eldiario.es

Menú

La misma petición que en el Mamotreto

TRES AÑOS POR UNOS MUROS, UNA PAJARERA Y UNA PÉRGOLA

- PUBLICIDAD -

Sorprenderse a estas alturas de que el Gobierno de Mariano Rajoy, donde se sienta José Manuel Soria, concediera el indulto parcial a Miguel Ángel Ramírez equivale a ser un marciano. Además de previsible, es una decisión proporcional al disparate que, desde un principio, fue este proceso. Ya resulta extravagante y desproporcionado pretender infligir a cualquiera un golpe tan fuerte (tres años de cárcel) por unas construcciones ilegales del calibre de las que ocuparon a jueces, fiscales y Seprona en este caso. Toda España (y parte del extranjero) acaba de asistir atónita a una sentencia por un daño ambiental descomunal en las costas gallegas que se ha saldado sin condenas a los responsables directos, indirectos o diferidos de la catástrofe del Prestige, y aquí en Canarias son múltiples los atropellos urbanísticos que no merecen la menor atención de la Fiscalía. El caso Mamotreto (playa de Las Teresitas) que se sustancia estos días en un juzgado de Santa Cruz de Tenerife, merece para la misma fiscalía igual consideración penal que los muros, la pérgola y la pajarera de Ramírez, cuando a los principales encartados se les acusa de levantar un edificio con dinero público sin autorizaciones de ningún tipo a sabiendas y en zona de protección de Costas. Si tanto interés tiene el Ministerio Público en cazar a Miguel Ángel Ramírez quizás debiera centrarse en otras actividades suyas relacionadas con adjudicaciones públicas o relaciones laborales. Pero con un consejo gratuito por anticipado: que se arme bien de pruebas, porque lo conseguido en este caso es tan ridículo que volver a patinar con el mismo encartado equivaldría a elevarlo a los altares definitivos de la intocabilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha