eldiario.es

Menú

El Barcelona gana al Real Madrid y fuerza el cuarto partido

AMBOS CONJUNTOS SE VERÁN LAS CARAS NUEVAMENTE EL PRÓXIMO DOMINGO (75-70)

- PUBLICIDAD -

El Winterthur Barcelona salvó el primer match balla que se veía sometido en la final de la Liga ACB, tras imponerse en el primer partido en el que actuaba en casa, en el que frenó a Felipe Reyes pero sufrió mucho por culpa de Louis Bullock y de una defensa en zona que se le atragantó.

Reyes fue clave en los dos primeros encuentros de la serie, pero en este tercero sólo anotó en el último minuto, cuando la balanza se había decantado del bando azulgrana.

Louis Bullock hizo mucho, entre otras cosas meter a los suyos en el partido cuando la cosa parecía decidida en el primer cuarto, pero no lo suficiente como para evitar que al Real Madrid se le escapase el primer match ball de las manos.

A Bullock se le acumuló el trabajo porque la salida del Winterthur Barcelona difícilmente se puede mejorar: un parcial de 15-0 en tan sólo cinco minutos que pareció dejar el partido visto para sentencia apenas superado el ecuador del primer periodo.

Casi todos los factores que debían combinarse para que algo así sucediese confluyeron sobre la pista, con Dusko Ivanovic alineando simultáneamente a Mario Kasun y Denis Marconato para acabar con la sangría en el rebote de los dos anteriores partidos, el perímetro azulgrana enchufado y el Palau Blaugrana reventando el famoso sonómetro que instala la ACB para medir el volumen de sonido en los pabellones.

El primer punto del Real Madrid no llegó hasta ese minuto cinco y fue en el segundo tiro libre de los dos que lanzó Raúl López para inaugurar el casillero de su equipo.

La primera canasta en juego de los blancos se hizo esperar hasta el minuto siete, obra de un Alex Mumbrú que acababa de salir a la pista.

Todavía se le complicaron más las cosas al Real Madrid en este primer cuarto con la segunda personal de Felipe Reyes en el minuto nueve.

El periodo acabó en 24-8 con sólo dos canastas en juego conseguidas por el equipo de Joan Plaza, la de Mumbrú y otra de Axel Hervelle, mientras que Reyes se quedaba en blanco y Louis Bullock debía conformarse con dos tiros libres anotados.

Sin embargo, los madridistas ganaban una vez más en la estadística de los rebotes ofensivos (4 por 5) y a ese dato, junto a un buen trabajo en zona, se aferró el cuadro blanco para recuperar el pulso.

El segundo cuarto fue para el Real Madrid, pero lo fue hasta el punto de que al descanso se fueron sólo siete puntos por debajo (39-32).

Los madridistas fueron poco a poco recortando diferencias mientras los jugadores del Winterthur Barcelona demostraban que su única arma para romper una zona está en la línea de tres puntos y que si falla la puntería se acaban los recursos.

En ocho minutos de este segundo cuarto los de Joan Plaza se habían puesto a tan sólo seis puntos (30-24) y, aunque Jaka Lakovic hizo lo que pudo por los suyos (tres triples en la primera mitad), una falta y una técnica consecutivas a Gianluca Basile fueron clave para que el Real Madrid se fuese al descanso plenamente metido en el partido.

En la reanudación, el Winterthur Barcelona quiso asestarle un nuevo golpe al rival, pero esta vez su parcial no pasó de 6-0 (45-32, min.22) y los madridistas reaccionaron poco después con otro de 0-8 (47-42, min.27).

Las diferencias se recortaron por segunda vez a sólo cuatro puntos (49-45, min.28), que fueron dos después de un triple de Kerem Tunceri (50-48, min.29) y más tarde tras un dos más uno de Louis Bullock (53-51, min.20) mientras los azulgrana se estrellaban una y otra vez contra la zona de Joan Plaza.

La guinda la puso Bullock con un triple inverosímil sobre la bocina que marcaba el final del tercer cuarto, que acabó con el Real Madrid con ventaja en el marcador (53-54).

El estadounidense estaba lanzado y, en los inicios del último cuarto, lideró a su equipo a unas máximas provisionales de hasta cuatro puntos (55-59, min.34), en las que también tenían mucho que ver las pérdidas de balón del Winterthur Barcelona, cuyos tiradores fallaban reiteradamente desde la línea de tres.

Los barcelonistas necesitaban algo a lo que aferrarse y apareció alguien tan inesperado como Denis Marconato, cuyo trabajo en el rebote fue clave para que él y sus compañeros protagonizasen un parcial de 11-0 que les dio una ventaja de siete puntos (66-59, min.38) al que también colaboró un Navarro algo más inspirado.

Al Real Madrid no le quedó otra más que cambiar la zona por una defensa individual y, en esas circunstancias, los jugadores del Winterthur Barcelona suelen salirse con la suya.

El resto apenas sirvió para poco más que para comprobar que Ivanovic había convencido a los suyos de la necesidad de parar a Felipe Reyes, que anotó sus cinco puntos en el último minuto del encuentro, y para certificar la primera victoria azulgrana en esta final.

Ficha técnica:

Winterthur FC Barcelona (75)

Real Madrid (70)

Winterthur Barcelona (24+15+14+22): Lakovic (11), Navarro (18), Basile (2), Kasun (4), Marconato (10) -equipo inicial-, Kakiouzis (7), Vázquez (2), Ukic (8), De la Fuente (2), Grimau (2) y Trias (9).

Real Madrid (8+24+22+16): López (3), Bullock (21), Smith (6), Moiso (-), Reyes (5) -equipo inicial-, Hervelle (7), Mumbrú (8), Sekulic (1), Tunceri (12), Hernández-Sonseca (6) y Tomas (1).

Árbitros: Francisco de la Maza, Daniel Hierrezuelo y Oscar Perea. Eliminado Marconato (m.39).

Incidencias: Tercer partido de la final de la Liga ACB, disputado en el Palau Blaugrana ante 7.394 aficionados. Los presidentes de Winterthur Barcelona y Real Madrid, Joan Laporta y Ramón Calderón, coincidieron por primera vez en el palco en lo que va de serie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha