eldiario.es

Menú

El fiscal provincial que no lo evitó

GUILLERMO GARCÍA-PANASCO ES ESPOSO DE LOURDES QUESADA

Pero aún siendo grave que el consejero responsable de los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma cometa ese atropello jurídico entregando a la fiscalía un disco duro que no es suyo y que la fiscal

- PUBLICIDAD -

Pero aún siendo grave que el consejero responsable de los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma cometa ese atropello jurídico entregando a la fiscalía un disco duro que no es suyo y que la fiscalía no debería ni siquiera tocar, más grave es que el Ministerio Público haya aceptado prestarse al juego. Porque Ruano sabe a lo que juega. Conocedor de que el caso está judicializado en un juzgado de instrucción, utiliza a la Fiscalía como correo para que parezca que la judicialización viene dada por el contenido del disco duro y no por la intromisión ilegal en el mismo y los daños causados, que fue lo denunciado por la perjudicada. La Administración Autonómica, que primero se lo carga, luego con el mero encargo de repararlo lo pasea por media España, y al final acaba en manos de Ruano, desoyendo la petición expresa de la magistrada de que le fuera devuelto de inmediato. ¿Y la Fiscalía? El fiscal jefe provincial sabe a qué juega Ruano, a proteger a José Manuel Soria y al Gobierno de la investigación que ha iniciado la magistrada Victoria Rosell sobre algunos aspectos de los concursos del Servicio Canario de Salud. Y la secretaria general de ese órgano es la esposa del fiscal jefe provincial, Guillermo García-Panasco, la famosa Lourdes Quesada, la que ordenó cambiar las bases del concurso propiciando que lo pudiera ganar Lifeblood. Casi estamos por opinar que alguien debería ir cediendo el paso a la Fiscalía Anticorrupción, más que nada para evitar malos entendidos y la tentación de algunos subordinados de hacer la pelota al jefe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha