eldiario.es

Menú

El Supremo volverá a interrogar al juez Garzón

MADRID

El magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena ha anunciado que volverá a llamar a declarar al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por la querella admita a trámite por un presunto delito de prevaricación y cohecho por el dinero que presuntamente percibió durante su estancia en la Universidad de Nueva Cork entre 2005 y 2006.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Baltasar Garzón

Baltasar Garzón

El magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena ha anunciado que volverá a llamar a declarar al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por la querella admita a trámite por un presunto delito de prevaricación y cohecho por el dinero que presuntamente percibió durante su estancia en la Universidad de Nueva Cork entre 2005 y 2006.

El pasado 15 de abril, Garzón ya acudió al alto tribunal para ser interrogado en calidad de imputado por la querella presentada por los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea por la dirección de diversos cursos en la Universidad de Nueva York mientras disfrutaba de un permiso de estudio.

En un auto dado a conocer este jueves, el juez instructor anticipa que el interrogatorio de Garzón tendrá lugar tras la práctica de nuevas diligencias. Entre ellas, accede a la petición del querellado y ordena librar una comisión rogatoria a las autoridades judiciales de Estados Unidos para que Citibank remita al Supremo todos los movimientos de una cuenta registrada por Garzón en la entidad.

Asimismo, solicita al Banco de España que identifique y certifique el número de las cuentas corrientes declaradas por Garzón en el extranjero mientras que reclama a BSCH, BBVA, Telefónica, Endesa y Cepsa la "certificación con identificación expresa de todos los procesos penales incoados, archivados, en trámite o en los que hubiera sido dictada cualquier resolución" dictada por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional entre 2004 y 2007 contra su presidente, consejeros delegados u otros miembros del Consejo de Administración.

La defensa de Garzón también solicitó el pasado 14 de noviembre al alto tribunal que solicitara a la Universidad de Nueva York copia de todas las nóminas percibidas así como que tomara declaración a varios miembros de los órganos directivos del centro educativo.

CONDUCTA DE LA UNIVERSIDAD CON "TRADUCCIÓN PENAL"

A este respecto, Marchena indica que la propuesta "no supera el juicio de pertenencia" y critica la "contumacia demostrada hasta ahora por la Universidad, dilatando la respuesta a los requerimientos formulados por el Tribunal Supremo". Recuerda que el Supremo pidió al centro de estudios hasta en siete ocasiones que aportara diversa documentación de interés y que éste se opuso al entender que ya había declarado y documentado toda la compensación que recibió Garzón.

"Carecería de sentido -de hecho, podría tener una traducción penal que, a buen seguro, no escapa al querellado- aceptar la contumacia hasta ahora demostrada por la Universidad de Nueva York", indica el auto, que añade: "Una cosa es admitir que las autoridades académicas de la Universidad de Nueva York expidan certificados al dictado del querellado y otra bien distinta aceptar que sólo van a ser atendidas por la Universidad de Nueva York las peticiones y requerimientos que cuenten con el visto bueno del imputado".

Marchena niega que se haya extendido la invetigación a "hechos diferentes de los que originaron la querella" y añade que, a este respecto, no ha existido "asomo de indefensión".

Asimismo, informa de que el Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil remitió este miércoles, 22 de diciembre, el informe que solicitó sobre el "origen, persona, organismo o entidad pagadora de todos los ingresos percibidos por el juez Baltasar Garzón entre el 1 de marzo de 2005 y el 30 de julio de 2006" y que justifica saber el "exacto importe" de las sumas percibidas por Garzón en EEUU y la "conveniencia del examen" de los movimientos contables registrados durante su estancia en el país.

Marchena justificó la necesidad del informe en "las inexactitudes y contradicciones advertidas en las respuestas dadas al interrogatorio" practicado en abril, así como en la "contumaz actitud" de "desatención y las evasivas" del equipo directivo de la Universidad de Nueva York a la hora de remitir al alto tribunal la información requerida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha