eldiario.es

Menú

Reverón admite el tráfico de influencias pero promete que ''no lo hará más''

CASO EDÉN / SEGÚN FELIPE CAMPOS, ABOGADO DE LA ACUSACIÓN

- PUBLICIDAD -

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº7 de Arona comunicó que a José Alberto González Reverón, alcalde de Arona e imputado en el caso Edén por prevaricación y contra la ordenación del territorio, le han sido atribuidas dos nuevas imputaciones: tráfico de influencias y malversación de caudales públicos, según informó el TSJC .

El alcalde de Arona José Alberto González Reverón afirmó ayer que "en conciencia" no creía haber cometido delito alguno, aunque el abogado de la acusación del 'caso Edén', Felipe Campos, aseguró que durante el larguísimo interrogatorio al que fue sometido el mandatario municipal, éste llegó a reconocer en tres ocasiones ante el juez y la fiscal de medio ambiente haber otorgado tratos de favor sin ser consciente de incurrir en un delito de tráfico de influencias.

González Reverón declaró ayer en el juzgado de Instrucción número 7 de Arona desde las diez y media de la mañana hasta las siete y media de la tarde aunque permaneció en las dependencias judiciales cerca de catorce horas. A la llegada a la sede judicial recalcó que estaba "muy tranquilo, al menos en conciencia". Dentro le esperaba su abogada Olga Lago.

El alcalde estuvo arropado a la entrada y a la salida por unas cincuenta personas que le vitorearon tanto como insultaron a los periodistas presentes, hasta el extremo de que fue necesario pedir protección policial . En una jornada maratoniana, en la que el magistrado Díaz Frías tan sólo hizo tres breves pausas, el edil respondió primero durante tres horas a las preguntas del juez y después, durante otras cuatro horas, a las preguntas de la fiscal delegada para los delitos contra el medioambiente y la ordenación territorial, Inmaculada Violán.

No quiso responder a las preguntas de la acusación y sí a los de su abogada de la defensa y a los abogados defensores de seis de los 34 imputados en este caso de corrupción urbanística. En concreto, González Reverón está imputado en un delito de prevaricación continuada, contra la ordenación del territorio, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos.

A la salida, en medio de gritos de "tú eres el mejor" y "te queremos", González Reverón aseguró que estaba tranquilo en conciencia. "No tengo nada que responder de mi vida profesional ni personal", dijo, y explicó que todo el interrogatorio había girado en torno a las escuchas telefónicas a las que fue sometido por orden judicial durante 2008.

Su situación procesal no ha variado y no variará hasta que hayan concluido todas las tomas de declaraciones a imputados y testigos, y se hayan concluido las diligencias previas, lo que no será antes de noviembre, matizaron fuentes jurídicas. "La situación no es buena ni mala", dijo el alcalde, quien enfatizó que no tenía "conciencia" de haber delinquido. "Yo ayudo a la gente y estoy aquí para resolver los problemas de los vecinos", recalcó. Entre sus fans, aparte de familiares, amigos y personal del Ayuntamiento, se encontraban Marta Melo, concejal para la Zona Oeste de Arona y que deberá declarar como testigo; el concejal de Transportes y Nuevas Tecnologías, Antonio García Marichal, y David Herrera, concejal de Turismo.

En un talante muy distinto se expresó Felipe Campos, quien optó por salir por la puerta trasera de los juzgados para evitar confrontarse con los seguidores del principal imputado en esta causa. Campos afirmó que "se ha demostrado que González Reverón es un cobarde" porque no quiso responder a sus preguntas y resaltó que llegó a admitir en tres ocasiones haber cometido tráfico de influencias, "pero dijo que no sabía que eso que hacía era delito y prometió no hacerlo más. Admitió su enchufismo demoledor".

"Las pruebas son contundentes y no me queda duda de que será condenado por los tres delitos que se le imputan. Ha reconocido que ha incurrido en tráfico de influencias", recalcó Campos, quien opinó que el edil se vio "abrumado por la presión de las preguntas".

La toma de declaraciones a imputados prosigue este miércoles. El turno es para el consejero delegado del Cabildo de Tenerife para la Zona Sur y concejal del PP, Félix Sierra Melo, citado para las 10.00 horas. Está acusado de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha