eldiario.es

Menú

Los nacionalistas del Istiqlal derrotan a los islamistas moderados en Marruecos

LA PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES SE SITÚA EN EL 37% DE LA POBLACIÓN

- PUBLICIDAD -

El nacionalista Partido Istiqlal, con 63 años de historia, arrebató la victoria a los islamistas moderados del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), que partían como favoritos, en las elecciones legislativas celebradas el viernes y en las que la participación fue sólo del 37%.

Los datos oficiales, aún parciales, de los segundos comicios legislativos celebrados bajo el reinado de Mohamed VI dieron la sorpresa, al revelar como ganador al histórico partido nacionalista marroquí fundado en 1944 por Allal el Fassi, que adelanta en cinco escaños al PJD. El partido Istiqlal, cuyo secretario general es Abbas el Fassi, formaba parte de la coalición de cinco partidos que gobernó Marruecos durante los últimos cinco años con el primer ministro Dris Yetú al frente y en estos comicios ha logrado incrementar en siete los escaños que obtuvo en 2002.

El PJD, que partía como favorito en los escasos sondeos publicados antes de las elecciones, logró 47 escaños, según los resultados aún parciales, muy lejos de los casi setenta que sus líderes confiaban en poder ganar en estos comicios. Los islamistas moderados liderados por Saad Edine El Othmani incrementan de este modo en sólo cinco escaños los que alcanzaron en 2002 y que les convirtió entonces en la tercera fuerza política del país, aunque no entraron a formar parte del Gobierno.

Othmani declaró antes de las elecciones que su partido es "un partido político y no religioso", que no quiere la ruptura, y aseguró que, por ejemplo, no se le ocurriría plantear problemas para el desarrollo de la importante industria turística del país. Además, había afirmado que cualquier reforma institucional en Marruecos debía hacerse de acuerdo con el monarca al añadir: "Nuestra estrategia es trabajar para el cambio y para las reformas dentro de las instituciones legales".

Abstención récord

La victoria del Istiqlal fue anunciada a la prensa por el ministro del Interior, Chakib Benmusa, quien reveló que el índice de participación en las elecciones del viernes fue de sólo el 37%de los 15,5 millones de electores inscritos. Esta cifra de participación -que indica que la abstención alcanzó un nivel récord del 63%- contrasta con la proyección que hizo el propio ministro al cierre de los colegios electorales, cuando aseguró que rondaría en torno al 41%.

Por detrás del Istiqlal y del PJD quedó el partido rural y bereber Movimiento Popular, con 43 escaños, seguido del Reagrupamiento Nacional de los Independientes, (RNI), que obtuvo 38 escaños, y de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), que alcanzó 36 puestos en la Cámara de Representantes. Los socialistas de la USFP igualaron así los resultados obtenidos en los comicios de hace cinco años.

Los datos oficiales indican, tal como habían adelantado fuentes de los cinco partidos que formaban la coalición gubernamental saliente, que entre ellos reúnen 186 escaños, lo que teóricamente les facilitaría formar nuevo Gobierno. El cargo de primer ministro en Marruecos es designado por el rey, que en 2002 eligió al tecnócrata sin partido Dris Yetú.

Dentro de esta coalición saliente, los tres partidos que forman la denominada kutla democratía (bloque democrático) -Istiqlal, USFP y PPS- consiguieron conjuntamente en los comicios del viernes un total de 102 escaños.

"Corrupción y desorganización"

Antes del anuncio oficial de los resultados el PJD había denunciado en una conferencia de prensa en Rabat la "corrupción" y "desorganización" de los comicios, y aseguró que considera que eso es un atentado contra el deseo de hacer avanzar la democracia en el país. "Desgraciadamente, ha habido muchos casos en los que se ha utilizado el dinero, algunos de forma muy sutil, que no han sido detectados por las autoridades. La cuestión reside en saber si no se ha podido o no se ha querido hacer nada para combatirlo", afirmó a la prensa Abdelá Baha, miembro de la secretaría general del PJD.

El número dos de esa agrupación política, Lahcen Daoudi, aseguró además que los principales responsables del fraude han sido los propios partidos políticos. Daoudi dijo que, en las actuales elecciones ha habido dos bandos, el del PJD y el de "los tramposos", y añadió: "el PJD se ha ganado a la población en la base y los tramposos han ganado los escaños".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha