eldiario.es

Menú

Salé: No conseguirán sus objetivos con "anarquía y asesinatos"

MADRID

El presidente yemení, Alí Abdulá Salé, ha advertido a los manifestantes que piden su dimisión de que no conseguirán su objetivo mediante "anarquía y asesinatos", ante la ola de protestas y disturbios que vive el país y que ha dejado al menos doce muertos desde el jueves.

- PUBLICIDAD -

SANÁ, 21 (Reuters/EP)

Oficina, sucursal, Caja España

Oficina, sucursal, Caja España

El presidente yemení, Alí Abdulá Salé, ha advertido a los manifestantes que piden su dimisión de que no conseguirán su objetivo mediante "anarquía y asesinatos", ante la ola de protestas y disturbios que vive el país y que ha dejado al menos doce muertos desde el jueves.

La última de las víctimas ha ocurrido este lunes cuando soldados abatieron a un adolescente en la ciudad portuaria de Adén, en el sur, e hirieron a otros jóvenes que lanzaban piedras a su patrulla. La mayoría de las víctimas mortales han tenido lugar en Adén, donde gran parte de la población rechaza que les gobierne el norte.

Salé, en el poder desde hace 32 años, ha prometido que no se presentará a las presidenciales de 2013 y a reformar las leyes que rigen las elecciones parlamentarias, pero su llamamiento al diálogo ha sido rechazado por los partidos de la oposición que dicen que no pueden negociar con un Gobierno que está usando la violencia contra los manifestantes. Salé también ha acusado a sus detractores de intentar usar la fuerza.

"Sí a las reformas", ha declarado hoy en rueda de prensa en Saná. "No a los golpes de Estado y a tomar el poder mediante la anarquía y el asesinato", ha subrayado.

"Si quieren el poder, deben conseguirlo mediante las urnas (...) estáis pidiendo que el régimen se marche, entonces venid y deshaceos de él mediante las urnas", ha advertido.

Salé ha hecho repetidos llamamientos al diálogo con la oposición y ha atribuido las protestas a "elementos externos al sistema y la ley". Sin embargo, la coalición de los principales partidos opositores, incluido es islamista Islah y el Partido Socialista, anunció este domingo que no puede haber un diálogo con "balas y palos y matones", o con un Gobierno "que reúne a mercenarios para (...) aterrorizar a la población".

MANIFESTACIONES

Las manifestaciones han tenido lugar en todo Yemen, un país de 23 millones de habitantes. Miles de personas se han manifestado en las ciudades de Ibb y Taiz, así como en dos distritos de Adén, donde se ha reforzado la seguridad y se han desplegado tanques y vehículos blindados en las principales calles.

En la localidad de Yahr, al norte de Adén, testigos informan de que hombres armados han tomado edificios gubernamentales este lunes en protesta por la muerte de un manifestante ayer en la ciudad portuaria.

Por otra parte, según testigos unas 3.000 personas han iniciado una sentada delante de la Universidad de Saná, escenario de frecuentes manifestaciones contra Salé. Algunos de ellos portan pancartas en las que se lee "vete" y "el pueblo quiere la caída del régimen".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha