eldiario.es

Menú

El Frente Polisario no descarta volver a las armas si fracasa la vía diplomática

XII CONGRESO DE LA ORGANIZACIÓN SAHARAUI CERCA DEL CONSEJO REAL MARROQUÍ

- PUBLICIDAD -

El Frente Polisario no descarta la posibilidad de una vuelta a las armas como solución al conflicto con Marruecos para conseguir la autodeterminación. Así lo aseguró Carmelo Ramírez, consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria y asistente al XII Congreso del Frente Polisario, que se celebra en la ciudad de Tifariti desde el pasado viernes.

En declaraciones al programa El Correíllo de CANARIAS AHORA RADIO, Carmelo Ramírez afirmó que se respira un ambiente de "rabia" por el fracaso de la vía diplomática ya que, según dijo, en las dos últimas reuniones que han mantenido Marruecos y el Frente Polisarios en Nueva Cork bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), "no se ha avanzado nada" ante la postura intransigente del reino alauita. Según Padrón, el Polisario tampoco espera nada de la tercera ronda de negociaciones que comenzarán a partir del 7 de enero de 2008.

Carmelo Ramírez afirmó que los integrantes del Frente Polisario han dicho que "el plazo para la vía pacífica se va terminando". En este sentido, el consejero del Cabildo de Gran Canaria aseguró que un conflicto armado "a menos de 100 kilómetros del Archipiélago afectaría directamente a nuestra economía" ya que, ésta depende en gran medida del turismo que se podría ver muy resentido ante dicha situación. En el Congreso han participado más de 1.600 delegados del Frente Polisario, entre ellos delegados de la organización en los territorios ocupados, y representantes de varios estados africanos, europeos y de Latinoamérica.

Propuesta de Rabat para el Sáhara

Por otro lado, el Consejo Real Consultivo para Asuntos del Sahara (CORCAS) inició este lunes su segunda sesión ordinaria para el año 2007 en la ciudad de Esmara, ubicada al este del Sáhara Occidental, a unos 100 kilómetros de Tifariti, en donde el Frente Polisario celebra su congreso hasta el martes.

La sesión, a la que entre otros ministros asiste el titular de la cartera de Interior, Chakib Benmusa, se organiza bajo el lema Autonomía, reconciliación y regreso en dignidad, indicaron fuentes del consejo. La reunión durará hasta el martes y está dedicada a examinar la autonomía propuesta por Rabat para el territorio del Sáhara Occidental como solución definitiva a este conflicto entre Marruecos y los independentistas del Polisario, así como a evaluar la reconciliación entre las dos partes, según las fuentes.

Desde las mismas fuentes añadieron que el CORCAS debatirá también novedades relativas al Sáhara Occidental y el desarrollo local, sobre todo en cuanto al transporte y las comunicaciones, para permitir a la región de Esmara salir de su aislamiento. En esta sesión se anunciará además la reestructuración del aeropuerto militar de Esmara para reconvertirlo en uno civil y la construcción de nuevas carreteras para enlazar la ciudad con Mauritania y Tinduf, donde se encuentran los campamentos de refugiados saharauis en Argelia.

Cerca de 150 miembros

El CORCAS, instancia creada por el rey Mohamed VI, ha contribuido a la elaboración del proyecto de autonomía para el Sáhara Occidental que Marruecos presentó en abril pasado al Consejo de Seguridad de la ONU, como plataforma para arreglar definitivamente ese conflicto. Instalado por Mohammed VI en marzo de 2006 en El Aaiún, esa entidad, integrada por 141 miembros, está encargada de tres misiones principales: la defensa de la integridad territorial de Marruecos, la participación en el desarrollo económico y social del Sáhara Occidental y la conservación de sus especificidades culturales.

La organización de su segunda sesión ordinaria de 2007 coincide con la celebración desde el pasado 14 de diciembre y hasta el martes del congreso del Frente Polisario en Tifariti, que forma parte de la región de Esmara y está considerada por Marruecos una "zona tapón", no armada, entre el Sáhara Occidental y las fronteras argelinas. El Gobierno de Marruecos había pedido a Ban Ki-Moon la intervención de la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) con el objetivo de impedir la celebración de ese congreso, dado que a su juicio ésta suponía una nueva "violación del alto el fuego" declarado en 1991.

AUDIO/ Fragmento de la entrevista en 'El Correíllo'

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha