eldiario.es

Menú

La falta de turistas obliga al cierre de complejos en Las Palmas

EL SECTOR AFRONTA SOBRECOSTES DE HASTA EL 30%

- PUBLICIDAD -

El alza de los precios de los alimentos básicos y la energía hace que el sector turístico de Las Palmas afronte sobrecostes de hasta el 30%, a lo que se sumarán los previsibles cierres de complejos en los próximos meses debido a la falta de clientes propia de la temporada baja.

Este es el panorama con el que los empresarios turísticos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura encaran los meses de mayo, junio y mitad de julio en los que, como ocurrió en 2007, los propietarios de complejos de bungalós y apartamentos optarán por echar el cierre antes de mantenerlos abiertos sin clientes o albergar a turistas a precios tan bajos que no les permitirían sufragar los gastos, dijo este miércoles el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), Fernando Fraile.

Y es que, tras unos meses de marzo y abril en los que ha habido "suerte" y se han registrado, con ayuda de la Semana Santa y el puente del Primero de Mayo, niveles de ocupación mejores que los de 2007, 2006 y 2005, ahora llega la "época dura de la temporada baja", que tendrá "una tónica muy similar" a la del pasado año respecto a los niveles de ocupación de las plazas, aunque tendrá el añadido negativo de los sobrecostes que habrán de afrontar los empresarios, tanto de hoteles como de complejos extrahoteleros.

"Un hotel tiene la misma cuenta de resultados que una casa: gasta en electricidad, agua, alimentos y bebidas" y el precio de esos productos y servicios ha subido hasta en un 30% y seguirá haciéndolo a partir de junio, en el caso de la electricidad, ya que, por ley, habrá que contratarla de baja tensión en el mercado libre, lo que impedirá seguir utilizando la media y la alta tensión, que es más económica, dijo Fraile.

El presidente de la FETH abogó por mejorar los precios de venta de los establecimientos turísticos de la provincia para que el empresario pueda ganar "algo de dinero" en una situación en la que no podrá repercutir los sobrecostes que ha de afrontar en los precios que oferta en el mercado.

Esta coyuntura "está echando por tierra las perspectivas que tenía" el sector turístico de Las Palmas "de mejorar este año", aunque Fraile se resiste a hablar de un panorama "desalentador".

Directrices

Respecto a la reforma de la Ley de Directrices de Ordenación General y del Turismo que promueve el Gobierno canario, el presidente de la FEHT manifestó que el sector "no sabe lo que pretende" el Ejecutivo porque este asunto "se lleva con un secretismo importante".

Sin embargo, consideró que la "clave política" de la reforma legal que se lleve a cabo reside en "saber quién va a tener las competencias para determinar qué complejos se hacen y cuáles no", una capacidad de decisión que, a juicio del sector, debería recaer de forma exclusiva en los cabildos, en lugar de que, como hasta ahora, la plantee el Gobierno al Parlamento y sea esta cámara la que tenga la última palabra.

Fraile recordó que la FEHT ha solicitado en numerosas ocasiones que sean los cabildos los que establezcan los ritmos de crecimiento "porque no todas las islas son iguales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha