eldiario.es

Menú

Todos de puntillas por el 'caso Eolo'

LO INVESTIGÓ DE AQUELLA INCOMPLETA MANERA LA BRIGADA DE LA POLICÍA JUDICIAL

El tal Vargas, indecente policía donde los haya, actúa desde el resentimiento por haber sido apartado traumáticamente de sus funciones al detectarsre que había motivos suficientes para desconfiar de él. Se lleg&o

- PUBLICIDAD -

El tal Vargas, indecente policía donde los haya, actúa desde el resentimiento por haber sido apartado traumáticamente de sus funciones al detectarsre que había motivos suficientes para desconfiar de él. Se llegó a sospechar que pasaba información a los malos, lo que constituye abrir una brecha insostenible en un equipo de policías que se jugaban el pescuezo al investigar a clanes tan mafiosos como los que en aquellos años formaban algunas buenas piezas del PP. Su torpeza como denunciante y su afán por quedar bien con el partido que todos dan por ganador en 2012, le llevan no sólo a repetir la burda denuncia, sino a olvidar por qué se llegó a lo que se llegó en 2006, por qué se encargó a la Brigada de Información las investigaciones de Telde y Mogán. Oculta el tal Vargas que desde finales de 2005 se había puesto en marcha una compleja investigación que también afectaba al PP, el caso Eolo, que fue llevada a cabo de una deficiente manera por la Brigada de la Policía Judicial, entonces dirigida por el comisario Ignacio Badenas, nombrado por el Gobierno de CC y del PP primer jefe del Cuerpo General de la Policía Canaria, cargo que desempeña en la actualidad. Nadie dice nada de la investigación de Eolo, quizás porque se detuvo en seco en la puerta del despacho director general de Industria y Energía, Celso Perdomo, sin tocar ni siquiera de refilón al que era su jefe, Luis Soria, aún teniendo sobre la mesa del comisario Badenas pruebas que relacionaban al menor de los hermanos con actuaciones sospechosas que ni siquiera se llegaron a investigar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha