eldiario.es

Menú

Familia con 8.000 euros de ingresos

FÁTIMA BÁÑEZ VUELVE A EJERCER COMO ANIMADORA DEL CONSEJO DE MINISTROS

La caricatura más grotesca de lo que pretende aparentar este Gobierno la pone siempre alguno de los payasos que se sientan en el Consejo de Ministros. Este viernes le tocó ejercer de Fofita a la ministra Fátima Bá&ntild

- PUBLICIDAD -
Fátima Báñez.

Fátima Báñez.

La caricatura más grotesca de lo que pretende aparentar este Gobierno la pone siempre alguno de los payasos que se sientan en el Consejo de Ministros. Este viernes le tocó ejercer de Fofita a la ministra Fátima Báñez, que volvió a demostrar ante la opinión pública nacional que cualquier patán puede formar parte del Gobierno de Mariano Rajoy. Para explicar la pirueta según la cual las personas paradas que vivan con sus padres no tendrán derecho a los 400 euros si sus progenitores tienen algún ingreso, la ministra Báñez tuvo la feliz ocurrencia de poner como ejemplo una familia en la que se ingresen 8.000 euros al mes. Sería este el caso, según explicó con la torpeza que la caracteriza, en el que un hijo parado no tendría derecho a la prestación. Claro que se olvidó de explicar que bastaría con que en ese mismo hogar los ingresos fueran de poco más de 1.400 euros para que los efectos sobre los perceptores de las ayudas pasaran a ser idénticos, es decir, cero. Es la ideología, queridísimos estúpidos, es la pretensión del Partido Popular de que nos convenzamos todos de que en España o se pertenece a una familia que ingrese un promedio de 8.000 euros al mes o automáticamente te conviertes en un subsidiado que ni quiere trabajar, ni se forma ni hace nada por arrimar el hombro para sacar al país adelante. Una familia con 8.000 euros de ingresos puede permitirse, por ejemplo, pagar un alquiler para que el vástago desempleado mantenga su independencia y pueda pedirle al Gobierno los 400 euros de ayuda que se le negará al joven o a la joven que tuvo que abandonar su piso, bien por desahucio o bien por imposibilidad de pagar el alquiler, y regresar al hogar paterno (o del abuelo) a buscar un refugio y repartir los pocos ingresos que lleguen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha