eldiario.es

Menú

Allegados y familiares de Inaxio Uría se concentran en el lugar del tiroteo

LA FAMILIA TRANSMITE SU SOLIDARIDAD CON LAS VÍCTIMAS DE ETA

- PUBLICIDAD -

La familia de Inaxio Uría, el empresario asesinado por ETA el pasado día 3 en Azpeitia (Guipúzcoa), ha trasladado este miércoles un "mensaje de solidaridad a todas las víctimas" de la banda terrorista "estén donde estén y vivan donde vivan". Un portavoz de la familia ha dado a conocer a los periodistas este mensaje de los allegados más cercanos a Inaxio Uria al término de la concentración que, por tercera semana consecutiva, ha celebrado la familia del empresario junto al lugar en el que su allegado fue tiroteado por ETA.

Este portavoz ha explicado que el dolor todavía impide a la familia dirigirse directamente a los medios de comunicación, a pesar de lo cual todos sus miembros desean trasladar a la sociedad, en estas fiestas navideñas, la "esperanza" de que Inaxio sea el último asesinado por ETA, algo que, según ha dicho, también habrán deseado en su momento todas las víctimas de la banda terrorista.

Manoli Aramendi, viuda de Inaxio Uria, y sus cinco hijos, también difundieron este martes un comunicado en el que denunciaban la "hipocresía" de ETA por estar "en contra de las imposiciones que sufre Euskal Herria" y sin embargo "imponer" la muerte de su allegado.

Pasadas las 13.00 horas de este miércoles los más cercanos a Inaxio Uria se han vuelto a concentrar durante quince minutos, en completo silencio y en un ambiente de emoción contenida, en el punto en el que cayó tiroteado el empresario guipuzcoano y donde habían sido depositadas numerosas flores y velas junto a un cartel con la palabra "Paz" en euskera.

Por primera vez desde que se produjo el atentado, los participantes en la concentración, que volverá a repetirse el próximo miércoles, día de Nochevieja, no se han visto obligados a utilizar los paraguas para protegerse de la lluvia que, hasta hace unos pocos días, ha caído copiosamente sobre Guipúzcoa desde que Uría fue asesinado.

En el acto ha tomado parte un centenar de personas, la mayor parte de ellas familiares de Uría, como sus cinco hijos y sus hermanos, además de varios niños vestidos con el traje típico vasco de "casero" propio de estas fechas navideñas.

Entre los participantes se encontraban asimismo amigos del fallecido y trabajadores de su empresa, así como el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y varios ediles de este partido en Azpeitia.

Fuentes próximas a la familia han explicado que la viuda del empresario, Manoli Aramendi, quien ha sido visitada este miércoles mismo por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, no ha conseguido reunir fuerzas para tomar parte en este acto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha