eldiario.es

Menú

Retrato de la intolerancia en 'El proyecto Laramie'

MADRID

La obra 'El proyecto Laramie', de Moisés Kaufman y Tectonic Theater, aterrizará en el Teatro Español de la mano del director Julián Fuentes Reta, quien rescata la historia de un joven asesinado por su homosexualidad como pretexto para hablar de la intolerancia.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Imagen del montaje m'El proyecto Laramie'

Imagen del montaje m'El proyecto Laramie'

La obra 'El proyecto Laramie', de Moisés Kaufman y Tectonic Theater, aterrizará en el Teatro Español de la mano del director Julián Fuentes Reta, quien rescata la historia de un joven asesinado por su homosexualidad como pretexto para hablar de la intolerancia.

En un encuentro con la prensa, el director de la pieza ha subrayado la "necesidad" de contar la historia de Matthew Shepard, un estudiante de 20 años apaleado en 1998 a las afueras de Laramie (Estados Unidos) y cuya muerte provocó una cobertura mediática sin precedentes.

La repercusión del crimen alcanzó tal magnitud que Moisés Kaufman y la compañía de Nueva York Tectonic Theater realizaron un intenso trabajo de investigación en la localidad, con el fin de recoger los testimonios de sus habitantes para construir un texto de denuncia.

'El proyecto Laramie' se estrenó en Nueva York en 2000 y, a lo largo de una década, ha sido llevada a diversas ciudades de todo el mundo. Ahora, llega de la mano de Julián Fuentes hasta el 20 de febrero, quien contará con la labor de ocho actores para dar vida a 70 personajes.

UN ICONO HOMOSEXUAL

"Matthew se ha convertido en un icono. Representa a una comunidad dándole cara y cuerpo y es, a su vez, un chico al que su familia le sigue echando de menos. Lo hermoso es haber convertido su caso en una lucha por los Derechos Humanos", ha precisado el director teatral.

Según la actriz Victoria del Vera, también presente en el encuentro junto a varios de sus compañeros de reparto, el caso de Matthew, un chico blanco de familia pudiente, causó tanto impacto por la "brutalidad" de sus dos agresores en un entorno "teóricamente pacífico".

"En uno de los testimonios, un médico dice que una agresión de este calibre te la esperas ver en una colisión de dos coches a 200 kilómetros por hora. Además, se produce en un sitio sin grandes conflictos, a las afueras, con naturaleza y mucha gente joven", ha precisado.

De manera dócil, sin ánimo de sentar cátedra, los actores se irán sucediendo con sutileza para dibujar un mapa emocional de la sociedad estadounidense y, por extensión, de todo Occidente, poniendo de relieve el peligro del relativismo moral y las respuestas irracionales.

"De algún modo, la obra es un preludio de la respuesta estadounidense a los ataques del 11-S, en el que no hubo juicios, solo diente por diente. Si no se habla de este tipo de historias, desembocan en un conflicto armado, una guerra civil, etcétera", ha dicho Fuentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha