eldiario.es

Una expedición científica internacional estudiará los montes submarinos de Canarias

El próximo 29 de octubre partirá del puerto de Santa Cruz de Tenerife la expedición, denominada 'JC142', para analizar detalladamente el monte submarino Tropic, localizado a 250 millas náuticas al suroeste de Canarias

- PUBLICIDAD -
Una expedición científica internacional estudiará los montes submarinos de Canarias.

Una expedición científica internacional estudiará los montes submarinos de Canarias. Cedida

El próximo 29 de octubre partirá del puerto de Santa Cruz de Tenerife la expedición científica internacional denominada JC142, a bordo del buque de investigación británico James Cook, para realizar un estudio detallado del monte submarino Tropic, localizado a 250 millas náuticas al suroeste de Canarias.

El Tropic pertenece a un conjunto de montes submarinos elevados casi 3.000 metros por encima de los fondos marinos que se denominaron como las Abuelas de las Canarias dada su edad en relación con la formación de las actuales islas. La campaña finalizará el 8 de diciembre.

La expedición científica JC142 se enmarca dentro del proyecto internacional Marine E-tech con la participación del Centro Oceanográfico Nacional del Reino Unido (NOC), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Servicio Geológico del Reino Unido (BGS), la Universidad de Southampton y la Universidad de Sao Paulo (Brasil).

En el monte submarino Tropic se utilizará equipamiento de muy alta tecnología como el vehículo submarino autónomo Autosub6000 y el mini-submarino no tripulado 'ISIS', que permitirán obtener mapas, videos y fotografías de muy alta resolución y muestras de las mineralizaciones. El Autosub6000, propiedad del NOC, es famoso por haber descubierto los sistemas hidrotermales activos más profundos de la Tierra, a 5.000 metros de profundidad en el Caribe.

Además de estos sistemas, también se emplearan sensores para medir las turbulencias causadas por el monte submarino, así como se monitorizarán las plumas de sedimentos generadas por la actividad de los mini submarinos.

El Dr. Javier González, investigador del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), participará como experto en costras de ferromanganeso, ya que realizó su tesis doctoral en costras y nódulos del Golfo de Cádiz y de la Antártida.

El objetivo de la expedición 'JC142' es realizar un estudio multidisciplinar que combina geología, geofísica, geoquímica, hidrografía y microbiología para estudiar los factores locales que controlan la formación de depósitos de costras de ferromanganeso en el monte submarino Tropic (océano Atlántico Central).

Este monte submarino se encuentra al suroeste de Canarias y está incluido dentro del área de extensión de la Plataforma Continental 2 más allá de las 200 millas náuticas, presentada por España ante la Comisión de Limites de las Naciones Unidas en Nueva York en 2014. El IGME estudia estas mineralizaciones de la provincia de montes submarinos de Canarias desde el año 2011.

El monte submarino Tropic es un antiguo volcán formado durante el Cretácico hace unos 100 millones de años. El Tropic tiene unos 50 kilómetros de diámetro con una altura de unos 3.000 metros y una cumbre plana a 1.100 metros de profundidad. En sus laderas y cima se encuentran extensos depósitos minerales de costras de ferromanganeso formadas durante últimos 30 millones de años.

Los depósitos de óxidos de ferromanganeso de los fondos marinos, representan la más importante fuente del planeta de elementos para la fabricación de productos de alta tecnología y aún están muy poco explorados.

Estos depósitos polimetálicos están formados esencialmente por nódulos de manganeso ricos en cobre y níquel y costras de ferromanganeso ricas en cobalto, teluro y tierras raras pesadas.

Esta combinación de metales base tradicionales y el elevado enriquecimiento en elementos para la alta tecnología, convierte a los depósitos marinos de óxidos de ferromanganeso en objeto de interés para la Ciencia y la Sociedad.

Aunque a escala global se conocen razonablemente bien los procesos de formación y la distribución de los depósitos marinos de nódulos y costras de ferromanganeso, aún quedan importantes interrogantes sobre la influencia a escala local de factores como son: las corrientes oceánicas, los procesos de afloramiento de aguas profundas, las tasas de sedimentación, los microorganismos la composición de las masas de agua o la productividad biológica. Todos ellos se consideran cruciales en la formación y composición de estos depósitos minerales. El proyecto Marine E-tech pretende dar respuesta a estos interrogantes.

Publicación de impacto internacional

La revista Ore Geology Reviews acaba de publicar un estudio sobre costras de ferromanganeso liderado por el IGME en colaboración con investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto de Geociencias y el Instituto Español de Oceanografía.

Se han descubierto y estudiado por primera vez de forma pormenorizada los depósitos de costras de ferromanganeso de los montes submarinos del sur del archipiélago de Canarias.

Estos minerales cubren las laderas y cimas de los montes submarinos Tropic, Echo, Paps y Drago formando depósitos ricos en hierro, manganeso, cobalto y tierras raras entre otros elementos. Son probablemente los más importantes por su extensión y contenidos en elementos estratégicos de los existentes en la España submarina.

Las costras de ferromanganeso se han formado sobre montes submarinos muy antiguos que fueron volcanes activos en el Cretácico, hace unos 100 millones de años. Algunos de ellos como el monte Tropic o el Echo llegaron a estar emergidos hace millones de años formando islas, y podríamos decir que son las 'abuelas' de Canarias.

Los primeros estudios sobre la antigüedad de las costras indican que al menos tienen edades de unos 28 millones de años, y que en el caso del monte submarino Tropic podrían alcanzar los 76 millones de años. Si finalmente se corroboran estas edades mediante estudios isotópicos, podríamos estar ante algunas de las costras de ferromanganeso más antiguas de las conocidas a día de hoy en la Tierra.

Esto es importante para la Ciencia, ya que durante su formación lenta a lo largo de los tiempos geológicos, las costras de ferromanganeso han ido registrando en sus minerales y geoquímica los cambios ambientales del pasado, y con su estudio se podrán descifrar informaciones muy valiosas sobre la evolución del clima, los procesos geológicos y las corrientes marinas del planeta.

Esta investigación incluye la codirección con la Universidad Complutense de Madrid de una tesis doctoral sobre la mineralogía y geoquímica de las costras de ferromanganeso de las Canarias.

A su vez, recientemente el IGME ha firmado un memorando de Colaboración con el Centro Oceanográfico Nacional del Reino Unido (NOC) para la investigación geológica marina, incluyendo la exploración de recursos minerales, y la participación en campañas conjuntas como la próxima expedición JC142.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha