alicientes de estas cinco intensas experiencias de teatro de improvisación será ver cómo se las ingenian los actores ante la capacidad de enredar las cosas del público grancanario. Y eso que estos chicos se atreven con todo. Con taxistas y mejillones, con peces, con jamones y sillones. ¿Tendrán los arrestos necesarios para enfrentarse a algún tema local de esos que descolocan? ¿Aparecerán chuchangos, cantadoras de folías o aborígenes despistados? Los que quieran respuesta, que vayan al Cuyás.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha