eldiario.es

Menú

Los lagartos tinerfeños han mejorado su comunicación y aprovechan el sol variando su postura

SANTA CRUZ DE TENERIFE

La revista especializada en biología de reptiles 'Amphibia-Reptilia' acaba de publicar un estudio realizado por un equipo dirigido por el profesor del Departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna Miguel Molina Borja, en el que se estudia cómo los lagartos de Tenerife Gallotia galloti, comúnmente conocidos como "tizones", han optimizado la orientación de su cuerpo para encontrar tanto la mejor posición para exponerlo al sol como para transmitir mensajes de carácter social a otros lagartos, según informa la ULL en un comunicado.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 (EUROPA PRESS)

La revista especializada en biología de reptiles 'Amphibia-Reptilia' acaba de publicar un estudio realizado por un equipo dirigido por el profesor del Departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna Miguel Molina Borja, en el que se estudia cómo los lagartos de Tenerife Gallotia galloti, comúnmente conocidos como "tizones", han optimizado la orientación de su cuerpo para encontrar tanto la mejor posición para exponerlo al sol como para transmitir mensajes de carácter social a otros lagartos, según informa la ULL en un comunicado.

Los lagartos en general, al ser ectodermos --o mal denominados de "sangre fría"--, necesitan obtener calor del exterior, y por ello se ubican en lugares determinados que sean adecuados para regular su temperatura corporal y, además, modifican su posición para culminar más eficazmente ese proceso.

Por ejemplo, durante las mañanas lograrán incrementar su temperatura más rápidamente si colocan su cuerpo perpendicular a los rayos solares que si lo hacen paralelamente, ya que tendrán mayor superficie del cuerpo expuesta al sol.

Pero si lo que influyera en la orientación corporal fuera sólo la temperatura, sería relativamente fácil predecir su orientación a diferentes horas del día incluso en diferentes estaciones del año. Sin embargo, cabe la posibilidad de que el posicionamiento del cuerpo tuviera, además, otras funciones.

Esto podría ocurrir con los lagartos de Tenerife, que tienen manchas coloreadas azules en los costados del cuerpo, las cuales, junto con otras características, se utilizan durante encuentros agresivos entre machos y podrían tener también función atractiva para las hembras. Por lo tanto, si los machos o las hembras emplearan la posición corporal para comunicar mejor sus características corporales a sus congéneres, deberían adoptar una orientación corporal que les permitiera tener iluminados ambos lados del cuerpo.

Esa circunstancia se produciría sobre todo por la mañana si colocaran su cuerpo paralelo a los rayos del sol ya que, de esa manera, ambos lados de su cuerpo estarían iluminados; si lo hicieran perpendicularmente, uno de los costados estaría iluminado y el otro en la sombra.

INVESTIGACIÓN

Con estas premisas, el grupo de investigación de la ULL desarrolló un trabajo para cuantificar las orientaciones del cuerpo de machos y hembras adultos del "tizón" en dos zonas de Tenerife: el malpaís de Güímar y en la periferia del Parque Nacional del Teide. Estas dos zonas difieren en clima general, temperaturas medias y grado de intensidad de los rayos solares y, por lo tanto, los investigadores esperaban poder detectar diferencias en las orientaciones corporales si éstas tuvieran que ver más con la regulación de la temperatura corporal que con la comunicación social.

Para llevar a cabo el trabajo realizaron transectos --recorridos a pie, lentamente-- de alrededor de 100 metros de largo en ambas zonas, en diversos días y en dos horarios diferentes: en la mañana, entre las 9.30 y las 10.30, y al mediodía, entre las 12.30 y las 13.30, en los meses de mayo y junio, que es la época del año cuando hay mayor actividad de estos animales y cuando se producen los procesos de cortejo y apareamiento.

En esos recorridos se localizaban con prismáticos a los ejemplares a una cierta distancia y se anotaba qué orientación corporal presentaban: paralela, perpendicular u oblicua respecto a los rayos solares.

El análisis de los datos obtenidos de esta forma permitió concluir que la orientación corporal de lagartos en ambas zonas no parece estar relacionada exclusivamente con los requerimientos de regulación de la temperatura. Además, teniendo en cuenta la predominancia de las orientaciones paralelas al sol (seguidas por las perpendiculares), la orientación corporal de los lagartos de Tenerife puede representar un compromiso entre la comunicación social y la termorregulación.

Así, la orientación paralela a los rayos del sol incrementaría la eficacia de la comunicación al poder ser observadas las manchas coloreadas laterales con iluminación similar desde ambos lados de los animales en esa posición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha