eldiario.es

Menú

Los directores y gestores de servicios sociales piden la dimisión de Inés Rojas

4.000 personas con derecho a prestación han muerto en el Archipiélago sin haber recibido ningún subsidio. Más del 50% de los dependientes de las islas no han recibido ayuda frente al 20% del resto del Estado.


- PUBLICIDAD -
José Manuel Ramírez Navarro, Presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

José Manuel Ramírez Navarro, Presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

El portavoz de la Asociación de directores y gerentes de Servicio Sociales, José Manuel Ramírez, ha solicitado, una vez más, este miércoles la dimisión de la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, a la que responsabiliza de la "nefasta gestión" de las ayudas destinadas a personas en situación de dependencia. En declaraciones realizadas a la Cadena Ser, Ramírez señaló que más de 4.000 personas han fallecido sin percibir ninguna ayuda pese a tener derecho a ello. Otros 12.739 afectados aún esperan.

Según indicó el portavoz, Canarias es una de las regiones con menor grado de cumplimiento en la prestación de este tipo de subsidios. Ramírez recordó que en las islas más de la mitad de las personas dependientes no ha percibido estas ayudas, una situación que contrasta, negativamente con el 20% que arrojan las estadísticas a nivel nacional. Una situación que reconoce el gobierno y que ha provocado que los directores y gerentes de servicios sociales reiteren la necesidad de relevar a Rojas al frente de la consejería del área. Esta noticia llega en un momento en el que el PP ha denunciado el desvío de cinco millones de euros originalmente destinados al área de Servicios Sociales a Vivienda.

En este sentido, la asociación ha convocado a la prensa, este viernes, a un encuentro en el Observatorio de Dependencia donde se analizará la situación por la que, en este momento, atraviesan los dependientes canarios. En este acto se presentaran los resultados y calificaciones de las comunidades de acuerdo a la aplicación de la Escala de Valoración y sus indicadores así como las tendencias en cuanto al desarrollo y aplicación de la Ley en el último año. También se presentaran los datos relativos a los costes y financiación del Sistema de Atención a la Dependencia y las aportaciones de la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y el Copago por CC.AA.

A la cola en servicios sociales

Atendiendo a los últimos informes de la asociación, Canarias no saldrá muy bien parada del envite. Según el Índice 2013 de Derechos, Economía y Cobertura (DEC), la Comunidad Valenciana, Canarias, Madrid y Murcia tienen, por este orden, los peores servicios sociales de todo el país. Este informe determinó que el nivel de desarrollo del sistema es "irrelevante" en estas comunidades autónomas y "débil, estancado y con perspectiva negativa" en el conjunto de España.

Este índice, realizado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, mide y evalúa el desarrollo de las políticas, estructuras y presupuestos del sistema en tres bloques -derechos, economía y cobertura- asignando una puntuación de 0 a 10 tras cruzar datos oficiales de indicadores varios, como el alcance de determinados servicios o el gasto por habitante en cada comunidad.

Así, concluye que, de media, el desarrollo de los servicios sociales en España es más bien débil, con una nota media de 4,92 puntos y va a peor por los recortes, "casi 500 millones de euros en cuarto años". Comunidad Valenciana tiene un 0,6; Canarias un 2; Madrid un 2,75 y Murcia un 2,8, de modo que son "los peores servicios sociales" de todo el país, lo que, a juicio del presidente de la asociación, José Manuel Ramírez, "es lo mismo que decir que tienen los peores servicios sociales de toda Europa".

Junto a estas comunidades autónomas donde el desarrollo de los servicios sociales se considera "irrelevante" figuran también Galicia, con un 3,65 y Andalucía, que está en un 4,40. Si bien tienen más nota que otras regiones, no han alcanzado la excelencia en ninguno de los tres grandes ámbitos a examen, condición imprescindible para entrar en mejores categorías.

En el nivel inmediatamente superior, con un desarrollo "débil" de los servicios sociales, se sitúan Extremadura y Baleares, y ya en el tramo "medio bajo" aparecen Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Asturias, Castilla-La Mancha y Aragón. En el nivel "medio" están País Vasco y la Rioja y, en el top aparece Navarra, la única cuyos servicios sociales son considerados de nivel "alto" por el estudio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha