eldiario.es

Menú

Más de 200 firmas piden en el Parlamento canario que la cultura no sea utilizada por los políticos como 'arma electoral'

SANTA CRUZ DE TENERIFE

Los profesionales del sector demandan ser convocados a la hora de tomar decisiones políticas que afecten a su profesión

- PUBLICIDAD -

Los profesionales del sector demandan ser convocados a la hora de tomar decisiones políticas que afecten a su profesión

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 (EUROPA PRESS)

Más de 200 personas han firmado el Manifiesto por la Cultura Canaria, que promueve un grupo de profesionales independientes del sector de la cultura y en el que se solicita que su actividad no sea utilizada por los políticos como "moneda electoral".

El documento, con una primera tanda de firmas, fue presentado el pasado 7 de diciembre en el Parlamento de Canarias y el Cabildo de Tenerife y Gran Canaria. Los firmantes declaran no tolerar que "se hable en nombre del sector cultural en general, o de alguno de ellos en concreto, cuando no conste que se haya realizado una consulta previa al menos a la mayoría de los profesionales de este ámbito".

En el Manifiesto, los firmantes muestran su desacuerdo y preocupación ante las declaraciones vertidas por diferentes políticos en medios de comunicación, en las que se instrumentaliza la cultura de cara a las elecciones municipales y autonómicas que tendrán lugar en 2011. En el documento se afirma que la cultura "no es un lujo prescindible, sino un derecho inherente al pueblo y que, por tanto, debe ser apoyada desde los sectores públicos y privados".

Además, los profesionales del sector demandan ser convocados a la hora de tomar decisiones políticas que afecten a su profesión e instan a los estamentos públicos, privados y sociales de Canarias a unirse para defender e impulsar la cultura del archipiélago.

En el documento presentado se alude a la crisis que afecta a sectores la educación y la sanidad y que, por tanto, merecen una consideración especial. No obstante, en el Manifiesto se considera que "no es moralmente aceptable, ni coherente, ni socialmente responsable descuidar, mucho menos despreciar, la economía del sector de la cultura, del que sobreviven muchas familias y que repercute en otros sectores, como el turismo".

SITUACIÓN ACTUAL

Este grupo de profesionales independientes del sector de la cultura deja patente en el documento la situación actual del sector, para el que se destina, en el presupuesto del Gobierno de Canarias para este próximo año 2011, una partida de 39 millones de euros, lo que supone menos de un 0,59%. Esta cifra se aleja del 2% de media que se destina a la cultura en gran número de países europeos.

Este Manifiesto denuncia que en Canarias el sector de la cultura "es siempre el primero en sufrir los recortes presupuestarios determinados por los distintos gobiernos". Por ello, según el mismo documento, el presupuesto actual es el mismo que el destinado hace ocho años, sin tener en cuenta que, entre 2001 y 2008, Canarias pasó de contar con 14.000 trabajadores en el sector cultural a cerca de 22.000. Este número de empleados supone el 2,4% del total de las islas, el sexto más alto del ranking nacional.

En cuanto a la situación empresarial, el documento informa de que, hace dos años, 2.656 entidades figuraban con este objeto social, lo que supone un 4% de las empresas culturales en el ámbito nacional, según los Datos Económicos de la Ciencia y la Cultura de Canarias del Ministerio de Cultura.

SEPTENIO

Respecto a este programa del Gobierno de Canarias, el Manifiesto destaca que es el primero que fundamentó un plan de financiación exclusiva para proyectos e ideas del sector canario y que ha fomentado el crecimiento de la industria cultural en las Islas Canarias. Sobre este punto, los firmantes declaran públicamente que "no sólo es falso" que estén "descontentos" con él, sino que exigen al Gobierno correspondiente que lo mantenga e impulse un mayor número de propuestas de programas con fundamentos similares.

De esta forma, los firmantes del Manifiesto aseguran que nunca estarán a favor de que se cierre ningún programa propuesto por cualquier institución pública que apoye a cualquier sector de la cultura, "lo que no quiere decir que" estén "necesariamente de acuerdo con la forma en que se han gestionado o se gestionan todos ellos". Sobre aquellas líneas de apoyo y financiación que se propongan cerrar, los firmantes solicitan que "vengan escrupulosamente justificadas y acompañadas en todo caso de una alternativa" que suponga una mejora de la situación del sector.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha