eldiario.es

Menú

¿To be or not to be (here)?

LA DEFENSA DE OLIVERIO H.G. DA LA NOTA EN EL JUICIO

Vaya por delante que para ejercer la abogacía en Canarias no es obligado hablar en amazigh ni escribir en tifinagh. De momento y Don Pepito mediante. Pero este martes resultó llamativo el desconocimiento de una de las abogadas defens

- PUBLICIDAD -

Vaya por delante que para ejercer la abogacía en Canarias no es obligado hablar en amazigh ni escribir en tifinagh. De momento y Don Pepito mediante. Pero este martes resultó llamativo el desconocimiento de una de las abogadas defensoras de Oliverio H.G., el chico que nunca debió estar suelto la noche que mataron a Iván Robaina, de una de las mañas más conocidas de la lucha canaria. José María Palomino, abogado de la acusación particular, ponía en entredicho la versión de Oliverio de que nunca participó en la agresión. El acusado, viéndose en una de las imágenes agarrando por la cintura a Iván, aseguró que lo estaba abrazando para tranquilizarlo. Y Palomino se le echó al cuello, o al muslo, dado el caso: "¿Abrazándole para apaciguar? ¿Da usted abrazos como pardeleras?". A la defensa de Oliverio no le gustaba nada el modo de caminar que tenía la perrita del fiscal Pintado y Palomino. Y doña Paloma Ortiz, con todas sus zetas, ni corta ni perezosa, admitió haberse enterado ahí mismo qué era eso de una pardelera, cosa bien distinta a una pardela. "Por cierto, ¿es hacer o estar? ¿Se hace una pardelera o se es una pardelera?", preguntó la letrada ante el asombro general. To be or nor to be (here), my dear. Ahul.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha