eldiario.es

Menú

(Mari) Mar de fondo en CC

VOCES GRANCANARIAS CLAMAN POR UN EXPEDIENTE A JULIOS

- PUBLICIDAD -

Que Mari Mar Julios uniera su voto al PP y al Grupo Mixto en contra de los dos partidos que apoyan al Gobierno (CC y PSOE) no ha supuesto un cisma en Coalición Canaria, por mucho que lo pudiera pretender la señora diputada, sino un atolondrado ridículo. Voces nacionalistas clamaban este martes por la apertura de un expediente disciplinario por la ruptura de voto de Julios de la que no se sabe muy bien si pretendía congraciarse con un sector empresarial grancanario que jamás será nacionalista (sino del PP) o si lo que en realidad buscaba era llamar la atención de una dirigencia, la suya propia, que ella cree que la ningunea. "Desde el congreso está nerviosa preguntando si va o no va a ir en la próxima lista al Parlamento", cuyas elecciones se celebrarán irremediablemente en 2015. En defensa de las tesis empresariales, Julios llegó a comparar la rebelión en pro de los hoteles de cuatro estrellas con la movilización ciudadana que vivió Gran Canaria cuando reclamó la creación de la Universidad. Tela. Una desproporción que no solamente esconde una deficiente visión política, sino también un deseo irrefrenable de reposicionarse dentro de su partido. La dirección insular de CC en Gran Canaria se enfrentó el lunes a una posición ciertamente difícil, con Julios y Bañolas proponiendo una estrategia en torno a esa moratoria turística después de que el viernes ambos salieran posicionándose claramente en favor del movimiento empresarial. El margen para evitar el estropicio era ciertamente corto. La respuesta fue tan airada como cabía esperar porque, en palabras de algunos dirigentes, convertir la Permanente de cada isla en el cónclave donde se decide lo que van a votar sus parlamentarios equivale a regresar a las AIC, el germen insularista de CC. El debilitamiento político al que Julios y Bañolas han sometido a su propia organización engorda políticamente a Román Rodríguez, que se fortalece como única opción de peso del nacionalismo en Gran Canaria, y da oxígeno y argumentos de confrontación al PP, que ve cómo una diputada de CC le apoya en una votación parlamentaria a pesar de que el partido de Soria no era partidario en la pasada legislatura de abrir la puerta a nuevos hoteles de cuatro estrellas y, como mucho, rebajó sus pretensiones a los de cinco tras haberse enrocado únicamente en los cinco estrellas gran lujo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha