eldiario.es

Menú

Haidar acusa al Gobierno de presionarla

RECHAZA LAS PROPUESTAS DEL EJECUTIVO

"Nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré. Yo soy siempre independiente", asegura la activista.

- PUBLICIDAD -

La activista saharaui Aminatu Haidar, en huelga de hambre desde el pasado día 15, ha vuelto a rechazar este lunes las propuestas del Gobierno español para intentar solucionar su situación y ha acusado al Ejecutivo de presionarla y de chantajear al pueblo saharaui.

Cuando se cumplen quince días de su protesta en el aeropuerto de Lanzarote, Haidar se ha reunido este lunes de nuevo con el director del Gabinete del Ministerio de Asuntos Exteriores, Agustín Santos.

Santos le ha ofrecido las que cree que son únicas dos posibles opciones en manos del Gobierno: pedir un nuevo pasaporte al Consulado de Marruecos o aceptar el asilo o la nacionalidad española, sin que Haidar haya aceptado ninguna.

El representante del Gobierno ha argumentado que son las autoridades marroquíes, como administradoras de facto del Sahara, las que tienen la competencia y la obligación de expedir el pasaporte de Haidar, a quien ha instado a solicitarlo.

"Lamentamos que ella haya rechazado ambas opciones, y eso no nos permite dar una salida rápida, como deseamos, a su situación", ha señalado Santos, para sentenciar a continuación que Haidar "debe vivir para seguir luchando y no luchar para morir en Lanzarote".

Tras estas declaraciones, Haidar ha enviado un comunicado a los medios, en el que acusa al Gobierno español de presionarla, antes de aclarar que ella no ha actuado "nunca" bajo presión y de subrayar que está en huelga de hambre por convicción.

Con estas palabras, la activista saharaui ha querido responder al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien ha advertido a quienes la aconsejan rechazar las propuestas españolas de que con ello la están impidiendo lograr "su principal objetivo" de volver a El Aaiún.

"Yo soy siempre independiente"

"Quiero solamente transmitir un mensaje claro al señor Moratinos: que yo, Aminatu Haidar, nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré. Yo soy siempre independiente", ha asegurado.

"Lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí. Está presionando a la Plataforma y al Frente Polisario, está haciendo chantaje a todo un pueblo, al pueblo saharaui", agrega.

A su juicio, su expulsión de El Aaiún fue una violación del artículo 12 del pacto internacional de derechos civiles y políticos, que reza: "Todas las personas deben ser libres para dejar cualquier país, incluido el suyo. Nadie deberá ser desprovisto arbitrariamente del derecho de entrar en su propio país".

Una observación con la que ha coincidido la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, quien ha emplazado al Gobierno de Marruecos a que contribuya a desbloquear "inmediatamente" la situación de Haidar.

Pajín ha garantizado que, mientras tanto, el Gobierno español seguirá trabajando con todos los recursos a su alcance para que Haidar "pueda volver a su casa cuanto antes".

El delegado en funciones del Frente Polisario en España, Mohamed Jadad, ha dicho que la salida al caso pasa por que Marruecos le devuelva el pasaporte que le confiscó el pasado 13 de noviembre en El Aaiún antes de expulsarla a Lanzarote.

Jadad ha sostenido que si Marruecos accediera a devolverle el pasaporte, requisado después de que Haidar pusiera en la ficha policial que su nacionalidad es saharaui, se resolvería la situación.

La otra vía que ha apuntado es que Haidar pueda volar a El Aaiún sin pasaporte, lo que el Gobierno español no ve viable porque supone infringir la ley.

El Ejecutivo "está haciendo lo que debe hacer"

En apoyo a las gestiones del Gobierno ha salido el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, en cuya opinión el Ejecutivo "está haciendo lo que debe hacer", porque los intereses generales del país "no pueden ser subordinados a querencias individuales o grupales, por muy legítimas que sean".

"El Gobierno tiene que defender los intereses generales de España, y creo que está haciendo lo que debe hacer", ha dicho Múgica.

Bajo su punto de vista, estos intereses generales del país "no pueden ser subordinados a querencias o exigencias, por muy legítimas que sean, individuales o grupales".

También comparte esta reflexión el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, quien ha afirmado que aunque Aminatu Haidar sea un "personaje público admirado", no puede estar "por encima de la ley", por lo que le ha pedido que también facilite una salida.

Mientras tanto, la salud de la activista, según ha explicado a Efe el presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara, Carmelo Ramírez, está "absolutamente debilitada" y los médicos han alertado de que "puede llegar en cualquier momento a un proceso irreversible".

Este lunes se ha conocido además que el Juzgado de Instrucción Número Ocho de Arrecife ha impuesto a la activista saharaui una multa de 180 euros, por una falta contra el orden público, a raíz de unos incidentes que ocurrieron hace unos días, durante su desalojo de las instalaciones aeroportuarias en horas de la noche, cuando se cierra la terminal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha