eldiario.es

Menú

De libro

UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO

No es que queramos quitar mérito a nadie, pero las responsabilidades políticas del asunto eólico son evidentes. Un consejero de Industria que otorga la potencia eólica; un presidente de Autoridad Portuaria que otorga el su

- PUBLICIDAD -

No es que queramos quitar mérito a nadie, pero las responsabilidades políticas del asunto eólico son evidentes. Un consejero de Industria que otorga la potencia eólica; un presidente de Autoridad Portuaria que otorga el suelo público a la remanguillé, y un presidente del Cabildo, consejero del Puerto y jefe y hermano del que daba la potencia eólica, que deja morir a la empresa competidora de la empresa amiga. Pónganle ahora todos los adornos que quieran: un chalecito en Los Toscanes, un viajecito a Alemania, el despido del funcionario que denunció, la querella contra el periódico que descubrió el tomate... ¡Ahí va! ¡Qué horror! ¿Será por todo esto (y por muchas cosas más, que diría Luis Aguilé) por lo que culpan al PSOE? Oiga, ¿y las responsabilidades penales? ¿Tiene previsto alguien actuar de oficio? ¿Cómo se castiga eso de mentir a un juez? ¿Y a una comisión de investigación? Nosotros, por la parte que nos toca, seguiremos informando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha