eldiario.es

Menú

Canarias realiza el primer trasplante de riñón con donante vivo

ESTA TÉCNICA SE USARÁ EN EL 20% DE LOS CASOS EN LOS PRÓXIMOS AÑOS

- PUBLICIDAD -

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) realizó el pasado 10 de octubre el primer trasplante de riñón con donante vivo, técnica que ser pretende emplear en los próximos años en un 20% de los trasplantes renales que realice este centro de referencia.

El primer trasplantado en Canarias de donante vivo es un hombre de 52 años al que su esposa de 51 años donó un riñón, en una intervención quirúrgica que se prolongó durante unas cuatro horas y de la que la mujer se recuperó y fue dada de alta en una semana y su marido en quince días.

El director médico del centro, Eduardo de Bonis, junto con parte del equipo de profesionales que participaron en la intervención, indicó este miércoles que este trasplante supone un hito para un centro que lleva 26 años realizando trasplantes renales, periodo en el que se han hecho 2.000 intervenciones.

De Bonis explicó que el trasplante es la mejor opción terapéutica para pacientes con insuficiencia renal, y especificó que, en concreto, el trasplante de donante vivo requiere una alta cualificación técnica.

En su opinión, el trasplante con donante vivo es una expresión enorme de solidaridad y destacó la necesidad de fomentar las donaciones.

La supervisora de enfermería del HUC, Pilar Valido, indicó que un acto de generosidad de este tipo "impresiona" y resaltó la seguridad, la madurez y la serenidad con la que tanto la donante como el receptor vivieron todo el proceso.

El coordinador médico de trasplantes renales, Domingo Hernández, explicó que la principal ventaja que tiene este tipo de trasplante frente a la donación de cadáver es que la supervivencia del injerto renal y del paciente es mayor, y especificó que, a los 10 años, el 80% de los órganos procedentes de donante vivo están funcionando, frente a los 65% procedentes de cadáver.

Agregó que el 85% de los pacientes trasplantados de donante vivo sobreviven frente al 70% del paciente trasplantado de donante cadáver.

Hernández explicó que en este caso el paciente llegó con un 15% de actividad renal aunque todavía no estaba en diálisis, y especificó que desde el primer momento tanto él como su mujer tenían claro que era la mejor opción terapéutica.

El especialista dijo que el trasplante de donante vivo es una práctica habitual en otros centros y la pretensión del HUC es que el 20% de la actividad de trasplantes que se realiza en el sea con este tipo de donaciones.

Explicó que este programa se basa en la selección exquisita del donante, que no tiene que estar emparentado genéticamente con el receptor sino tener un grupo sanguíneo compatible, y que además debe reunir una serie de requisitos como ser mayor de edad, estar en buena forma física, tener una buena función renal y no sufrir enfermedades importantes que impedirían el trasplante.

Los casos de donación de donante vivo requieren también una evaluación médica por parte de un psiquiatra y un informe positivo del comité ético del hospital.

Respecto a las repercusiones físicas que pueda tener para el donante, el director médico de trasplantes renales afirmó que al quitarle un riñón se pierde masa renal pero la actividad se recupera en el primer mes.

Además, especificó que la incidencia de insuficiente renal en donantes es muy baja, un 0,004% y tampoco se ha constatado una vinculación con la hipertensión.

En cuanto a la intervención, el coordinador quirúrgico de trasplantes renales, José Rodríguez de Vera, se refirió a la complejidad de la operación ya que deben permanecer abiertos dos quirófanos, uno para la extracción, que se realizó por laparoscopia, y otro para el trasplante.

El especialista explicó que el riñón debe estar menos de una hora sin recibir sangre y, entre la extracción y el trasplante, se produce lo que el urólogo Pedro Gutiérrez denominó como cirugía de banco, en el que se revisa el órgano que se pretende trasplantar para garantizar que se encuentra en buenas condiciones.

El coordinador de enfermería de trasplantes, Antonio Rodríguez, subrayó que además del importante reto logístico que supone hacer este tipo de trasplantes es también un buen reto formativo.

En este sentido, los especialistas calcularon que a partir de ahora comenzarán a realizar este tipo de trasplantes cada dos meses, y al respecto la coordinadora de la unidad de trasplantes, Margarita Rufino, dijo que ello permitirá disminuir las listas de espera de pacientes en espera de un trasplante.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha