eldiario.es

Menú

España y Canarias fracasan en la mejora del pacto pesquero entre la UE y Mauritania

El eurodiputado del PP Gabriel Mato reconoce que el convenio refrendado este martes por la Eurocámara sigue dejando fuera a los cefalopoderos de Anacef y niega la posibilidad de descarga de capturas en Las Palmas

- PUBLICIDAD -
Gabriel Mato, eurodiputado canario del PP y miembro de la Comisión de Pesca  del Parlamento Europeo.

Gabriel Mato, eurodiputado canario del PP y miembro de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo.

Malas noticias para la pesca de los buques arrastreros con puerto base en Canarias, los congeladores de cefalópodos (calamar, pulpo y pota) de la organización Anacef, y también para la oferta de frío industrial radicada principalmente en el puerto estatal de La Luz y de Las Palmas.

Pese a los compromisos adquiridos, el optimismo trasladado de forma abundante y las buenas intenciones de los representantes políticos de los gobiernos español y autonómico, el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Mauritania refrendado este martes por la Eurocámara sigue siendo muy malo para las Islas porque es, en esencia, el mismo catálogo de medidas y condiciones que ya se aplicaba de forma provisional desde el 16 de noviembre pasado, cuando el citado convenio pesquero se empezó a aplicar de manera efectiva.

Este pacto pesquero, con duración de cuatro años, sigue dejando a la flota congeladora de cefalópodos con base en Gran Canaria sin opciones de pesca en aguas administradas por Mauritania (tampoco las tiene en Marruecos) y limita sobremanera el volumen de negocio de las empresas que prestan el servicio de frío industrial en el primer puerto estatal de las Islas, el de La Luz y Las Palmas. Las citadas entidades se quedan sin opción alguna de atender las descargas de grandes pelágicos capturados en esas aguas africanas por buques industriales de cerco.

Así las cosas, por ahora solo se puede hablar de fracaso, y ello debido a dos razones básicas: muchos buques de Anacef seguirán amarrados a puerto y amplios espacios con frío de organizaciones como Spanish Pelagic permanecerán con sus estanterías sin especies pesqueras almacenadas con procedencia de Mauritania. No ha habido avance alguno respecto a lo puesto en marcha el 16 de noviembre.

Tanto la parte negociadora de España como la interesada de Canarias llevaban mucho tiempo avanzando que existía una especie de consenso político- institucional que permitiría la modificación, previo acuerdo en el seno de la primera reunión de la comisión mixta de seguimiento del convenio, de la situación que ahora ha ratificado la Eurocámara, siempre en beneficio de los intereses isleños. Incluso se llegó a decir que esa reunión de trabajo se celebraría en Gran Canaria el mes pasado, en abril.

Tras el paso de las semanas, nada de eso ha ocurrido, aunque sí es verdad que, tal y como subrayó este martes el eurodiputado del PP Gabriel Mato, esa cita está previsto que se convoque a finales de mayo. Por ahora no se ha confirmado que vaya a ser en las Islas.

Imagen de archivo de Spanish Pelagic, en el puerto grancanario, una de las  empresas de frío afectadas por la prohibición de descargas.

Imagen de archivo de Spanish Pelagic, en el puerto grancanario, una de las empresas de frío afectadas por la prohibición de descargas.

Reconocimiento público de que no hay avances

El primero en reconocer de forma pública que el resultado obtenido en el Parlamento Europeo, donde se ratificó el acuerdo que ya se aplicaba desde el 16 de noviembre, no satisface los intereses de las Islas ha sido Gabriel Mato, que, en una nota remitida a los medios, insistió en que, “para que [este pacto pesquero] fuera excelente, era necesario que tuviera en cuenta las reclamaciones que desde hace tiempo viene haciendo la flota española respecto a los cefalópodos [los armadores integrados en Anacef], así como el sector portuario canario [sobre todo empresas locales de frío]. Estas peticiones ahora tendrán que [volver a] ser planteadas en la próxima reunión de la comisión mixta de seguimiento del citado acuerdo, que se va a celebrar a finales del mes de mayo”, señaló el eurodiputado canario.

Mato sostuvo que, “en principio, y pese a nuestras demandas, solo se introdujeron las descargas en instalaciones mauritanas, aunque creemos que aún se puede contemplar una excepción [para que haya desembarco de capturas en Las Palmas], al menos mientras se desarrollan las infraestructuras portuarias de Mauritania”. La misma fuente pidió al comisario comunitario de Pesca, Karmenu Vella, que aclare “si existe aún esa posibilidad, y si ello se va a defender en el próximo encuentro”, el de la comisión mixta de seguimiento. Esto hace poco se daba por seguro; ahora, no parece tan claro.

El mismo político europeo del PP indicó que será “difícil de conseguir la otra petición, la de que pesque la flota cefalopodera con base en Gran Canaria, aunque recordó que “ha habido una mejora de esas especies en los caladeros mauritanos que debe ser tenida en cuenta”. Sobre este particular, lamentó que “el comisario de Pesca fuera poco optimista al respecto”. La flota de Anacef faenó en aguas mauritanas en el periodo de aplicación del anterior marco pesquero firmado por la UE y el país africano.

Pese a estos fracasos, el eurodiputado del PP insistió en que “el acuerdo actual es mejor que el anterior, ya que las zonas de pesca para la flota marisquera y para los pequeños pelágicos han sido ajustadas para mejorar la cohabitación con la flota mauritana. Además, se han aumentado las posibilidades de pesca para las flotas de arrastre de merluza negra y de palangre de fondo”. Prácticamente todas estas pesquerías no son realizadas por embarcaciones de las Islas en aguas tan lejanas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha