eldiario.es

Menú

El 'caso Faycán' marca otro pleno lleno de reproches mutuos en el Cabildo

EL PP ACEPTA LA MOCIÓN DE NC DE SOLICITAR UNA AUDITORÍA URGENTE PERO NO LOGRA AMPLIARLA A 1999

- PUBLICIDAD -

La corrupción en Telde bien vale otro pleno ordinario del Cabildo de Gran Canaria. Sobre todo cuando el baile de imputados -de mayor o menor gravedad- es constante en la Ciudad de los Faycanes. Ya sean detenidos e imputados por delitos de corrupción, como en el caso del Partido Popular (PP), o llevados a juicio como imputados por cuestiones similares, en el caso de la oposición y anterior mandato de Nueva Canarias (NC).

Así, la crisis política teldense volvió a trasladarse a la vera de la playa de Las Canteras. El pleno insular celebrado en el Auditorio Alfredo Kraus mantuvo su punto álgido -y, sin embargo, unánime como casi toda la sesión- en una moción de Nueva Canarias que instaba al Gobierno de Canarias a realizar, por medio de la Audiencia de Cuentas, una auditoría urgente de las finanzas del consistorio bajo sospecha judicial.

Salió adelante con el voto unánime de todo el pleno del Cabildo, no sin dardos envenenados entre PP y NC. La intención del PP, a través de su portavoz, Larry Álvarez, de ampliar la solicitud de auditoría al periodo gobernado por políticos de NC entre 1999 y 2003 cayó en saco roto. A pesar de ello, el PP votó a favor de la propuesta de Nueva Canarias.

Álvarez acusó a la consejera de NC, Inés Jiménez, de "sectaria por querer sacar rédito político con esta moción y no como una persona preocupada por la corrupción en Telde".

Jiménez, por su parte, replicó que "si el PP ha peleado por la limpieza en la política y contra la corrupción, la pelea les ha salido muy mal", por eso no aceptaron la transaccional ya que, según NC, "es verdad que hay concejales nuestros imputados, pero no por pedir dinero, ni comisiones, ni meter la mano" como en Faycán.

Por su parte, José Miguel Pérez (PSC-PSOE), más allá de apoyar una moción "testimonial para acelar la decisión ya tomada por la Audiencia de Cuentas", insistió en la disolución del consistorio porque "va a salir otro gobierno con el apoyo de dos imputadas".

El secretario insular de los socialistas se mostró rotundo al considerar que "es un escandalo y un bochorno que el PP se apoye en dos imputadas por corrupcion -en referencia a Toñi Torres (PP) y Laly Sánchez (Ciuca)- para sacar adelante otro gobierno municipal".

El grupo proponente, Nueva Canarias, no aceptó la transaccional porque según explicó Carmelo Ramírez "las denuncias de las Fiscalías de Corrupción y las denuncias de las policías y las del propio juez se refieren a este mandato". Para Ramírez, el PP "trata de poner en marcha el ventilador", cuando se está "hablando de temas diferentes". Los nacionalistas esperan que "haya una claridad total en cuanto a los recursos que el Cabildo de Gran Canaria ha invertido en Telde", recoge Acnpress.

Carmelo Ramírez manifestó que no "temen que les afecte la investigación ya que existen sentencias absolutorias como es el caso de Francisco Santiago". Para el portavoz de Nueva Canarias, "es falso el mensaje que está lanzando el Partido Popular de que cada vez que hay un imputado, cesa como militante".

Pérez explicó a los medios tras terminar la sesión que "hemos visto como el PP quiere tener un nuevo alcalde con los votos de gente imputada por corrupción política". El Partido Socialista, según Pérez, "ya dijo que para que la situación se recomponga, se debe disolver la actual corporación". En este sentido añadió que su partido "de ninguna manera participaría en componendas" y que el PP "está dispuesto a seguir presentando un candidato que salga con los votos de imputados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha