eldiario.es

Menú

CC exige a Macario Benítez que pida disculpas a los vecinos de El Rosario por su ''vergonzosa actuación''

ARREGUI CARGA CONTRA EL ALCALDE POR LA POLÉMICA APROBACIÓN DEL PLAN PARCIAL EL VARADERO

- PUBLICIDAD -

El concejal de Coalición Canaria (CC) en El Rosario José Luis Arregui afirma que cada vez que el alcalde, Macario Benítez, interviene en los medios para hablar sobre Varadero, "introduce mayor sombra de duda sobre su gestión y le pide que pida disculpas a los vecinos por su actuación.

Arregui indica en un comunicado recuerda los argumentos utilizados por el alcalde para "eludir su responsabilidad en el tema de Varadero, como hablar de la existencia de informes de la arquitecta municipal ?a los que jamás tuvo acceso la oposición- y que, dice, legitimaban el plan parcial, la no existencia de informes negativos por parte de Cabildo y Gobierno y la negativa a acatar las dos sentencias del TSJC que descalifican cualquier posible argumentación a favor del plan parcial.

"El alcalde faltó a la verdad cuando dijo que no era verdad que la ex arquitecta municipal hubiera informado negativamente de Varadero", indica Arregui, que afirma que "como viene siendo habitual, Macario Benítez echa balones fuera y adopta una imagen victimista, responsabilizando a CC, al Cabildo de Tenerife y al Gobierno de Canarias de toda esta serie de malas prácticas que la oposición y la investigación periodística han destapado en la gestión del alcalde de El Rosario".

La primera afirmación de Benítez, legitimando el plan parcial de Varadero sobre la base de informes de la arquitecta municipal "es incierta", recalca Arregui, quien señala que la arquitecta advirtió "claramente en sus informes sobre la ilegalidad" de construir en Varadero dado que dicho suelo no era residencial.

"Los informes son claros y contundentes. En el punto cuarto de los dos informes emitidos por la ex arquitecta municipal se dice claramente a que es imposible el uso residencial en El Varadero. Así, el grupo de gobierno municipal faltó a la verdad cuando en su nota publicada desmentían rotundamente estas afirmaciones. Ha hecho falta que un medio de comunicación publicara dichos informes -pues la oposición nunca tuvo acceso a ellos- para saber que se mintió a la opinión pública", sostiene el edil de CC.

Además, añade que los dos informes emitidos por la ex arquitecta municipal del Ayuntamiento de El Rosario, Ángeles María Brito, advertían en su punto cuarto que el Plan Parcial El Varadero se iba a ejecutar en una zona que el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT) establecía como "suelo de protección natural", Área de Regulación Homogénea (ARH) de Protección Ambiental 1 en categoría de Laderas.

En los informes de la arquitecta, de abril y de julio de 2002, se recordaba que el Cabildo de Tenerife aprobó el PIOT, estableciendo en la zona del Plan Parcial un suelo de protección "cuyo objetivo es garantizar la protección y conservación de los recursos naturales, siendo incompatible el uso residencial, debiendo prohibir el planeamiento toda intervención que pudiera suponer una alteración del relieve original del terreno, de los ecosistemas o degradación de sus valores naturales", señala.

En los informes, añade, se aclara que el proyecto presentado por el promotor está "sin visar por el Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias" y que para aprobar el Plan Parcial El Varadero era necesaria la autorización del Servicio General de Carreteras del Cabildo de Tenerife, del departamento de Carreteras de la Consejería de Obras Públicas, de la Dirección General de Costas y del Consejo Insular de Aguas de Tenerife.

Informes negativos de Cabildo y Gobierno

Arregui también acusa de mentir al grupo de gobierno cuando afirma que los informes de Gobierno y Cabildo eran positivos, "cuando era negativos".

Así, recalca que en noviembre de 2002, la Dirección General de Ordenación del Territorio emite un informe jurídico, donde "informa desfavorablemente la tramitación del presente Plan Parcial al entenderse suspendida en virtud de lo establecido en el artículo 4.1 de Ley 6/2001, de 23 de julio, de medidas urgentes en materia de ordenación del territorio y turismo de Canarias".

En el informe, se indica que "Tienen la consideración de áreas naturales de interés insular aquellos espacios territoriales relevantes en el contexto de la isla de Tenerife que, en función de los valores naturales que contienen, merecen ser conservadas. Tendrán al menos esta consideración las Área de Regulación Homogénea de Protección Ambiental".

En otro informe emitido por la Dirección General de Ordenación e Infraestructuras Turísticas de la Consejería de Turismo y Transporte, de noviembre de 2002 se reitera que la tramitación del Plan Parcial El Varadero "deberá tenerse por suspendida en aplicación de lo dispuesto en el artículo 4.1 de la Ley 6/2001, de 23 de julio, de medidas urgentes en materia de ordenación del territorio y turismo de Canarias", detalla Arregui.

El Servicio de Carreteras del Cabildo de Tenerife también emitió un informe desfavorable, en octubre de 2002.

Asimismo, el edil de CC acusa a Benítez de hacer una lectura "mendaz y torticera" de las sentencias del TSJC cuando afirma que "no le dice al Ayuntamiento lo que tiene que hacer".

Sentencias del TSJC

Estas sentencias judiciales firmes son las que han llevado al Gobierno de Canarias a paralizar la publicación del Plan General de Ordenación (PGO) de El Rosario hasta que el Ayuntamiento anule el Plan Parcial de El Varadero, sostiene.

Ambas sentencias, agrega, fallan en contra de la pretensión del grupo de gobierno municipal y del promotor de anular el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), en el que El Varadero queda declarado suelo rústico de protección ambiental por sus valores paisajísticos y naturales.

Además, indica que ambas sentencias desestiman anular la protección dada por el planeamiento insular a este litoral argumentando que "el PIOT, en el ámbito de sus competencias, puede descender al detalle descriptivo para garantizar el cumplimiento de sus propias líneas de ordenación, evitando que la inconcreción sirva para que el planeamiento municipal convierta sus determinaciones en meras declaraciones de contenido ineficaz".

Los magistrados, dice, no da la razón tampoco al grupo de gobierno en su alegato en favor del promotor. Al respecto, el tribunal entiende que "se trata de una cuestión a enjuiciar desde la óptica de la vulneración de posibles derechos consolidados que se hayan visto afectados, pero en ningún caso puede ser determinante de la validez o invalidez de las determinaciones del PIOT".

Las sentencias descartan también como motivo de nulidad del PIOT el intento de "preservar zonas discontinuas frente a una intensa y desparramada urbanización" en la costa de El Rosario, cuestión que "podrá ser discutible y opinable, pero que no pertenece al terreno de lo injustificado o arbitrario".

Según Arregui, también dejan claro que "la inclusión de la zona de El Varadero dentro de las áreas de regulación homogénea de protección ambiental [en el PIOT], en calidad de ladera, debemos entender que está plenamente justificada, pues se trata de una zona de notables pendientes, donde el proceso urbanizador produce un notable impacto sobre el paisaje, que preserva, a pesar de los vestigios de antiguos abancalamientos que fueron realizados para su explotación agraria, notables valores paisajísticos que merecen ser protegidos".

"Además", prosigue el TSJC, "la zona de El Varadero colinda prácticamente con una antigua urbanización del litoral -Tabaiba Baja- que por seguir en su ordenación criterios urbanísticos de la época en la que empezó a ejecutarse, produjeron negativos impactos paisajísticos que, de desarrollarse el proceso urbanizador de El Varadero, se agravarían aún más".

Las sentencias concluyen igualmente que " no se invaden competencias de los ayuntamientos cuando por el PIOT se excluyen determinadas áreas del proceso urbanizador, aún cuando ello comporte la reclasificación de terrenos que antes fueron clasificados como suelo urbanizable o apto para urbanizar", como es este caso, destaca.

Para Arregui, "todo este entramado de ocultaciones e irregularidades resulta bochornoso y supone una vergüenza para la ciudadanía de este municipio. Macario Benítez debe pedir disculpas a los vecinos y vecinas de El Rosario por su oscura conducta en el tema de Varadero".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha