eldiario.es

Menú

El PSOE apoya a Zapatero tras el fin de la tregua de ETA y frente al ruido del PP

LOS 'POPULARES' INSTAN A IMPUGNAR LAS LISTAS DE ANV

- PUBLICIDAD -

El Comité Federal del Partido Socalista (POE) dio este sábado su pleno respaldo a José Luis Rodríguez Zapatero ante la nueva situación creada por ETA, hizo autocrítica tras detectar los fallos del 27-M, y cerró filas ante el "ruido" del Partido Popular (PP), reconociendo que esta fuerza ha logrado imponer su estrategia de comunicación. Mientras, los conservadores pidieron al presidente del Gobierno coherencia entre sus palabras y sus acciones políticas y urgió al Ejecutivo a impugnar las listas de ANV para evitar que los candidatos electos de esta formación tomen posesión como concejales o junteros.

El Comité -máximo órgano de dirección socialista entre congresos- analizó los resultados de las elecciones municipales y autonómicas con especial atención a fracasos como el de Madrid o la Comunidad Valenciana y los posibles pactos de Gobierno en lugares como Canarias o Navarra, ésta última donde no descarta acuerdos con UPN aunque el "fariseismo político" de esta formación lo dificulta. Zapatero abrió su intervención inicial refiriéndose directamente a la ruptura del alto el fuego permanente de ETA, asegurando que será "implacable" ante su amenaza, y apostó por la unidad frente a la banda terrorista porque "si los demócratas no están dispuestos a pagar un precio político por el fin de la violencia, tampoco deben pagar el precio de la desunión".

El terrorismo fue el primer tema que abordó en su discurso inicial, en el que afirmó que para lograr el entendimiento con todos en la lucha antiterrorista no pondrá condiciones ni exigirá rectificaciones. "Así -dijo- se construye el consenso, así se demuestra la voluntad de entendimiento". Al término de la reunión, Zapatero auguró que ETA seguirá presente en la agenda política de los próximos meses pero subrayó que "no hay que temer a nada" en ese debate porque se siente con "autoridad moral y política" para defender su gestión.

"Queremos es ganar para hacer cosas por el país"

Sobre los resultados del 27-M, aseguró que el PSOE tiene "mucho que aprender" y destacó la capacidad de autocrítica del partido frente a la "prepotencia" que -dijo- mantiene el PP "aun perdiendo posiciones de primacía", aunque instó a "no enfrascarse con los problemas".

Finalmente, Zapatero dio por abierto el proceso de elaboración del programa electoral para las generales de marzo 2008, que coordinará el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y que pidió que sea "más ambicioso aún" que el anterior". "Nosotros lo que queremos es ganar para cambiar las cosas, para hacer reformas; no queremos que pierdan ellos, lo que queremos es ganar nosotros para hacer cosas por el país", agregó, convencido de la "importantísima victoria electoral" que obtendrá el partido en marzo, "con más margen" que en 2004.

En las 26 intervenciones que se produjeron tras las palabras de Zapatero, los miembros del Comité Federal respaldaron a Zapatero tras la ruptura de la tregua de ETA, hicieron autocrítica por algunos malos resultados (como Madrid o la Comunidad Valenciana) y analizaron la estrategia comunicativa que, según sostuvieron- no ha impedido que el "ruido" del PP eclipse la gestión del Ejecutivo. Sobre los posibles pactos en Navarra, el secretario general del PSM, Carlos Chivite, pidió a sus compañeros cierto margen de maniobra e hizo una dura crítica a la posición "indecente", el "fariseismo político" y la "hipocresía" de UPN estos últimos tres años, lo que dificulta un acuerdo entre ambas formaciones.

En este sentido, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, hizo un llamamiento a UPN para que facilite un Gobierno autonómico presidido por el socialista Fernando Puras e, incluso, se incorpore a ese Ejecutivo, aunque explicó que también es posible un pacto con Nafarroa-Bai. Las intervenciones más críticas fueron las de los miembros del PSM, como la de José Acosta, quien recordó que ya en el anterior Comité Federal denunció el procedimiento de elección de candidatos para la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid.

Por su parte, el diputado y ex presidente de la Comunidad madrileña Joaquín Leguina subrayó que el PSM no debe ser "teledirigido" desde Ferraz, y se mostró convencido de que la región es "recuperable" para la izquierda. Saltándose las líneas generales, Leguina criticó al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, por ser uno de los jueces que condenaron a José Barrionuevo y Rafael Vera en una instrucción que -aseguró- fue un "desastre" y "por la que tendrá que responder" y, según algunos miembros del Comité Federal, también le criticó por no haber explicado suficientemente las decisiones adoptadas últimamente en materia antiterrorista.

El líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, reconoció el retroceso incluso en municipios donde parecía impensable y pidió abrir un periodo de reflexión.

"Lleva la palabra fracaso escrita en la cara"

Por su parte, el secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, pidió este sábado al presidente del Gobierno coherencia entre sus palabras y sus acciones políticas y urgió al Ejecutivo a impugnar las listas de ANV para evitar que los candidatos electos de esta formación tomen posesión como concejales o junteros.

En declaraciones a un grupo de periodistas, Elorriaga contrastó las palabras de Zapatero, quien dijo hoy que será "implacable" en la lucha contra el terrorismo, con su inacción política al no poner en marcha las medidas necesarias para impedir que los concejales de ANV tomen posesión de sus cargos. "Zapatero lleva la palabra fracaso escrita en la cara", dijo el portavoz popular, y dijo que el presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas fracasó en las pasadas elecciones autonómicas y municipales y fracasó en su estrategia de lucha contra el terrorismo "mediante la negociación con ETA".

Elorriaga lamentó que Zapatero sea "incapaz" de reconocer que perdió por 150.000 votos las elecciones municipales y por 14 puntos porcentuales las elecciones autonómicas, e "incapaz" también de reconocer que "el máximo responsable de lo que ha ocurrido en la negociación con ETA es él". El dirigente popular criticó que "los portavoces de ETA" continúen hablando "día y noche" en todos los medios de comunicación como portavoces de plataformas "completamente ilegalizadas".

Exigió a Rodríguez Zapatero "algo de humildad, algo de sinceridad y mucha sensatez" para reconocer el fracaso "de todas sus políticas", y confió en que durante las próximas semanas el presidente supere "el shock que le ha producido esta situación". Ante el encuentro del próximo lunes entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición, Elorriaga incidió en que el PP apoyará "de una forma incondicional" al Ejecutivo "si de lo que se trata es de poner en marcha estrategias de derrota de la banda terrorista".

Agregó que, por el contrario, el Gobierno "jamás" contará con el apoyo del PP "si de lo que se trata de es de dialogar y de negociar con ETA", instó al Gobierno a aclarar su posición e insistió que no ha escuchado al jefe del Ejecutivo decir "que en ninguna circunstancia en el futuro volverá a intentar la vía de la negociación y el diálogo con los terroristas". Gabriel Elorriaga lamentó que vayan a estar representados en los ayuntamientos "los representantes de ANV, que son lo portavoces de ETA", e incidió en que se deben apurar todas las posibilidades para evitar que eso ocurra.

Manifestación de Gesto por la Paz

Cerca de tres mil personas se manifestaron durante la tarde de este sábado en Bilbao convocados por Gesto por la Paz, organización que, al término de la marcha, exigió a ETA que "no vuelva a poner la mano encima de nadie y menos todavía en nuestro nombre".

La marcha, convocada tras conocerse el comunicado de ETA en el anunciaba la ruptura de la tregua, discurrió en silencio tras una única pancarta: "Es nuestro derecho. Paz y libertad. ETA ez" (ETA no). La convocatoria contó con el apoyo de todos los partidos vascos, excepto ANV y Aralar que, sin embargo, "dio libertad" a sus simpatizantes para secundar la marcha.

En el recorrido tomaron parte el portavoz del PNV, Iñigo Urkullu; el secretario general del PSE-EE, Patxi López; el portavoz del PP, Leopoldo Barreda; el secretario de Organización de EA, Rafa Larreina y el portavoz de la presidencia de EB, Mikel Arana, además de numerosos representantes institucionales, como la presidenta del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao y el alcalde de la villa, Iñaki Azkuna.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha