eldiario.es

Menú

Correa acusa a Lucio Gutiérrez y exculpa a Estados Unidos de las revueltas

QUITO

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha acusado de forma directa al ex mandatario Lucio Gutiérrez y a su partido, Sociedad Patriótica, de estar detrás del "intento golpista" de la semana pasada, en el que sin embargo descartó la intervención de Estados Unidos, como sí aseguraron otros líderes regionales.

- PUBLICIDAD -

QUITO, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, habla sobre el golpe de Estado

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, habla sobre el golpe de Estado

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha acusado de forma directa al ex mandatario Lucio Gutiérrez y a su partido, Sociedad Patriótica, de estar detrás del "intento golpista" de la semana pasada, en el que sin embargo descartó la intervención de Estados Unidos, como sí aseguraron otros líderes regionales.

Durante una comparecencia en Quito ante los medios internacionales, Correa calificó de "evidente" la implicación de Gutiérrez, uno de los nombres que más han sonado de boca de sus principales asesores tras los disturbios policiales del pasado jueves.

El presidente ecuatoriano señaló que grupos políticos trataron de infiltrarse en la Policía y las Fuerzas Armadas utilizando una táctica similar a la del golpe de enero del año 2000. Dijo "desconocer" la implicación de grupos económicos, pero indicó que "sí está claro que la oligarquía aplaudió la acción de la Policía". "Incluso intentaron reunir gente y no agruparon ni a 40 personas", afirmó.

Tampoco se atrevió a confirmar la implicación de grupos de derecha a nivel internacional, ya que señaló que no tenía "pruebas" de unos vínculos que sí se habrían demostrado en el caso del golpe de Estado registrado el año pasado en Honduras y que concluyó con la salida del poder de Manuel Zelaya.

"Ahora ya no es la administración de Barack Obama, por el contrario, nosotros recibimos la llamada de apoyo de parte de la misma Hillary Clinton", matizó, días después de que mandatarios como el venezolano Hugo Chávez o el boliviano Evo Morales hayan dirigido su dedo acusador a Washington.

Correa destacó que la intentona golpista fue frenada por la acción ciudadana y del Ejército, que no quisieron secundar el "descontento" que trató de crear en torno a la figura del presidente parte de los 42.000 efectivos que constituyen la Policía.

Este suceso, explicó, recuerda a los escuadrones de la muerte registrados en Centroamérica en la década de los ochenta, informa el periódico oficial 'El Ciudadano'.

SIN PLANES DE ELECCIONES

Correa indicó que no tiene planeado disolver la Asamblea Nacional y convocar elecciones anticipadas aunque no descarta que tenga que recurrir a ellas. El presidente tiene posibilidad de apelar a esta "muerte cruzada", como se denomina a la disolución parlamentaria y a la llamada a las urnas, una posibilidad que se llegó a barajar en los primeras horas de los disturbios.

De cara al futuro, el dirigente pidió aprender la "lección" que han enseñado los hechos de la semana pasada. "El 30 de septiembre deja una lección, nunca más algo así", apostilló.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha