eldiario.es

Menú

La locomotora del Tau no para

SUPERÓ AL UNICAJA MÁLAGA EN LA PRÓRROGA (98-100)

- PUBLICIDAD -

El Tau Cerámica se proclamó, este domingo, campeón de la Copa del Rey de baloncesto por sexta ocasión en su historia. El Baskonia superó al Unicaja Málaga (98-100) en una gran final, llena de alternativas, buen juego y mucha tensión, que se decidió en la prórroga. Allí, en el tiempo extra, el equipo vitoriano encontró a Pete Mickeal. El alero, con 8 puntos y un tapón en la ultima jugada del último parcial, dio el triunfo al Tau.

Con los antecedentes de los cuartos de final y las semifinales, donde el Tau Ceramica puso en marcha un rodillo que finiquitó sin discusión la resistencia de Pamesa Valencia y Regal FC Barcelona, el Unicaja Málaga se presentó en la final con la lección bien aprendida para tratar de desconectar al Baskonia.

Carlos Cabezas, baja en las rondas anteriores por lesión, fue titular con el Unicaja. La presencia del base campeón del mundo amplió la rotación de Aíto García Reneses e incrementó sus posibilidades. El jugador marbellí, de entrada, marcó los pasos de baile y elevó el nivel defensivo del conjunto malagueño.

El aguante del Unicaja no varió el pulso al Tau. No lo hizo cuando el Pamesa le arrinconó en el primer parcial de los cuartos de final ni tampoco se salió del guión cuando el Regal FC Barcelona, en semifinales, discutió su ventaja.

El Baskonia funciona como la mejor de las locomotoras. Da igual qué obstáculos tenga en su trayectoria o qué piezas de su maquinaria no se ajusten al partido. Con Igor Rakocevic mermado por un virus estomacal y Tiago Splitter desactivado por la rotación interior verde, otros asumieron de entrada los galones en el Tau.

En la primera mitad aparecieron Will McDonald, Sergi Vidal y Mirza Teletovic para marcar de cerca a un Unicaja que aguantó en pie, hasta el descanso (44-43), aupado sobre los hombres de Marcus Haislip, Robert Archibald y Boniface Ndong.

Resistencia verde

El reto para el Unicaja, en la segunda mitad, era saber encajar y aguantar ante el martillo pilón del Tau. Amagó el Baskonia con romper el duelo en la reanudación. Un parcial 0-6 lanzó al equipo de Ivanovic (46-52). Intenso en defensa, aceleró pero fue insuficiente para dejar en la cuneta al equipo de García Reneses, que serio y aplicado se presentó al último parcial en pie (57-60).

Según se acercaba la hora de la verdad, todos los protagonistas empezaban a asumir responsabilidades. Nadie se escondió y los dos equipos dieron lo máximo para dibujar una gran final.

En el Tau, Rakocevic comenzó a ver aro y Splitter empezó a hacer daño sobre la pintura, mientras que Pete Mickeal y Mirza Teletovic agujereaban la defensa rival. En el Unicaja, Archibald imperaba sobre ambas zonas, Berni Rodríguez, Jiri Welsch y Carlos Jiménez se multiplicaban en la intendencia y Gomis asumía un protagonismo inesperado.

Cada equipo jugó sus bazas y cada equipo puso en práctica un plan para poner en jaque al contrario. Pero a cada movimiento le seguía una jugada para contrarrestar las intenciones ajenas.

No se vino abajo el Unicaja con ocho puntos de desventaja a tres minutos para el final (71-79). Ni desesperó ni se entregó. Apeló a la épica, se lanzó a la remontada y a 41 segundos para el final empató el duelo (85-85). Dos tiros libres anotados por Rakocevic y un rebote de Teletovic dieron un respiro al Tau, antes de que un dos más uno de Gomis permitiera a Unicaja aspirar a su segundo título de campeón de la Copa del Rey.

El escolta francés erró el tiro libre y el Tau un ataque a la desesperada para evitar una prórroga en la que el Baskonia se quedó, a las primeras de cambio, sin Rakocevic (eliminado por faltas personales) y Unicaja perdió a Jiri Welsch y a Carlos Jiménez por el mismo problema.

En el tiempo extra, con todo en juego, emergió la figura, inmensa, de Pete Mickeal. El alero norteamericano anotó 8 puntos y colocó un tapón, en el último suspiro, para noquear al Unicaja y prolongar el ritmo endiablado que marca esta temporada la locomotora del Tau.

Ficha técnica

Unicaja Málaga (98)

Tau Cerámica (100)

Unicaja Malaga (17+27+13+30+11): Cabezas (5), Jiménez (2), Welsch (8), Haislip (23), Archibald (16) --cinco inicial--; Gomis (16), Cook (9), Gabriel (3), Ndong (13) y Berni Rodríguez (3).

Entrenador: Aíto García Reneses.

Tau Cerámica (18+25+17+27+13): Prigioni (4), Rakocevic (18), Mickeal (20), Splitter (12), McDonald (8) --cinco inicial--; Teletovic (20), Ilievski (2), Vidal (16), San Emeterio (-) y Barac (-).

Entrenador: Dusko Ivanovic.

Árbitros: Arteaga, Martín Bertrán y Redondo. Eliminaron por faltas personales a Jiménez y Welsch (Unicaja), y Rakocevic y Splitter (Tau Cerámica).

Incidencias: Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, 11.500 espectadores. Presidieron el encuentro el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el consejero de Cultura, Deporte y Turismo, Santiago Fisas; Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español; Eduardo Portela, presidente de la ACB; José Luis Sáz, presidente de la Federación Española Baloncesto; Josean Querejeta, presidente del Tau; Francisco de Paula Molina, presidente del Unicaja Málaga; Francisco de la Torre, alcalde de Málaga; y Patxi Lazcoz; alcalde de Vitoria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha