eldiario.es

Menú

Prisión provisional y sin fianza para el asesino confeso de Saray González

El joven Alberto Montesdeoca Pérez ha comparecido la mañana de este jueves ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, donde se ha declarado autor de los hechos

Los agentes han encontrado una mochila donde Alberto guardó las armas con las que al parecer acabó con la vida de Saray y que dejó a cargo de un amigo que ha sido localizado por los agentes

- PUBLICIDAD -

El juez del Juzgado de Instrucción número 7 - en funciones de Guardia - de Las Palmas de Gran Canaria, ha imputado a Alberto Montesdeoca Pérez., detenido como presunto autor de la muerte de la joven estudiante palmera de 27 años Saray González, un delito de asesinato y ha decretado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

El acusado, de 19 años, compareció durante la mañana de este jueves ante la Justicia, donde confirmó los hechos ante el magistrado, tras haberlo hecho previamente ante los agentes de la Policía Nacional que le detuvieron e interrogaron el miércoles.

Fuentes conocedoras de la investigación señalaron una bronca por ruidos entre vecinos, como posible causa de la violenta muerte de Saray, cuyo cuerpo fue hallado sin vida hace dos semanas en el piso de estudiantes en el que residía en la calle Pérez del Toro, de Las Palmas de Gran Canaria.

En principio, el autor confeso habría agredido a la estudiante de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria con un instrumento de uso agrícola después de que esta le llamara la atención por el escándalo que estaba montando en su vivienda, donde solía jugar a videojuegos de lucha con el volumen de la pantalla muy alto. Vecinos de la zona apuntan que la misma situación sucedía al contrario y que quien solía quejarse por los ruidos era la familia del agresor.

Según fuentes conocedoras de la investigación consultadas por Canarias Ahora, Alberto habría subido a la vivienda de la chica desde un piso inferior y le habría asestado varios golpes. Dejándola todavía con vida, habría bajado las escaleras para poco después volver a subirlas y propinarle más golpes en la cabeza, como así desveló la autopsia realizada, que también aclaró que Saray intentó defenderse de la agresión. Entre las pruebas para acusar al joven que confesó ser autor del asesinato, los investigadores han encontrado restos de Saray en la vivienda de Alberto.

Además, han encontrado una mochila donde Alberto guardó las armas con las que al parecer acabó con la vida de Saray y que dejó a cargo de un amigo que ha sido localizado por los agentes.

La  directora del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas, María José Meilán, llegó a confirmar que Saray González recibió golpes "lo suficientemente graves" como para producirle una muerte rápida. El caso, que se encuentra bajo secreto de sumario, ha generado una gran consternación entre la comunidad estudiantil y en la zona donde residía así como en la isla de La Palma. El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) llegó a lamentar que se trate, de nuevo, de una situación de violencia hacia una mujer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha