eldiario.es

Menú

Larry volvió a las andadas

HASTA MUCHO TARDÓ

Fue un espejismo. Ese pedazo de político que es Larry Álvarez engañó a unos pocos con aquel amago de independencia frente a su Excelencia y mentor, José Manuel Soria, cuando se abstuvo en los presupuestos del Cabild

- PUBLICIDAD -

Fue un espejismo. Ese pedazo de político que es Larry Álvarez engañó a unos pocos con aquel amago de independencia frente a su Excelencia y mentor, José Manuel Soria, cuando se abstuvo en los presupuestos del Cabildo. Parecía que se abría una brecha en el monolito bicéfalo que es el Reich que gobierna el PP canario por aquel intento de Luis Larry de poner distancia entre él y el líder con pies de barro. Pero ambos han decidido permanecer en la ciénaga para, si se diera la oportunidad, salir juntos y, en el peor de los casos, ser engullidos simultáneamente por las acciones conjuntas y solidarias que ambos han protagonizado dentro y fuera del partido en los últimos doce años. El gesto pendenciero y de portero de discoteca que protagonizó el sábado el que fuera número dos del PP canario es una muestra más de que, si fue gallardonista, ya se le pasó la calentura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha