eldiario.es

Menú

'La sombra prohibida': segundo asalto de Lovecraft a la española

MADRID

Los actores à scar Jaenada, Rodolfo Sancho y Norma Ruiz protagonizan 'La sombra prohibida', un film de José Luis Alemán que se introduce en el universo fantástico de Howard Phillips Lovecraft y en los oscuros misterios de las criaturas que lo habitan y lo amenazan.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Reparto de 'La sombra prohibida'

Reparto de 'La sombra prohibida'

Los actores Óscar Jaenada, Rodolfo Sancho y Norma Ruiz protagonizan 'La sombra prohibida', un film de José Luis Alemán que se introduce en el universo fantástico de Howard Phillips Lovecraft y en los oscuros misterios de las criaturas que lo habitan y lo amenazan.

La cinta es la continuación de 'La herencia de Valdemar' --que se presentó el año pasado-- y da las claves para resolver esta historia llena de misterio y la suerte de sus protagonistas.

A diferencia de la primera parte de la saga, ésta es más oscura, con tonos más azulados y grabada de noche, con el objetivo de mostrar la maldad, el odio y la perversión de los personajes.

La trama empieza cuando la tasadora Luisa Llorente (Silvia Abascal) desaparece sin dejar rastro y dos expediciones salen en su búsqueda: por un lado el detective Nicolás Trámen (Óscar Jaenada) y por otro Ana (Norma Ruiz) y Eduardo (Rodolfo Sancho), compañeros de Luisa, que viajan en coche con la idea de encontrar a su amiga.

A partir de este punto, la historia se complica desencadenando una serie de acontecimientos que tienen que ver con "la ambición humana, el poder, la obsesión y la capacidad de cada uno para sobrevivir en condiciones terribles", según su director.

HACE CINCO AÑOS

El proyecto nació hace cinco años, cuando Alemán decidió hacer una saga de dos partes para adentrarse en el universo terrorífico de Lovecraft y descubrir el cine fantástico "en su sentido más clásico".

El realizador ha recordado que el rodaje fue muy complicado, ya que las condiciones eran muy duras --rodaron, por ejemplo, dentro de una cueva de Santander-- y que, de hecho, las cosas se hubieran simplificado mucho si hubieran rodado en decorados de Madrid.

Ruiz, ha querido enfatizar la dificultad que presenta su personaje ya que en muchas de las escenas debía hacer un "acto de fe", porque los monstruos y los efectos especiales que aparecían se creaban por ordenador en la posproducción, por lo que cuando grababan debía imaginárselo todo.

Jaenada, también ha señalado que lo más complicado de una película es dar credibilidad a los personajes y que, para conseguirlo, intenta crear una "pequeña familia" con el equipo de rodaje ya que así, a la hora de grabar, es mucho más fácil dar paso a la creación y a la veracidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha