eldiario.es

Menú

La Policía Nacional desarticula en Tenerife una banda especializada en hurtos al descuido

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Funcionarios pertenecientes a la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos (Tenerife) ha desarticulado una banda formada por cuatro hombres de nacionalidad rumana especializada en hurtos al descuido de manera organizada y sistemática, informó la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 (EUROPA PRESS)

Funcionarios pertenecientes a la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos (Tenerife) ha desarticulado una banda formada por cuatro hombres de nacionalidad rumana especializada en hurtos al descuido de manera organizada y sistemática, informó la Jefatura Superior de Policía de Canarias en un comunicado.

De esta manera, a los cuatro arrestados se les imputan cuatro delitos de hurto, dieciséis faltas de hurto y pertenencia a organización criminal.

Ya desde hace varias semanas se había observado un incremento de denuncias por hurtos al descuido en diferentes zonas de Puerto de la Cruz, como determinados supermercados, alrededores de hoteles, estación de guagas, Loro Parque y vías públicas frecuentemente transitadas por turistas.

Por este motivo, por parte de la Comisaría de Puerto de la Cruz-Los Realejos se estableció un dispositivo en diferentes puntos de la ciudad con el fin de prevenir este tipo de hechos y a su vez proceder a la localización y detención de los autores de los mismos.

Dicho dispositivo, en el que participaron policías de la Brigada Local de Policía Judicial y del Grupo Operativo de Respuesta de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana, dio como resultado la detención de una persona nada más cometer un hurto en un supermercado que estaba siendo vigilado por los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

Un hombre nacional de Reino Unido que se encontraba realizando la compra en el supermercado acababa de ser abordado por otra persona (según describía, de ascendencia similar a la del este de Europa) y le había entretenido haciéndole comentarios imprecisos respecto a unas botellas de bebida.

A su vez, la primera persona iba acompañada de otros dos individuos y tras ser distraído ésta se marchó de inmediato de su lado, pudiendo entonces percatarse de la ausencia de su cartera en el interior del bolsillo de su pantalón.

Rápidamente trató de localizar a esa persona, a sabiendas de que la misma había sido la autora de tales hechos y comunicó al hecho al responsable del establecimiento, quien requirió la presencia de los policías que se hallaban en el exterior.

LOS POLICÍAS LOCALIZARON AL RESPONSABLE

Los policías, con las características facilitadas por la víctima, localizaron inmediatamente al presunto responsable del hurto y en el cacheo que le practicaron tras su identificación le encontraron escondida entre sus ropas la cartera de la víctima.

Al conocer el modus operandi de este tipo de sustracciones los policías continuaron las gestiones para tratar de localizar a las posibles personas que pudieran acompañar al presunto autor del hurto, participantes también en este tipo de sustracciones, consiguiendo la identificación de tres personas más que habían estado en el centro comercial.

Se sabía que normalmente para actuar, se agrupan varios individuos, en grupos de cuatro o cinco personas y alquilan uno o varios vehículos para desplazarse por toda la isla, teniendo un conductor y cuatro o más personas que se mueven en parejas de a dos o tres individuos, los cuales una vez seleccionan los lugares donde van a cometer los hechos delictivos, estacionan el vehículo cerca del lugar y se bajan del vehículo los acompañantes, los que se introducen, por periodos cortos de tiempo en los establecimientos, o lugares seleccionados y se suben de nuevo en el vehículo, marchándose del lugar de los hechos, tras haber sustraído al descuido, carteras, bolsos u otros efectos.

LAS VÍCTIMAS SUELEN SER EXTRANJEROS

Normalmente los delincuentes suelen escoger a sus víctimas entre ciudadanos extranjeros, de avanzada edad, con dificultades físicas y que les impidan percatarse de los hechos, así como reconocerlos posteriormente ante la Policía o Autoridad Judicial competente.

La banda, tras elegir el lugar donde van a cometer los hechos delictivos, habitualmente centros turísticos o establecimientos comerciales, eligen una víctima que coincida con las siguientes características, preferiblemente mujer, extranjera, de avanzada edad, con algún tipo de deficiencia física, y que se encuentra distraída comprando u observando los lugares turísticos de esta ciudad.

Tras localizar la víctima, por parte de dos miembros de la organización, la distraen mediante alguna pregunta o empujón de la misma, procediendo uno de ellos a sustraerle la cartera, sin que la víctima se percate de los hechos.

Dada la gran rapidez con la que actúan, dificultan a la víctima darse cuenta de los hechos, así como reconocerlos posteriormente o aportar datos físicos de los mismos. A continuación los mismos salen con gran rapidez del lugar de los hechos y hacen entrega de los efectos sustraídos a los otros miembros, los cuales seleccionan los que les puedan incriminar en los hechos delictivos y se deshacen de los mismos con gran rapidez.

ACTÚAN POR TODA ESPAÑA EN DIFERENTES ÉPOCAS

Por las investigaciones practicadas se ha constatado que las personas en su mayoría de nacionalidad rumana dedicadas a este tipo de hechos actúan por todo el territorio nacional y en distintas zonas según diferentes épocas del año.

Así, se han detectado los mismos grupos moviéndose por Barcelona, Tenerife, Gran Canaria, y las Islas Baleares, lugares donde todos ellos donde han sido detenido por hechos similares.

Concretamente los cuatro detenidos en esta ocasión en Puerto de la Cruz habían sido arrestados por los mismos motivos a principios de este mes por funcionarios de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del Sur de Tenerife.

Finalmente, una vez identificados y detenidos los cuatro hombres de nacionalidad rumana, fueron trasladados a las dependencias de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Puerto de la Cruz-Los Realejos, donde los policías de la Brigada Local de Policía Judicial continuaron con la investigación al objeto de determinar la participación de los mismos en otros hechos denunciados de características similares en los que se estaba utilizando el mismo modus operandi.

De esta forma pudieron serles imputados cuatro delitos y dieciséis faltas de hurto al descuido además de su pertenencia a una organización criminal perfectamente estructurada para la comisión de este tipo de hechos de forma habitual.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha