eldiario.es

Menú

El TSJC declara nulo el despido del jefe de Patrimonio del Cabildo

LO FIRMÓ SORIA EN SEPTIEMBRE DE 2003

- PUBLICIDAD -

La Seccion Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha anulado el despido del que fuera jefe del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, Juan Carlos Domínguez, ordenado por un Decreto de 19 de septiembre de 2003 firmado por José Manuel Soria. En la sentencia se reconoce el derecho a regresar al puesto de trabajo, después de que la administración insular lo despidiera aduciendo la amortización de la plaza.

Entiende el Alto Tribunal canario que la institución presidida por Soria no motiva suficientemente el despido en su escrito de contestación a la demanda de Domínguez, y recuerda que el Tribunal Supremo "viene declarando con reiteración (?) que si la Administración Pública ha de servir con objetividad los intereses generales , lo cual impone el artículo 103 de nuestra Constitución, es mediante la motivación de sus actos, pues sólo a través de ella es como se puede conocer si la actuación merece la conceptuación de objetiva por adecuarse al cumplimiento de sus fines, sin que tal motivación se pueda cumplir con las fórmulas convencionales sino dando la razón plena del proceso lógico y jurídico que determine la decisión".

También recuerda la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que dos resoluciones del Supremo rememoran a su vez una del Tribunal Constitucional, de 16 de junio de 1982, explicando que "la motivación es necesaria para el debido conocimiento de los interesados y para la posible defensa de sus derechos, y la misma debe darse con la amplitud necesaria para tal fin, pues sólo expresando la razones que justifiquen la decisión es como puede el interesado después alegar cuanto le convenga para su defensa (?)".

La sentencia en cuestión, cuyo ponente es el Presidente de la Sala, Francisco José Gómez Cáceres, no pone en tela de juicio la procedencia del ejercicio de la potestad discrecional utilizada por el Cabildo, pero recuerda unas declaraciones de José Manuel Soria que datan de la primera quincena de mayo de 2003, dos semanas antes de las elecciones locales y regionales: "Si gano las elecciones al Cabildo el Servicio de Patrimonio va a sufrir un cambio muy profundo", comentario realizado, según expresa la sentencia, "a propósito de su disconformidad con las decisiones que la Jefatura de Patrimonio venía adoptando respecto al Teatro Pérez Galdós".

"Fórmula estereotipada"

Es por ello que el TSJC entiende que la frase "razones técnicas y de gestión administrativa", esgrimida por el Cabildo para el despido de Juan Carlos Domínguez, es una simple "fórmula estereotipada", además de una "motivación genérica que sirve para cualquier caso y, por eso mismo, insuficiente para todos, individualmente considerados". Así, la fundamentación de los actos impugnados ha sumido a Domínguez en una "situación de patente indefensión que, obviamente, no puede justificarse en la simple existencia de una potestad discrecional".

Por todo ello, la Seccion Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Juan Carlos Domínguez Gutiérrez contra el Acuerdo del Pleno del Cabildo de Gran Canaria de 19 de septiembre de 2003 y contra el Decreto de su Presidente, José Manuel Soria, "resoluciones ambas anuladas por ser contrarias a Derecho". Se reconoce igualmente el derecho de Juan Carlos Domínguez a regresar al puesto de trabajo de jefe del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo, "que deberá crearse inmediatamente mientras el Cabildo no sustituya, en su caso, los actos anulados por otros nuevos, que deberán dictarse, en los términos que procedan, suficientemente razonados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha