eldiario.es

Menú

Namibia perdió el 75% de la pesca de atún y 600 empleos por los sondeos petrolíferos

La ruta migratoria de los atunes entre el sur de África y la zona de Lüderitz se ha visto perturbada por los trabajos de perforación en el país de donde procede el barco de Repsol

Desde que comenzaran las prospecciones en las aguas del país se han perdido 600 puestos de trabajo en el sector pesquero

Las capturas de atunes han caído desde las 4.000 toneladas en 2011 hasta las 650 de 2013

- PUBLICIDAD -
El Rowan Rennaisance. (Felipe de la Cruz/Diario de Lanzarote).

El Rowan Rennaisance. (Felipe de la Cruz/Diario de Lanzarote).

Las prospecciones petrolíferas que se realizan en la costa de Namibia, al suroeste del continente africano, han provocado que las capturas de atún de los pescadores de la zona hayan caído en un 75%.

Precisamente de ese país venía el Rowan Renaissance, el barco utilizado por Repsol para realizar los sondeos en busca de hidrocarburos en aguas cercanas a Canarias y que el pasado mes de junio tuvo que finalizar apresuradamente los trabajos en la costa de Namibia. El buque abandonó repentinamente las operaciones para evitar un desastre ambiental. Al aparecer, algunos de los mecanimos del barco dieron problemas que obligaron a parar los trabajos a los pocos días de comenzar.

Los datos del Ministerio de Pesca y Recursos Marinos de Namibia muestran como de las 4.000 toneladas de capturas de atún de 2011, se ha pasado a 650 en 2013. La directora de Planificación Económica, Anna Erastus, aseguró entonces que los trabajos de sondeos petrolíferos que incluyen estudios símicos podrían estar detrás de esta causa, según informa el portal All Africa.

La ruta migratoria de los atunes entre el sur de África y la zona de Lüderitz se ha visto perturbada por los trabajos de explotación petrolífera hasta tal punto que varias compañías pesqueras tuvieron serios problemas para conseguir sobrevivir la pasada temporada.

La industria del pescado del país alertó en agosto de las consecuencias que los sondeos podrían tener en sus capturas ya que las ondas sísmicas emitidas por los barcos y plataformas exploratorias podrían afectar negativamente a la fauna marina.

Los datos que manejan muestran que desde el año 2011 hasta la actualidad se han perdido 600 puestos de trabajo en el sector pesquero, según ha asegurado Matthew Hambuda, responsable de la asociación pesquera Large Pelagic, a All Africa.

Al parecer, las exploraciones petrolíferas también han sido la causa por las que los barcos procedentes de Sudáfrica, que cada temporada navegaban hasta Namibia para realizar sus capturas, hayan cesado en su intención tras conocer la situación y entender que hacerse al mar podría suponerles pérdidas económicas.

El Gobierno de Namibia aprobó entonces una normativa en la que se recogía que las compañías que realizaran sondeos petrolíferos offshore debían de abstenerse de llevarlos a cabo en los meses de febrero y marzo, el periodo del año que coincide con el mayor volumen de capturas para los pescadores.

Un lugar único en el mundo

En el caso de los sondeos que la petrolera Repsol lleva a cabo desde la pasada semana a unos 60 kilómetros de Fuerteventura y Lanzarote, existe una zona declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC) por la riqueza de su fauna marina.

En esta zona habitan 28 de las 87 especies de cetáceos que existen en el mundo, se trata pues, de un "hábitat singular por la profundidad de sus aguas y las especiales condiciones oceanográficas", según recoge la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC).

La ballena calderón es una de las especies de cetáceos en peligro por las prospecciones petrolíferas. Foto: Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (CECAC)

La ballena calderón es una de las especies de cetáceos en peligro por las prospecciones petrolíferas. Foto: Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (CECAC)

La existencia de esa riqueza marina provocó que el Ministerio de Defensa renunciara a realizar maniobras militares en la zona a la espera de que se concretara la zona de hábitat permanente de los zifios. Unas maniobras que incluían el uso de sonares activos antisubmarinos y explosiones submarinas dentro de las 50 millas náuticas a poniente y sur de las islas.

El pasado mes de julio, el Cabildo de Lanzarote denunció que el Ministerio de Medio Ambiente permitiera a Repsol realizar "intervenciones agresivas con el medio ambiente" cuando la propia Armada había anunciado que no realizaría maniobras para evitar dañar la biodiversidad de la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha