eldiario.es

Menú

Romney tiende la mano al escéptico electorado cristiano evangelista

WASHINGTON

Clave en las elecciones presidenciales de noviembre

- PUBLICIDAD -

Clave en las elecciones presidenciales de noviembre

WASHINGTON, 13 (EUROPA PRESS)

El candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, ha tratado de apaciguar las críticas de los votantes cristianos evangelistas y de avenirse con este sector reafirmando su compromiso con los valores conservadores y aceptando las diferencias religiosas.

Los cristianos evangelistas consideran que Romney podría convertirse en un obstáculo por su condición de mormón, ante lo cual, el presumible candidato republicano ha emplazado a los votantes a unirse en torno a la meta común de servir a Dios. Además, ha rehusado el matrimonio homosexual, una de las claves electorales para granjearse el apoyo del granero de votos más conservador.

"Las personas de diferentes creencias, como las vuestras y las mías, en ocasiones desean avenirse en torno a un propósito común, cuando hay tantas divergencias en el credo y la teología", ha afirmado Romney. "Creo que no hay una fuerza mayor para el bien en la nación que una conciencia activa cristiana", ha preconizado el exgobernador de Massachusetts.

Este discurso de marcado mensaje religioso ha tenido lugar en la Universidad de Liberty --que se autodenomina como "la mayor universidad cristiana en el mundo"--, en el estado de Virginia, ante la mayor audiencia que ha registrado en su campaña electoral: unas 35.000 personas.

La retirada del exsenador por Pennsylvania Rick Santorum, el favorito del ala más conservadora del Partido Republicano y de los cristianos evangelistas, ha provocado que Romney se haya lanzado a esgrimir unos mensajes más conciliadores con este sector, en vistas a un posible inmovilismo en las elecciones presidenciales de noviembre.

Una encuesta publicada en enero vaticinaba que el 20 por ciento de los republicanos y un 31 de los cristianos evangélicos que residen mayoritariamente en el sur del país no votaría a Romney por ser un "mormón confeso". La tendencia, en cambio, parece estar variando. El 68 por ciento de los protestantes evangélicos apoya la candidatura de Romney, en claro detrimento del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con un 19 por ciento. En esta misma línea se manifiestan los estadounidenses evangélicos que dicen diferir de las creencias del candidato republicano: 64 por ciento a favor de Romney, por un 22 por ciento de Obama.

El matrimonio homosexual se ha convertido en el foco de sus reproches al presidente de Estados Unidos, así como su política económica. Sin embargo, el índice de aprobación entre los jóvenes ha ascendido hasta el 70 por ciento, según recoge 'The Christian Science Monitor'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha