eldiario.es

Menú

NC: ''La política de ATI-CC es la que alimenta la división entre los canarios''

RODRÍGUEZ AFIRMA QUE ES ESTA FORMACIÓN LA QUE PROVOCA EL REBROTE DEL PLEITO INSULAR

- PUBLICIDAD -

"La política de ATI-CC es la que alimenta la división entre los canarios", dijo este lunes el presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, después de que el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, denunciara en su investidura presuntos futuros desequilibrios que hacen rebrotar el pleito insular.

A juicio de NC, "Zerolo y el conjunto de ATI-CC son los menos indicados para denunciar" hechos como estos, ya que "son ellos los que han culminado una legislatura plena de desequilibrios y de ninguneo hacia Gran Canaria".

La formación que dirige Rodríguez sí coincide con Zerolo en que "éste será su último mandato al frente del ayuntamiento santacrucero", en el que los nacionalistas grancanarios dudan "que incluso llegue a 2011".

NC agregó que el último ejemplo de la manera de gobernar que caracteriza a ATI-CC es "la conversión de dos centros sociosanitarios en el norte y sur de Tenerife en hospitales comarcales".

"Con estas acciones a la calladita es como se divide a los canarios y se fomenta el pleito y la división, por lo que no es de recibe que se acuse de insularistas a quienes denuncian estos desequilibrios, cuando son los únicos que defienden la unión y el proyecto común de Canarias".

Para la organización nacionalista resulta "patético que los insularistas radicales culpen ahora a la prensa que se edita en Gran Canaria de avivar el pleito insular, cuando desde otros periódicos de Tenerife se exigía cambiar la denominación de esta isla por la de Canaria, se repetía que era la tercera en tamaño e importancia y se insultaba a sus ciudadanos, un domingo sí y otro también; su respuesta ha sido la complicidad, al proponer a este diario como candidato al Premio Canarias de la Comunicación, y el silencio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha