eldiario.es

Menú

Las fuerzas de seguridad comienzan a retirar las barricadas en Osh

MADRID

Las fuerzas de seguridad kirguisas comenzaron este sábado a desmantelar las barricadas levantadas entre las dos zonas en las que ha quedado dividida la ciudad de Osh debido al estallido de violencia étnica y política que se ha cobrado la vida de al menos 2.000 personas y han obligado a huir a otras 400.000.

- PUBLICIDAD -

OSH (KIRGUISTÁN), 20 (Reuters/EP)

Disturbios en Kirguistán

Disturbios en Kirguistán

Las fuerzas de seguridad kirguisas comenzaron este sábado a desmantelar las barricadas levantadas entre las dos zonas en las que ha quedado dividida la ciudad de Osh debido al estallido de violencia étnica y política que se ha cobrado la vida de al menos 2.000 personas y han obligado a huir a otras 400.000.

Un enviado especial de la agencia de noticias Reuters explicó que aunque ya se han retirado algunas barricadas, continúa habiendo vehículos, ruedas y chatarra apilada en medio de las calles que conducen a los barrios de mayoría uzbeca, cuyos residentes temen nuevos ataques.

"Mira la situación en la que estamos en esta ciudad. ¿Por qué deberíamos estar dispuestos a desmantelar esto?", se pregunto un obrero de la construcción uzbeco de 42 años, Sabir Mirzasharibov.

Mientras, el Gobierno aprobó este domingo prorrogar el toque de queda y el estado de emergencia en Osh y sus tres regiones circundantes hasta el 25 de junio, dos días antes de la fecha prevista para la celebración de un referéndum de reforma constitucional que restaría competencias a la presidencia en favor del cargo de primer ministro.

Todo comenzó el pasado 10 de junio con ataques coordinados por parte de grupos desconocidos, con el rostro oculto por pasamontañas, que provocaron el enfrentamiento abierto entre las comunidades kirguisas y uzbecas. Barrios enteros de mayoría uzbeca quedaron reducidos a cenizas en tres días de disturbios.

Estados Unidos y Rusia, potencias que cuentan con bases militares en Kirguistán, están preocupadas por el posible contagio de la violencia por otros países centroasiáticos, una zona hasta ahora relativamente estable, pero fronteriza con Afganistán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha